Este lunes se oficializó una noticia a la que solo le faltaba el timbre: dos exjugadores íconos de la institución universitaria ingresan al directorio de Azul Azul, según se decretó este lunes durante la junta ordinaria de accionistas de la concesionaria. Además, Jorge Burgos también ocupará uno de los 11 puestos en la nueva conformación de la mesa.

La primera decisión de la junta fue definir como nuevo presidente a José Luis Navarrete, además de comenzar a delinear una nueva política al interior del club deportivo para potenciar las divisiones inferiores y tratar de sacar del mal presente al primer equipo, que está en los últimos lugares del torneo. Además de mostrarse satisfecho por su nuevo cargo, Navarrete aclaró que “el tema del estadio, el principal gestor era Carlos Heller y hoy no está con nosotros. Ese proyecto está congelado por todas consecuencias que todos conocemos”.

Heller, expresidente, y uno de los tres nombres que salen de la mesa, no se hizo presente en la cita en el Hotel Intercontinental. “No hay autocrítica dentro del directorio. Se los interpeló y Daniel Shapiro simplemente dijeron que esperan no cagarla en el futuro”, relató a radio Cooperativa Jaime González, uno de los accionistas minoritarios que asistió a la reunión, donde además se trataron los números rojos con que el nuevo directorio se encontró.

Carolina Coppo, Andrés Weintraub, Mario Conca, Arturo Miranda, José Luis Navarrete, Gonzalo Rojas, Daniel Schapira y Eduardo Schapira completan la nómina.

El último informe financiero de Azul Azul arrojó pérdidas por 753 millones de pesos en 2018, los que se añadieron al déficit de 1.428 millones del año anterior a ese. En total el déficit asciende a $ 8.663 millones, detalló El Mercurio hace unas semanas.