En el devenir contemporáneo de la sociedad del rendimiento, el sufrimiento psíquico es cada vez más cotidiano, sin embargo, el estigma social entorno a la locura fomenta un tabú que pareciera ser un muro para la develación de la encrucijada que rodea la temática de salud mental.
Más de seiscientos mil chilenos se atienden por problemáticas de salud mental y según estadísticas de la OCDE Chile es el segundo país a nivel mundial con mayor cantidad de suicidios adolescentes, aún así, este país no cuenta con una ley de salud mental y contempla una de las tazas más altas en consumo de psicofármacos.

En este panorama, ¿Qué es lo que encuentra atravesando Chile respecto a salud mental?, está fue la pregunta de inicio de Nathalie Bravo, realizadora del documental @eldolorinvisible que se encuentra en fase de post producción y que obtuvo más de mil visitas en 24 horas en su primer corte de teaser pese a ser un proyecto totalmente autogestionado.

Nathalie Bravo nos comenta la importancia de romper el cerco comunicacional respecto a la problemática de salud mental, como también nos invita a dejar de lado los prejuicios y las etiquetas diagnosticas en salud mental ya que estas son una de las raíces del sobrediagnóstico médico y la sobremedicalización de la población.

@eldolorinvisible es una invitación a hablar de locura, resistencia y subjetividad sin prejuicios iniciales, una invitación a observar que hay detrás del sistema de salud mental desde un punto de vista crítico, pero principalmente desde un punto de vista justo para quienes sufren los estragos de este sistema en Chile.