Catalina Pérez y la frase del “Quemarlo Todo”: “Darle material a la extrema derecha quizás es algo que debemos reflexionar para el futuro”

Agencia Uno

Catalina Pérez y la frase del “Quemarlo Todo”: “Darle material a la extrema derecha quizás es algo que debemos reflexionar para el futuro”

La diputada y presidenta de RD profundiza en la polémica frase, escrita en su cuenta de Instagram este fin de semana, a propósito del asesinato de un artista callejero de Panguipulli por parte de un efectivo de Carabineros. Independiente de las críticas que generaron sus palabras, la parlamentaria frenteamplista sólo se arrepiente de la oportunidad política que le abrió a sus adversarios de derecha.

“De lo que me arrepiento es darle material a la extrema derecha para que desvíen el foco de lo que sí es realmente importante, como que se estén asesinando civiles por parte de Agentes del Estado, por parte de Carabineros de Chile”, dice de entrada la diputada y presidenta de Revolución Democrática, Catalina Pérez, luego que escribiera este fin de semana en su cuenta de Instagram: “En Chile, la vida de un pobre no vale nada. ¿Cómo quieren que no lo quememos todo?”. Frase quemante, apuntada luego del asesinato del artista callejero Francisco Martínez en Panguipulli por parte de un efectivo de Carabineros. 

Pese a las críticas que esas palabras generan hasta ahora -RN amenaza con llevar el caso a la Comisión de Ética y al Tribunal Constitucional, mientras diputados de la DC calificaron los dichos como “irresponsables-, el arrepentimiento de Pérez no llega más allá de la arremetida de sus adversarios de Chile Vamos, no obstante la responsabilidad política que, en teoría, contiene su cargo de parlamentaria. Esto, pues tiene otras razones en las cuales sostiene su interpelación: la violencia policial en Chile y el amparo que ha tenido por parte del gobierno, asegura. 

“Matan a un artista callejero, pero antes le disparan a niños del Sename, empujan a otro desde un puente, asesinan comuneros, atropellan a un joven con un carro policial, dejan a cientos de personas sin ojos desde el 18 de Octubre en adelante. ¿Cómo no vamos a sentir rabia, a sentir pena? O sea, el accionar de Carabineros depende de tu color de piel y de la plata que tengas en el bolsillo. Eso no puede ser y evidentemente da pena, rabia, frustra. En ese sentido, no siendo ajena a ese dolor, me parece que hay que empatizar con aquello”, agrega. 

¿Esa es la forma de empatizar? Tal vez es un error estratégico el haberle dado “material” a la derecha. 

Puede ser. Que los diputados de extrema derecha crean que una historia en Instagram incita más al odio que como los ricos en este país transitan por las calles con total impunidad, es sin duda que sorprende. Darle material a la extrema derecha quizás es algo que debemos reflexionar para el futuro. 

Pero en un contexto de alta polarización, de los actores políticos se espera, en teoría, más reflexión que reaccionar desde la emocionalidad.

Creo que la política debe estar motivada por las emociones y a la política chilena le ha falta muchísimo de empatía con lo que siente y lo que vive la gran mayoría de la población. Dicho eso, creo que el rol de las presidencias de los partidos, de los parlamentarios, de quienes hemos apostado por la democracia como la forma de resolver controversias, es generar propuestas, es llegar a acuerdos, es proponer reformas que se hagan cargo del debate de fondo y le entreguen un mejor vivir a nuestra gente. En ese sentido, nadie puede decir que el FA, y en particular RD, no ha sido gestor activo de todas las reformas que le hemos propuesto a este gobierno, entre estas, la refundación de Carabineros, la derogación del Control Preventivo de Identidad, la herramienta que utilizó Carabineros para asesinar en Panguipulli. Los que critican y ponen el grito en el cielo son quienes se negaron a abrir siquiera ese debate. Eso indigna tanto a mi como a la gran mayoría de la población. 

-El Subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli, hizo un alcance lingüistico: “Habla en primera persona plural, o sea, el uso de los verbos no es menor, quememos”
– Lo que pasa es que Carabineros sale a provocar, el gobierno los ampara, y así están empujando un círculo de violencia que no va a terminar hasta que se refunde la institución de Carabineros, hasta que se haga justicia, hasta que se pida perdón por las violaciones a los DDHH. en plena democracia. Lamentablemente las palabras del subsecretario y los parlamentarios de Chile Vamos, no van en ese sentido, y la responsabilidad política es del gobierno. Yo me incluí (en la frase de marras) porque me siento parte de las y los violentados, porque me violenta que la gente se muera y nadie haga o diga nada, que siempre sea un problema de forma y no de fondo. O que el problema de la derecha sea el uso de una frase que, a estas alturas, es un símbolo de la protesta callejera.

-Pero hay una diferencia de contexto con respecto a los violentados: usted habla desde un poder del Estado, el Legislativo. Es parte de la institucionalidad que, además, cuenta con altos índices de descrédito. 

-Por eso digo que quienes creemos racionalmente que tienen que ser las instituciones y el modelo democrático el que dé respuestas a las problemáticas más profundas que la ciudadanía tiene, tenemos la responsabilidad de hacer que el sistema funcione, levantar propuestas y generar acuerdos, dialogar con otros y otras. Todavía mantenemos la esperanza que la democracia y las instituciones funcionen, una esperanza que revive con el Proceso Constituyente. Sin duda tenemos una responsabilidad distinta y lo hemos asumido con consistencia en nuestro accionar político en el Congreso. Desde ahí sigue siendo el rol de RD y el FA proponer. El día de ayer convocamos a la oposición a reunirnos para darle una reforma estructural de Carabineros, llamando a las bancadas de oposición a terminar con las vacaciones del Congreso y ponerse a trabajar, y la derecha volvió a negarse.

-Luego del asesinato de Francisco Martínez, se quemaron organismos e instituciones como la municipalidad de Panguipulli, Correos y el Registro Civil. ¿Quiénes pierden cuando se queman esos lugares?

Creo que en Chile quienes siempre pierden son los pobres de nuestro país. En Chile, quienes siempre pierden son los trabajadores y trabajadoras. Y hoy día esa profunda rabia tiene que ver con esa derrota permanente de un modelo económico que simplemente no escucha a las grandes mayorías de nuestro país y que es gobernando por quienes tienen cosas que se pueden quemar. Efectivamente, quemar cosas no soluciona nada, ¿pero qué esperan? Controlar a un pueblo que ha sido asesinado y golpeado profundamente durante tanto tiempo. ¿Y quiénes devuelven las vidas que se perdieron? Es súper fácil hablar de paz cuando los muertos no los pone tu familia. ¿Quiénes me vienen a hablar de paz? ¿Los que se visten con uniforme para matar a nuestra gente? Ellos no pueden venir a hablarme de paz. ¿Vienen a hablar de paz quienes bombardearon La Moneda e instalaron esta Constitución a punta de sangre y fuego? No me vengan a hablar de paz quienes validaron el proyecto de Aula Segura. Basta de guardar silencio y basta de quedarnos en la forma cuando es un problema de fondo. 

Una ley muy criticada por el movimiento social es la llamada “Ley Antibarricadas”, aprobada con su voto. Siguiendo su línea argumental de la violencia en Chile, ¿hace un autocrítica al respecto?

El actuar que tuvimos en la Ley Antibarricadas es el error más grande que hemos cometido como bancada, traiciona nuestra propia historia. Nosotros nos formamos políticamente en las calles de nuestro país, luchando por una educación pública, en los movimientos ambientales y feministas desde el 2006 en adelante. La votación de la ley antibarricadas, antisaqueos le dicen otros y otras, es el error más grande que hemos cometido como bancada de RD. 

¿Qué pasó en ese momento? ¿qué diagnóstico tenían en el FA y RD?

Lo que pasó fue un tremendo error de ponderación política de lo que significaba simbólicamente aprobar una ley como esa, porque en términos técnicos y legislativos, la votación se explica a que jamás aprobamos algún elemento, articulado o indicación, porque la ley se divide en artículos, indicaciones, y no aprobamos ninguno de ellos de los que significaba alguna criminalización o represión del movimiento social. Desde lo legislativo comprendo el razonamiento que tuvimos, pero eso no justifica lo que políticamente representa una ley como esa, forma parte de lo que el gobierno busca instalar, que es una solución violenta desde el Estado a los conflictos sociales. En esa ponderación política es que el FA y RD comete un error tan grande como el que cometimos ese día.

“Hoy día esa profunda rabia tiene que ver con esa derrota permanente de un modelo económico que simplemente no escucha a las grandes mayorías de nuestro país y que es gobernando por quienes tienen cosas que se pueden quemar”. 

Independiente de todo, se sabe que el lenguaje construye realidades. ¿Concuerda?

No soy partidaria de la violencia, pero la violencia en Chile existe. La violencia en Chile está y la genera el Estado y el gobierno, y la gente responde a esa violencia. Ahí nuevamente me pregunto: ¿Qué esperan? ¿Van a poder controlar a un pueblo golpeado y mutilado por tanto tiempo? Creo que no. Lo que hacemos muchos de nosotros y nosotras es sentirnos parte de un lugar de habla, ahí nos sentimos parte, por nuestra historia y vida incluso, de los violentados por este sistema democrático y económico, independiente de la posición que hoy día ocupamos, que es abrir la posibilidad de transformación. Hoy día la construcción de ese sujeto, desde dónde se habla, tiene que ver con un sentido de pertenencia de clase, pertenencia política que no hay que negar, sino reivindicar para generar una transformación. Yo me siento parte de ese pueblo herido, parte de ese pueblo golpeado, de los violentados y violentadas, y para eso y por eso voy a ocupar el lugar que ocupo para generar transformaciones para mi gente.

Y ese pueblo herido, esa Araucanía golpeada. ¿Se siente parte de RD y el FA?

Cuando vota menos del 60% de la población, la ciudadanía no se siente identificada con ningún proyecto político, porque no siente que la democracia le haya servido de algo y yo lo concedo. El desafío del FA como de RD es devolver esa esperanza, organizar ese malestar, organizar esa rebeldía y conducir un proceso de cambio. Es un camino de largo aliento y estoy apostando a construir un partido que pase a la historia de nuestro país y que sirva como instrumento para el pueblo del Chile movilizado, instrumento para las  y los trabajadores, para las primeras naciones. 

¿Qué presencia tiene el FA en la Araucanía? Hasta ahora no tienen parlamentarios, por ejemplo.

No tenemos parlamentarios en la zona, es cierto, tenemos parlamentarios reducidos a nivel nacional en nuestra primera elección parlamentaria, logramos constituir el partido recién hace algunas pocas semanas atrás. Tenemos el desafío de construir desde abajo, con coherencia y constancia un proyecto transformador también para la Araucanía. Hemos ido avanzando de a poquito en la constitución de RD.

Su diagnóstico de la violencia en Chile y el “quemarlo todo”, ¿es compartido por el conjunto del FA?

Mhhh… creo que es compartido por todo el FA el lugar, el sujeto y el objetivo, como el desde dónde se habla, el para qué se habla y cuál es el horizonte de futuro que estamos construyendo. Eso es lo que nos une, más allá de las formas que decidamos emplear para alcanzar dicho objetivo. 

Los discursos contra hegmónicos suelen ir a contrapelo del sentido común. Por ejemplo, el caso del candidato César Pizarro a la Constituyente por el Distrito 12 en el Pacto “Apruebo Dignidad”, declarado antivacuna…

Respecto de las palabras del candidato del distrito 12 creo que hay que decir que simplemente no estoy de acuerdo con lo que plantea el candidato, me parece una irresponsabilidad en un contexto sanitario como el que estamos viviendo. Que ese candidato y esas palabras tengan tribuna en Chile, espero que palabras como esa no se repitan nunca más. Creo que Beatriz Sánchez y Fernando Atria han dejado muy claro cuál es la posición del FA, en el mismo acto en que ese candidato profirió esas palabras. Me parece gravísimo.

“Es un error reeditar la Concertación con Unidad Constituyente”

A propósito del Control Preventivo de Identidad, aprobado en el segundo gobierno de Michelle Bachelet. ¿Cabe una autocrítica de los candidatos Paula Narváez y Heraldo Muñoz, ex ministros de ese gobierno? Hay sectores de su partido que están dispuestos a dialogar

Cada uno debe hacerse cargo de su propia historia. No me cabe ninguna duda que hay sectores de la ex Concertación que piensan que las cosas se pudieron hacer mucho mejor y con ellas y ellos sí quiero construir. Hay sectores transformadores que perdieron su tesis en el segundo gobierno de Michelle Bachelet, y no lo perdieron frente a un enemigo desconocido, sino que frente a un supuesto aliado político como es la DC, que en momentos de hablar de programa de gobierno, dijeron que no se lo habían leído. En este afán de mirar la política hacia adelante, creo que es un error que se decida reeditar la Concertación mediante Unidad Constituyente. Seguir aferrados a la DC, partido que ha actuado con el gobierno durante este régimen y que ha impedido que las transformaciones avancen durante los últimos 30 años, es un error estratégico en un momento de oportunidad de transformación como el que tenemos hoy. A mi no me hace sentido una primaria con sólo un sector de la oposición, sea el PC o la ex Concertación. Si vamos a hacer primarias, que sean primarias amplias, con todos los sectores. Pero ahí nos vamos a encontrar con la negativa del PC y la DC.

Curiosa la negativa del PC, cuando con ellos sí comparten un diagnóstico similar del país. ¿En qué medida esa negativa de los comunistas dificulta la unidad de la oposición?

Creo que los sectores que se han negado a articular con otros y han optado por posiciones más de trinchera, se han equivocado en la definición estratégica de este periodo. Hoy día es necesario dialogar y generar acuerdo con otros, porque la oportunidad histórica de transformación que tenemos sobre la mesa, es muy grande e irrepetible en un ciclo largo. Se equivocan los sectores del PC que optan por no firmar el acuerdo del 19 de Noviembre, o que se niegan a primarias de toda la oposición.

“A mi no me hace sentido una primaria con sólo un sector de la oposición, sea el PC o la ex Concertación. Si vamos a hacer primarias, que sean primarias amplias, con todos los sectores. Pero ahí nos vamos a encontrar con la negativa del PC y la DC”.

¿Qué pasa que el FA no presenta candidatura presidencial, tal como lo han hecho el resto de los conglomerados? ¿O derechamente no hay liderazgos para ello?

No me cabe duda que tenemos nombres que pueden competir de igual a igual con los sectores más conservadores de nuestro país, y en RD estamos trabajando para que el FA tenga candidato presidencial propio. La candidatura de Beatriz Sánchez en el anterior periodo presidencial la presentamos en marzo de ese año y creo que vamos a estar con esos tiempos. Estoy hablando de Juan Ignacio Latorre y Gabriel Boric, y desde ahí tenemos que cerrar esos debates con nuestra militancia frenteamplista en todo Chile, y ponernos a construir ese programa y a generar esos liderazgos que nos permitan dialogar con otros y otras.

Comentarios
Sabía ud que... Nunca sabremos cuántas ovejas hay en el mundo porque los que hacen el censo siempre se quedan dormidos -------------------------------- Sabía ud que... River Plate quiere venir a jugar a Chile porque acá los jueces favorecen a los millonarios -------------------------------- Sabía ud que... Chernóbil Futbol Club juega sin centrales -------------------------------- Sabía ud que... Como el agua nos está costando un huevo, debería llamarse Pérez Yema -------------------------------- Sabía ud que... Al igual que Izkia, el Dalai Lama también sostiene que el dinero nos hace infelices --------------------------------