Foto: Agencia UNO

Guetos verticales, apoyo al Apruebo y choque con ministros: Cinco episodios que marcan la carrera política de Rodrigo Delgado

Finalmente, el Presidente Piñera optó por el alcalde de Estación Central como nuevo ministro del Interior. Es bien curioso, porque su perfil hasta ahora había resultado incómodo para el Gobierno: Llamó a votar Apruebo en el Plebiscito, impulsó la consulta ciudadana en diciembre del año pasado, alzó la voz en medio de la pandemia por la gestión del Minsal y ha tenido algunos cruces con el ministro Figueroa por el retorno a clases. Además, hay dos manchas que aún resuenan de su gestión como edil: cuando fue salpicado en el Caso Basura y la aprobación de los guetos verticales.

APOYO AL APRUEBO

Junto con otros alcaldes de Chile Vamos, Rodrigo Delgado fue uno de los que llamó a respaldar el Apruebo. De hecho, en su calidad de vicepresidente de la Asociación Chilena de Municipalidades (Amuch), coordinó la consulta ciudadana que en su comuna arrojó casi un 95% de apoyo a una nueva Constitución.

Varios meses después, en diálogo con La Tercera, profundizó en torno a su opción: “El Apruebo da legitimidad a la discusión que permitiría tener cambios profundos en la Constitución en materia de modernización del Estado y en otros servicios sociales, que, por supuesto, son tan importantes para la gente. Un debate amplio siempre va a ser más legítimo que un conjunto de reformas pequeñas que, hasta ahora, al menos en lo que respecta a un Estado moderno, han sido sólo parches”.

ALCALDES VS MINSAL

En los primeros meses de la pandemia, los alcaldes se convirtieron en una verdadera piedra en el zapato para el Ministerio de Salud. Desde un principio se mostraron a favor de la cuarentena y se alinearon con la propuesta del Colegio Médico.

Para concordar posturas, el Gobierno opta por crear la mesa social. Sin embargo, hubo un punto de prensa donde finalmente se desató el quiebre: Germán Codina, alcalde de Puente Alto, se retiró indignado acusando de “soberbio” al ministro Mañalich.

La tensión entre ambos volvió a crecer a mediados de abril, cuando Mañalich aseguró que la suspensión de clases “fue un error” y responsabilizó a los municipios por la no vacunación de escolares. En ese momento, Delgado le puso un límite: “No queremos que sea el más simpático del gabinete, pero sí que sea justo en sus apreciaciones, porque por falta de información se equivoca en ponderar”.

CRUCES CON FIGUEROA

Raúl Figueroa, ministro de Educación. Foto: Agencia UNO

Delgado no sólo ha tenido entreveros con Salud, sino también con Educación. Frente a la insistencia del ministro Figueroa por volver a clases, el alcalde ha reiterado en varias oportunidades que, al menos en su comuna, esto está descartado para el 2020.

Sin embargo, el ministro replicó su postura y calificó de un “error” los intentos de algunos municipios de cerrar el año escolar. Ante eso, Delgado explicó que no se trata de cerrar el año, sino de continuarlo pero fortaleciendo la educación a distancia. “Las clases presenciales ya no van a correr, esa es mi opinión”, dijo en diálogo con CHV Noticias.

“El ánimo de colaborar está, lo que no puede pasar es que el ministro piense que los alcaldes no somos sus aliados en esto (…) Yo creo que lo peor es poner una fecha porque eso estresa el sistema, pero cuando podamos volver, vamos a estar todos disponibles”, sentenció.

EL CASO BASURA

Gustavo Hasbún, exalcalde de Estación Central. Foto: Agencia UNO

En 2015, la prensa filtró unos diálogos que estaban en manos de la PDI sobre el llamado Caso Basura. En ella, la periodista de la UDI, Claudia Vera, conversa con el empresario Lorenzo  Pérez, formalizado por lavado de activos y fraude al Fisco.

En dichas conversaciones, Vera le dice que “estuve con Gustavo (Hasbún) hoy día. Le dije cómo iba la cuestión. Me dice que sí, que bien, que habló la firme con Rodrigo (Delgado) y que Rodrigo le pide 10 palos. Así tal cual (…) El hueón es Delgado no más; no tiene familia, no tiene contactos, no tiene plata, no tiene ni una hueá… Y pa’ tener lo que tiene, siendo solamente alcalde… ni cagando”.

Sobre esta situación, Delgado le restó mérito a la filtración y aseguró que “uno está expuesto siempre a que alguien tome el nombre de uno para comprometer algo, para fijar una reunión”.

GUETOS VERTICALES

Edificios en Estación Central. Foto: Agencia UNO

Una de las grandes polémicas de Delgado se suscitó en 2017, cuando se comenzó a denunciar la construcción de torres habitacionales que tenían entre 20 y 40 pisos en Estación Central: Los guetos verticales.

Dichas obras fueron autorizadas bajo la modalidad de “agrupamiento continuo” por la Dirección de Obras Municipales. Sin embargo, en un reciente fallo de la Corte Suprema, finalmente su construcción fue declarada “ilegal”, dictamen que ya había sido emitido por Contraloría.

En su defensa, Rodrigo Delgado ha asegurado que ellos presentaron un plan regulador en 2008 para evitar este tipo de construcciones, sin embargo, su tramitación fue postergada. “Lamentablemente se estigmatizó bastante la comuna y ahora cualquier ejercicio es llamado gueto”, reclamó en diálogo con CNN Chile.

Comentarios