El encuentro que enfrentó a Católica y Coquimbo Unido el pasado viernes, válido por la primera fecha del campeonato nacional, marcó el debut oficial del flamante refuerzo cruzado: Edson Puch.

El iquiqueño, que según la crítica deportiva jugó un buen partido pese al deslucido desempeño de la visita, también fue noticia por una acción que protagonizó antes de iniciar el encuentro, cuando saludó a todos los jugadores de Coquimbo, con excepción del arquero Matías Cano.

Horas después del encuentro, que favoreció a Católica por 2-1, Puch salió al paso de las especulaciones y ofreció disculpas al golero, ya que “no me había fijado que no lo había saludado”.

“No tengo ningún tipo de problema con él, solo que no me di cuenta”, agregó el seleccionado nacional.

Pero el delantero no se quedó ahí, y añadió que “la verdad que me sentí muy mal. Mi hermano me mandó el video preguntándome porque no lo había saludado. Después del partido fui a buscarlo al camarín para pedirle disculpas, pero ya se había ido”.

“La gente que me conoce sabe que jamás haría algo así”, concluyó Puch.