Créditos para campañas: Evópoli es el favorito de la banca, con préstamos por $1.138 millones

Créditos para campañas: Evópoli es el favorito de la banca, con préstamos por $1.138 millones

A poco más de dos semanas de la megaelección del 10 y 11 de abril, 170 candidatos y dos partidos han conseguido créditos para sus campañas, la mayoría del Banco Estado. En total suman más de $3 mil millones. La candidata a gobernadora metropolitana, Catalina Parot, consiguió el más alto, $715 millones, el 2 de marzo pasado, cifra que dobla al obtenido por Claudio Orrego, su principal contrincante. La batalla por el financiamiento a las campañas también se libra en los bancos y es Evópoli el partido que hasta ahora lleva la delantera.

En la última campaña presidencial de 2017, el desprestigio del financiamiento a la política impactó de tal manera en la opinión pública, que el candidato de la entonces Nueva Mayoría, el senador independiente Alejandro Guillier, tuvo que acusar públicamente que los bancos se negaban a otorgarle créditos electorales, para conseguir después que el Banco Estado accediera finalmente a darle uno por $1.000 millones.

Hoy, pese a que algunos candidatos reportan que para esta megaelección del 10 y 11 de abril donde se elegirán gobernadores, convencionales constituyentes, alcaldes y concejales, el acceso a préstamos sigue siendo un trabajo cuesta arriba, a dos semanas de los comicios los bancos ya eligieron a sus favoritos.

La Ley 19.884 sobre financiamiento de campañas, establece que los candidatos pueden acceder a Créditos con Mandatos; esto es, préstamos pactados con algún banco, los que pueden ser convenidos de tal forma que el prestador recibe luego su pago directamente y con prioridad de pago desde el Servicio Electoral. Esto, una vez que se hayan contabilizado los votos de cada postulante a elecciones, puesto que cada voto que obtengan los candidato, el Estado le paga un monto que, según elección, fluctúa entre los $1.148 a $1.435.

Desde el inicio del periodo oficial de campañas que comenzó el 11 de febrero pasado, el Servel transparenta ante la opinión pública las cifras que cada candidato ve inyectadas en sus campañas, tanto en virtud de donaciones de personas naturales, como desde su propio bolsillo o aporte propio. Es en esta última categoría donde los candidatos pueden consignar los “Créditos con Mandatos”. Según los registros actualizados al viernes 19 de marzo -día en que el organismo renueva semanalmente las cifras-, la banca había otorgado 244 créditos a 170 candidatos de distintas militancias y a dos directiva de partidos -Evópoli y la UDI- por un total de $3.068 millones.

Parot: clienta premium

Catalina Parot necesitó llegar con un aval para tocar la puerta de Banco Estado y conseguir que el 3 de marzo pasado le aprobaran el crédito más alto a un candidato que hasta ahora el Servel ha registrado para estas elecciones: $715 millones.

Parot lleva adelante una de las batallas más caras de esta elección, la que busca alcanzar la gobernación de la Región Metropolitana, cuyo límite de gasto electoral fijado por el Servel es el más alto de todas las próximas elecciones y de todo el país: $1.700 millones.

“La única posibilidad de hacer campaña en un territorio con las dimensiones de la RM, es con capital privado”, explica la candidata, “y como no tengo recursos propios para ponerle a la campaña y tampoco un partido grande que me vaya a proveer de recursos específicos, tuve que asumir todo el peso pidiendo un crédito”.

En esa misma contienda, el postulante DC Claudio Orrego secunda a Parot con casi la mitad de su crédito, $350 millones, segundo préstamo más alto a un candidato de lo que se consigna hasta ahora. Orrego cuenta a The Clinic que es la primera vez que acude a la banca -también Banco Estado fue el prestamista- y que, en esta pasada, no hubo aval ni garantía de por medio, pero sí debió presentar hasta exámenes médicos. “En mi caso particular, se me pidieron todos mis antecedentes financieros de los últimos dos años, mi estado de salud, incluso exámenes adicionales que tuve que realizarme. Todo este proceso se demoró casi dos meses”, explica.

Evópoli a la cabeza

Evópoli es el partido indiscutiblemente favorito de los bancos en esta elección. Porque al sumar los préstamos a militantes y el otorgado al propio partido que dirige Andrés Molina, la cifra se encumbra como la más alta: 20 préstamos en total por un monto de $1.138 millones. De ese monto, el partido solamente solicitó $320 millones: un crédito por $285 millones que repartirá entre candidatos a gobernadores y otro por $35 millones para concejales.

¿Por qué un partido como Evópoli, fundado recién el 2012, recibe los recursos más altos de la banca? “El banco nos tiene fe”, responde la secretaria general del partido, Luz Poblete. Dice que los créditos también son con el Banco Estado -que hasta hace poco era presidido por un precandidato presidencial de Chile Vamos, Sebastián Sichel- y que necesitó avales para obtenerlos.

Evópoli quería más: “Nosotros podríamos haber pedido para las cuatro elecciones -dice la dirigenta-, pero el banco, en su evaluación, te dice ‘usted no tiene alcalde, así que no le puedo dar’. En la constituyente también están más reacios a dar crédito porque es una elección nueva. Entonces nos dieron para concejales y en base a la evaluación de nuestra bancada, donde tenemos seis diputados y un senador, nos dieron para la de gobernadores, donde tenemos candidatos en la RM y en la Araucanía”.

La Secretaria General de Evópoli, Luz Poblete. FOTO: Jose Francisco Zu–iga /AGENCIAUNO

Según detalla la mayoría de las fuentes consultadas por The Clinic, la garantía de salir electos, la solvencia económica y los avales son factores medidos por los bancos a la hora de entregar estos créditos, pues lo que buscan es asegurar su devolución. Sin embargo, la figura del aval en estos préstamos emerge como una zona gris en la regulación al financiamiento de campañas. De hecho, Evópoli, prefirió mantener en reserva el nombre de sus avales y sólo señala que se trata de militantes del partido.

Sigue la UDI, la DC y el PPD

En este registro de préstamos a militantes y sus partidos, a Evópoli le siguen los candidatos de la UDI que consiguieron cerca de $485 millones, y cuyo máximo monto lo obtuvo la candidata a gobernadora por Biobío, Flor Weisse, con $100 millones en crédito.

En la cifra total obtenida por la UDI se incluye, además de los créditos recibidos por sus candidatos, un préstamo que la directiva de Javier Macaya pidió como partido por $93 millones y cuyo destino serán las campañas a gobernadores.

Sólo Evópoli y la UDI recibieron créditos como partidos. En el resto de las tiendas políticas sólo se recibieron aportes a través de préstamos otorgados a candidatos que los solicitaron. Es el caso de la DC, sus candidatos suman $394 millones en créditos; mientras que los candidatos PPD le siguen con $110 millones.

El partido Comunes no se queda atrás gracias a su carta para la gobernación metropolitana, Karina Oliva, quien obtuvo el mismo día, 18 de marzo, cuatro créditos por $25 millones cada uno, total $100 millones.

Oliva cuenta que en enero pasado se acercó al Banco Estado para pedir recursos, pero la entidad les negó realizar préstamos. “No estaban entregando créditos a candidaturas, no era la política del banco”, dice Oliva que le dieron como respuesta. Pero ella insistió, esta vez tras constatar que el banco sí estaba dando créditos a candidatos de Evópoli justamente. “Nosotros insistimos cuando conocimos el crédito a Catalina Parot. Ahí nos dijeron que habían tenido una reunión de directorio del banco y que habían reevaluado a dar créditos para las y los candidatos”, señala.

El curioso caso del candidato Manuel Millones

En esta historia de normativa electoral, trámites bancarios y proyecciones de votos, asoma el notorio caso de Manuel Millones, candidato de Chile Vamos a la gobernación de Valparaíso, quien registra $100 millones de crédito otorgado en tres transferencias: dos por $40 millones y una por $20 millones.

Antes que todo, Millones precisa sobre su apellido: “Según una embajadora de Italia con la que tuve una audiencia me dijo que era origen italiano, pero no he encontrado la raíz del mismo. Sólo tengo millones de deuda”, dice riendo.

El candidato explica que los montos recibidos del banco obedecen a la extensión del territorio que debe abarcar el cargo a que postula: 38 comunas. “Mi gasto ha sido muy planificado, porque tenemos que funcionar con los recursos que tenemos. Una campaña de alcance regional, con 38 comunas, y cerca de un millón de votos en juego, tiene un costo 3 a 4 veces más alto de lo que yo estoy destinando, por lo que ser efectivo y certero en la campaña ha sido un gran desafío para todos”, señala.

El aval de Blumel: su señora

De los candidatos a la Convención Constitucional, quien registra el préstamo más grande es la postulante por el distrito 11, Marcela Cubillos (independiente cupo UDI por el pacto Vamos por Chile). Son $78 millones de pesos, divididos en dos créditos de $39 millones cada uno.

En la misma elección le sigue la ex candidata presidencial del Frente Amplio, Beatriz Sánchez, quien postula a la constituyente por el distrito 12, ahora en calidad de independiente por el pacto Apruebo Dignidad (FA-PC-FRSV). “Solicité un crédito Servel al Banco Estado y lo hago porque no tengo riqueza personal. Tengo un equipo pequeño, hay sueldos que pagar y comprar todo lo que se despliega para una campaña: papelería y el avisaje en redes sociales”, agrega la periodista, quien recibió un crédito por $30 millones.

Sánchez, además, hace el contrapunto respecto a la candidatura presidencial que protagonizó el 2017, época donde hipotecó un bien raíz para financiar su apuesta por La Moneda. “En la presidencial se requiere de muchos más recursos. Como yo no tengo una fortuna personal, y como lo hicimos en esa campaña, antes y ahora, no estamos disponibles para que aporten empresarios. Lo que hice en ese minuto fue hipotecar una casa, además de microaportes de mucha gente, en una campaña que llamamos Pesito a Pesito”, agrega.

La también periodista Patricia Politzer, candidata constituyente en el distrito 10 por el pacto “Independientes por la Nueva Constitución”, accedió a un crédito, vía Banco Estado, también por $30 millones. “Debí poner mis ahorros en garantía para acceder al préstamo. Me lo otorgaron con algunos meses de gracia, recién se comienza a pagar en el mes de agosto”, cuenta. “Esos recursos están destinados para avisos en radio, que es lo más caro. También publicidad en redes sociales y un pequeñísimo grupo de colaboradores pagados”, precisa.

En la línea de ayudas familiares ante la banca se suma el ex ministro del Interior, Gonzalo Blumel, quien va de candidato constituyente por el distrito 10 a través de su partido, Evópoli. En los respaldos para sustentar la deuda, derechamente involucró a su familia. “Como lo establece la normativa electoral, y tal como varios candidatos, recurrí a un crédito con Banco Estado para poder financiar parte de los gastos de mi campaña, como el diseño e impresión de volantes ecológicos, las radios, las redes sociales, etcétera. Los requisitos son los que establece el banco, incluyendo un aval que es mi señora, y para el monto consideré las votaciones de Evópoli en el distrito, de forma de estimar el eventual reembolso del Servel”, explica. Recibió $35 millones.

Entre los datos destacan también que el candidato a gobernador por Valparaíso, Rodrigo Mundaca, activista ambiental que ganó una primaria del Frente Amplio para competir en abril, recibió $20 millones en préstamos. Según explican quienes conocen el criterio de los bancos para otorgar créditos, ganar una primaria robustece la opción de que estas instituciones se allanen a entregarlos, porque esa misma movilización asegura un caudal de votos.

Del mismo modo, en la lista de créditos bancarios aparece sólo un candidato por cupo indígena: Andrés Huirilef, candidato a la Convención Constitucional por La Araucanía. Consiguió un crédito por $3 millones hace sólo una semana.

Comentarios
Sabía ud que... Jadue, Jiles, Joaquín, y Julio César son los principales presidenciables porque de política no sabemos ni jota. -------------------------------- Sabía ud que... Un libro de tortas y repostería podrá ser corto, pero siempre tendrá mil hojas. -------------------------------- Sabía ud que... En la tv por cable, los partidos más fomes se ven en el canal del Senado. -------------------------------- Sabía ud que... El pulpo de acuario es menos sociable que el pulpo de géminis. -------------------------------- Sabía ud que... Spielberg es fan de Schiappacasse, y Brian, de Palma. --------------------------------