Pocos imaginaron alguna vez a Demi Moore, la mujer por la que Robert Redford llega a pagar un millón de dólares para pasar una noche (Una propuesta indecente), sin sus dientes delanteros.

Pues bien, la propia actriz acaba de publicar una imagen suya, real, sin las paletas. “Me gustaría explicar que me lo hice cayendo de un monopatín, pero no es así. Perdí los dos dientes frontales por el estrés. Y lo quiero compartir porque creo que es importante”, cuenta la diosa hollywoodense en el programa del periodista Jimmy Fallon en la NBC.

Según Moore, la importancia de crear conciencia sobre el estrés es porque se trata de “una de las principales causas de mortalidad en América” después de los problemas cardiovasculares.

[el 25% de los estadounidenses ha sufrido ansiedad elevada, según una encuesta de 2015 publicada por la Harvard School of Public Health]”. Así de clara ha sido la actriz Demi Moore en el programa del periodista Jimmy Fallon en la NBC (puede ver el vídeo encima de estas líneas).

“Mis hijas se reían, y me decían que eso me hacía más vulnerable y humana”, recuerda. “Me pasó en un momento de mucha ansiedad”, cuenta y finalmente agradece a la “Odontología moderna” por haberle puesto los dientes nuevamente en su lugar.