Nosotras como representantes de diversas juntas vecinales del sector norponiente de la comuna de La Pintana nos manifestamos ante lo ocurrido el miércoles en nuestras calles y cercanías de nuestros hogares. Para empezar, queremos aclarar que somos representantes de un amplio número de personas trabajadoras y de esfuerzo.

La muerte de un Carabinero nos consterna. Sin embargo, se ha invisibilizado que pudo haber sido uno de los tantos niños o niñas que asisten al jardín ubicado a un costado de los enfrentamientos; que pudo haber sido un vecina o vecino que en ese horario se encontraba caminando en las calles y mañana de seguro será cualquiera. Nos remece el hecho de no recibir ningún llamado telefónico de parte de la autoridad máxima de nuestra comuna para consultar nuestro estado, porque ayer los hechos lo ameritaban.

Necesitamos saber qué pasará en términos de seguridad cuando estos ajustes de cuentas no cuenten con funcionarios policiales trasquilados; no obstante, la alcaldesa sí conversó con medios de comunicación, donde dijo: “algunas juntas vecinales son financiadas por narcotraficantes”. Sentimos que esto es una falta de respeto al trabajo de todos. Que no refleja el compromiso permanente que tenemos con la comunidad.

Nosotras no tenemos un vínculo permanente con el Municipio, ya que no se ha hecho presente en nuestros territorios. En el último tiempo hemos sido apoyados por algunas organizaciones como TECHO-Chile con quiénes hemos generado mesas de trabajo y nos han ayudado en el trabajo de mejorar la calidad de vida de todos nuestros vecinos.

Sentimos que nuestra imagen se ve expuestas a prejuicios y comentarios descontextualizados. La ciudadanía muchas veces se queda con lo que ve en la televisión, porque se sigue creyendo que la televisión dice la verdad y pocas veces se cuestionan lo presentado en pantalla.

Desde la comunidad, no subimos fotografías de las veces que nos encontramos en las calles haciendo colectas ante la muerte de un vecino; no publicamos la cantidad de reuniones internas que tenemos para mejorar nuestra calidad de vida.

Luchamos día a día por construir un espacio limpio de drogas y delincuencia, porque creemos en la trasformación mediante el trabajo comunitario continuo y por sobre todo confiamos en el poder de la organización. Hoy somos catalogados como sectores difíciles, como sectores permeados de delincuencia y de terror. Somos dirigentes luchamos
constante a nuestra realidad tan injusta.

Abiertamente manifestamos que los dichos de Claudia Pizarro no nos representan y denunciamos su incapacidad de llevar a la mesa los temas de fondo. Llevamos meses exigiendo mayor seguridad. Creemos que la solución no pasa por contar con mayor presencia policial.

Manifestamos lo anterior con la intención de mostrar nuestra realidad y de hacer ver al resto de las comunas que tenemos voz y que tenemos el derecho de ser escuchadas. Aquí hay dirigentas que no trabajan de la mano de narcotraficantes y tampoco codo a codo con el municipio, por lo que no sentimos temor de hacer evidente nuestra molestia. Si nos quedamos calladas, perderemos nuestra reputación y trabajo que hacemos en nuestros barrios constantemente.

Atentamente,

Junta de Vecinos Villa El Bosque.
Junta de Vecinos Villa Los Eucaliptus.
Junta de Vecinos Villa Magdalena I.
Junta de Vecinos Villa Mediterráneo.
Junta de Vecinos Villa Arcoíris de la Esperanza.
Tatiana Navarrete, Presidenta de la Junta de Vecinos Villa los eucaliptus