Columna de María Elena Acuña: Narrativas sobre la violencia contra las mujeres

Foto: Agencia Uno

Columna de María Elena Acuña: Narrativas sobre la violencia contra las mujeres

Las responsables políticas de la última campaña de prevención de la violencia contra las muejeres se han disculpado y el video se retiró de las redes oficiales. ¿Soluciona esto el problema central? Pienso que no, porque el problema no es sólo el video; sino la falta de un enfoque claro y coherente. No se puede promover el arrepentimiento como una política pública para avanzar en estas materias.

Durante el fin de semana conocimos una nueva pieza de la campaña de prevención de la violencia contra las mujeres de SERNAMEG y el Ministerio de la Mujer y Equidad de Género, y terminó por mostrar que desde el gobierno no hay interés en avanzar seriamente en este tema: se insiste en la postura de que se trata de  problema individual, íntimo; en el arrepentimiento más que en la reparación, prevención y en los cambios culturales que necesitamos. Como lo ha señalado Rita Segato, los crímenes contra las mujeres son de orden político y quien ejerce violencia contra las mujeres reproduce contenidos culturales que están en la sociedad. 

El guion se centra en un anciano que en tanto abuelo le escribe a su nieta sobre sus errores de juventud, pidiéndole perdón a la abuela, y de alguna manera pidiéndole a la nieta que tenga paciencia con su pareja que la agrede. El mensaje final parece decirnos que el tiempo lo cura todo, que hace que olvidemos y que en la vejez todo hombre tiene derecho a ser redimido en tanto perpetrador de violencia contra las mujeres. Pero no se trata de canciones románticas machistas sino de acciones del Estado; también se trata del respeto al tiempo de las víctimas, el derecho al tiempo como bien lo ha planteado Vinka Jackson en el caso de niños, niñas y adolescentes víctimas de violencia sexual.

Funa a Ministra de la mujer en CESFAM de Ñuñoa. 13 de mayo 2020. Crédito: Agencia Uno

Tampoco podemos obviar el contexto en que el emerge el video, un contexto de confinamiento, de pandemia. Desde marzo que se vienen demandando acciones más claras y oportunas para abordar el hecho de que muchas mujeres, niños, niñas y adolescentes, producto de las cuarentenas y la crisis social, se encuentran en situaciones de peligro tanto porque se debilitan los dispositivos de protección como también porque inevitablemente se genera una forma de vida cotidiana donde deben convivir con sus agresores. 

Numerosos estudios muestran que la edad no inhibe a los hombres de acosar, abusar, violentar, violar y asesinar a mujeres. Es necesario recalcar una y otra vez que no es problema ni privado ni individual, sino político y estructural: lo personal es político.

Como en toda campaña comunicacional, sus partes, piezas y productos se construyen pensando en instalar ideas, y tal vez producir cambios. Desde ese punto de vista, es clara la intención que aquí se persigue: despolitizar las demandas de miles y millones de mujeres de vivir una vida libre de toda forma de violencia. Se sigue postergando un abordaje serio, informado, se malgastan recursos escasos, en lugar de diseñar planes a largo plazo que contengan una ruta sustentada en enfoques que sean transparentes y construidos de manera participativa con organizaciones de la sociedad civil que ya trabajan en la prevención de la violencia contra las mujeres, y que cuenten con presupuestos más allá de la voluntad de las autoridades de turno.  

“Se sigue postergando un abordaje serio, informado, se malgastan recursos escasos, en lugar de diseñar planes a largo plazo que contengan una ruta sustentada en enfoques que sean transparentes y construidos de manera participativa”.

Es imperativo que todas las discusiones relacionadas con la vida de las mujeres, en especial cuando se trata de políticas públicas, dejen de estar sometidas a los vaivenes de las creencias de las encargadas de turno. Las responsables políticas de la campaña se han disculpado, el video se retiró de las redes oficiales; ¿soluciona esto el problema central? Pienso que no, porque el problema no es el video o no es sólo el video, el problema es la falta de un enfoque claro y coherente con la idea central de resguardar la vida de las mujeres y las niñas, de que no es tolerable la violencia contra las mujeres en ningún contexto o bajo ningún motivo; que no se puede promover el arrepentimiento como una política pública para avanzar en estas materias.  

“Como en toda campaña comunicacional, sus partes, piezas y productos se construyen pensando en instalar ideas, y tal vez producir cambios. Desde ese punto de vista, es clara la intención que aquí se persigue: despolitizar las demandas de miles y millones de mujeres de vivir una vida libre de toda forma de violencia.”

Las autoridades políticas han quedado atrapadas en el texto de Las Tesis: “El patriarcado es un juez, que nos juzga por nacer; y nuestro castigo es la violencia que ya ves”.

*María Elena Acuña es académica del Departamento de Antropología, Facultad de Ciencias Sociales, Universidad de Chile.


Comentarios
Sabía ud que... LOS MÁS SUPERSTICIOSOS SON LOS CARPINTEROS PORQUE ESTÁN TODO EL DÍA TOCANDO MADERA. -------------------------------- Sabía ud que... HAY PERSONAS TAN MALÉFICAS QUE SON EL SEXO DEVIL. -------------------------------- Sabía ud que... LA CONVENCIÓN DE IMANES SE REALIZARÁ EN UN PARQUE DE ATRACCIONES. -------------------------------- Sabía ud que... LO QUE BUSCAS ESTÁ EN TI… O DEBAJO DE LA CAMA. -------------------------------- Sabía ud que... EN LOS CARRETES DE LOS ZANCUDOS SIEMPRE HAY ALGO PA PICAR. --------------------------------