Cansada de las sensibles filtraciones que ha sufrido en el último tiempo a manos de algunos hackers, la cadena de televisión HBO decidió tomar una extrema medida para proteger su contenido estrella: Game of Thrones.

Según consigna Fansided, para proteger los capítulos del último ciclo de la serie, HBO optó por evitar entregar los guiones a sus actores ya sea vía papel o archivos digitales.

En ese sentido, la firma decidió hacer que los profesionales actúen las escenas y en ese preciso momento les irán diciendo las líneas de diálogo que repetirán.

El actor Nikolaj Coster-Waldau -que interprete a Jaime Lannister- sostuvo que al principio “podías sentarte, tomar notas y cosas así. Un par de años después, se volvieron paranoicos porque hubo filtraciones así que los obtuvimos de forma digital, en un archivo PDF“.

Sin embargo ahora todo cambió, afirmó el actor.

“Vamos a hacer una escena, nos dirán qué es lo que sucederá y grabaremos. Vamos a tener audífonos para la escena y alguien nos dirá la línea de diálogo y luego la diremos”, advirtió.