El presidente de la ANFP, Arturo Salah, salió a defenderse y a asegurar que no ha usado dinero del organismo para pagar viajes realizados por sus familiares, pese a que la propia institución habría pedido reponer las platas en cuestión.

En una conferencia de prensa, el ex DT de la “U” afirmó que “me siento frente a ustedes muy tranquilo. Todo lo actuado por mi parte y mi directorio ha sido con completa honestidad. Tengo valores, principios. Me avalan los casi 50 años de trayectoria”.

Añadió que “eso me permite estar con la tranquilidad que estoy. Acepto todas las críticas. Se me puede decir que soy un mal entrenador, que he jugado a la defensiva, que soy parco, pero no voy a permitir que se dude de mi honorabilidad ni de mi honestidad”.

A renglón seguido, Salah enfatiza que “el ambiente que se ha generado estos últimos días puede confundir y generar un ambiente que afecta a mí y a mi familia. Y tengo el deber de defenderla a brazo partido”. Por su parte, recalca que “es absolutamente claro que tengo que pagar todos lo gastos personal. Así ha sido y seguirá siendo”.

Frente a los errores administrativos ocurridos al interior del organismo que lidera, precisó que “también reconozco que he tenido una equivocación en esto”.

“En este período,en algunas ocasiones, me ha acompañado mi esposa. Como ustedes han comprobado, se ha facturado directamente a mí”.

Debido a este tipo de situaciones informó que se instalará un contralor interno del ente rector del fútbol chileno.

“Han sido días muy molestos e injusto. Me siento con la conciencia tranquila. Nunca ha significado un gasto pecuniario para esta institución. Di instrucciones precisas de acelerar procesos de gestión. Se ve que no ha sido suficiente lo que hemos hecho hasta ahora”, cerró.