En medio de las críticas de los candidatos presidenciales a la banca por no darles financiamiento para la campaña, el Servel arremetió contra las entidades financieras.

En una entrevista con Cooperativa consignada por El Dínamo, el presidente del Consejo Directivo del Servicio Electoral, Patricio Santamaría, aseguró que en el fondo no se trata de un crédito sino que de un “anticipo de dineros que posteriormente van a ser entregados”.

Hay que recordar que Alejandro Guillier aseguró que el BancoEstado le negó financiamiento, apelando a la ley actual y también la banca privada hizo lo propio, pero de acuerdo a una decisión de sus directorios, según sostuvo el candidato la semana pasada.

Santamaría sostuvo hoy que “el sistema va a haber que revisarlo, porque es un sistema donde el caso de los anticipos, vale decir, el dinero que el Estado entrega a los candidatos, sólo se da en elecciones parlamentarias, no en las presidenciales”.

El timonel del Servel añadió que “creo que los bancos tienen la libertad de determinar las condiciones de crédito, pero yo tengo una mirada distinta, (…) no se trata esto de un crédito específicamente. Aquí los bancos operan como anticipadores de aportes fiscales, porque es una situación especial, transitoria”.

La autoridad electoral señaló que “los dineros que reciben los candidatos no se considera que ingresan a su patrimonio, vale decir, cuando se ingresan a la cuenta del Servel del propio candidato, esto no se considera un aporte propio al candidato, son dineros que posteriormente se devuelven con el reembolso que el Fisco entrega”.

Respecto a las excusas del BancoEstado, Santamaría declaró que “la respeto y no tengo responsabilidad sobre eso, me da la impresión que cuando la ley limita este vínculo de senadores y diputados respecto de contratos con el Estado, no se estaba refiriendo a este tipo de cosas”.

Finalmente, la autoridad enfatizó en que “esto es distinto a pedir un crédito para comprar una casa, acá no hay un beneficio que es lo que el constituyente o el legislador es lo que intenta preveer. Aquí no hay un beneficio para el candidato, es el anticipo de dineros que posteriormente van a ser entregados teniendo como garantía los votos que se obtengan en la elección”.