La periodista y mujer ancla del área de prensa de Canal 13, Constanza Santa Maria, recordó este sábado un oscuro episodio profesional de “cuando era chica”.

Según consigna La Tercera, la periodista señaló que “Ricardo Lagos me dejó llorando después de una entrevista. Fue para un 19 de septiembre. Yo era chica y quería hacer una entrevista diferente. Fui súper dura en mis preguntas. Lagos me contestó mal y me trató pésimo. Me sentí mirada en menos: por ser mujer, chica e ignorante. Hice una pataleta afuera de La Moneda, me sentí ninguneada”.

En otro punto del artículo, la profesional señala que “Ya no me cuelgo del cuello del entrevistado. Me criticaban mucho de que no los dejaba hablar. Había un poco de machismo en esos comentarios. La mujer en televisión tiene que ser más dulce, mientras que el hombre puede ser más duro. No soportaba que no me contestaran las preguntas. Con los años entendí que el que pierde en una entrevista es el que se enoja”.

Al mismo tiempo reveló algo de su vida personal al declarar que “En mi casa no se escucha reggaetón. Mis hijos me reclaman que son los únicos que no se saben las canciones de moda. Y les digo que tengan mucho orgullo. Aunque suene conservador, son canciones súper ordinarias, que denigran a la mujer y no corresponde que los niños chicos las canten. Bailo de todo, menos reggaetón”.