Patricia Politzer, constituyente representante de Independientes No Neutrales: Foto cedida.

El balance de Patricia Politzer ante las primeras horas de la Convención: “Tendremos que ir avanzando un poco a tientas hasta que exista un reglamento claro”

Luego de haber sido una de las candidatas a presidir el órgano constituyente, la periodista de Independientes No Neutrales repasa con The Clinic la accidentada primera semana de la convención. "Si vemos que estamos frente a un obstáculo con los dos tercios, no veo problema de pedirle al Congreso que lo modifique”, comenta sobre el inminente debate del quórum para aprobar normas en la convención, advirtiendo de paso que "sin un buen reglamento, no vamos a tener una buena Constitución".

Si algo definió las primeras horas de Patricia Politzer (69) como constituyente, fue su perfil dialogante. A las 11.06 horas del pasado domingo 4 de julio, la constituyente Elsa Labraña encaró duramente a la relatora del Tricel, Carmen Gloria Valladares, mientras intentaba proclamar las palabras inaugurales de la sesión. Desconcertada, la funcionaria del Poder Judicial recibía los gritos una solicitud que se suspendiera la instancia, debido a las manifestaciones que ocurrían en ese momento en las calles aledañas.

En ese momento, Politzer, que se encontraba sentada cerca de la mesa donde estaba Valladares junto a los otros representantes de Independientes No Neutrales, tomó cartas en el asunto. Rápidamente se dirigió hacia el lugar para mediar entre ambas. Ahí le explicó a Valladares que algunos familiares de constituyentes habían sido afectados por el accionar de Carabineros. Recién en ese momento,  Valladares se dio cuenta de lo que estaba pasando. Instantes después, suspendió la sesión.

Minutos después, cerca del mediodía y en medio de la incertidumbre sobre la realización de la inauguración, Politzer se encontraba conversando junto a otros constituyentes, cuando un funcionario de la convención se acercó a ella con un celular en su mano, facilitándoselo: era el ministro de la Segpres, Juan José Ossa. En un breve diálogo, Politzer le comunicó lo ocurrido: estaban pidiendo la salida de Fuerzas Especiales de las inmediaciones. El secretario de Estado le afirmó que él vería la solicitud.

En entrevista con The Clinic, Politzer profundiza sobre el rol que tendrá dentro de la Convención Constitucional su colectivo, Independientes No Neutrales: “no tenemos aliados privilegiados y no privilegiados”. Además, dice tener la mejor opinión de la nueva Secretaria de la Unidad Administrativa de la Convención, Catalina Parot -con quien compartió panel en el programa Estado Nacional de TVN-, pero agrega que ese puesto, dependiente de Segpres, no debe ser “un cargo político”. Por último, una paráfrasis a una popular canción de Joan Manuel Serrat para explicar la ausencia de reglamento en la Convención Constitucional: “Hay que hacer camino al andar”.

¿Qué balance hace de aquella jornada del pasado domingo?

-Fue emocionante que se constituyera la Convención y se eligiera a una mujer representante del pueblo mapuche. Su discurso fue hermosísimo y realmente histórico. Ese discurso va a quedar en la historia, no me cabe ninguna duda. Es un momento trascendental y de un simbolismo enorme. Hace un año y medio atrás, si alguien nos hubiera dicho que en 18 meses vamos a tener una Convención Constituyente encabezada por una mujer mapuche, hubiéramos dicho que era ciencia ficción pura. Pero también esto fue posible porque hubo una movilización social producto de una profunda crisis política y social. Sin esa movilización, no habríamos llegado al día de ayer.

Tras bambalinas: Los 470 minutos que marcaron el primer día de la Convención Constituyente

Da la impresión que varios grupos al interior de la Convención intentan apropiarse de la movilización social, ¿está de acuerdo con eso?

-Ningún sector puede adueñarse del sentimiento de malestar que existe en nuestra sociedad. Es un malestar que cruza transversalmente una parte muy grande de nuestra ciudadanía que votó por la mayoría de los convencionales. Quizás, uno pueda hacer una división entre los convencionales del Apruebo y los convencionales del Rechazo, que decían que estábamos bien y que no hacía falta una nueva Constitución. Pero más allá de eso, creo que nadie quiere apropiarse del malestar de la gente.

La presidenta de la Convención, Elisa Loncón, ha puesto en entredicho el quórum de dos tercios al interior de la instancia. ¿Qué le parece esa tesis?

-En la Convención no debe haber ningún tema tabú. Si hay cualquier tema, si obstaculiza el avance de los acuerdos dentro de la Convención, hay que discutirlos, porque no podemos encontrarnos con ningún callejón sin salida. En ese caso, tendremos que pedirle al Congreso que lo modifique. Pero, en lo personal, creo que no estamos en esa etapa.

¿Y por qué no están en esa etapa?

-Si queremos que la nueva Constitución perdure en el tiempo, durante varias décadas, tiene que ser aprobada por mayorías muy contundentes. Y en ese sentido, a mí no me molestan los dos tercios. Algunos especialistas estiman que es un quórum, quizás, demasiado elevado, y que sería preferible tres quintos. Bueno, si vemos que efectivamente estamos frente a un obstáculo con los dos tercios, no veo problema de pedirle al Congreso que lo modifique. Pero no me parece que estemos en ese momento.

¿Debería ser más un recurso de última y no de primera instancia?

-Exacto.

Marcos Barraza, el alfil del PC en la Convención: “Interpelar a los poderes del Estado es perfectamente viable y hay que hacerlo”

¿Qué rol cree que va a tener Independientes No Neutrales al interior de la Convención?

-Nosotros somos un grupo independiente, con lineamientos muy claros que los definimos antes de la campaña electoral. Esperamos como colectivo que esos planteamientos que hicimos, trabajar por un Estado Plurinacional, por un Estado democrático y social de derechos, podamos plasmarlos en la nueva Constitución. Y haremos lo posible porque esto se logre. Y en ese sentido, vamos a buscar todas las mayorías que se requieran para caminar en esa dirección.

¿Ve condiciones dentro de la Convención para llegar a estos acuerdos?

-Si yo veo los lineamientos de INN, estoy convencida que vamos a conseguir los dos tercios para avanzar en esa dirección.

El domingo usted logró una considerable cantidad de votos para la presidencia, entre estos, Felipe Harboe y Fuad Chahin, militantes de la ex Concertación. ¿Cree que ese mundo son los aliados naturales de INN, o va más allá de ellos?

-Como te decía antes, en Independientes No Neutrales vamos a buscar aliados en todo el espectro de la Convención para llevar adelante y plasmar en la Constitución los lineamientos que nos planteamos al comienzo: derechos sociales garantizados, protección del medioambiente, un Estado democrático y social de derechos, un país plurinacional, una Constitución paritaria. Esa es nuestra hoja de ruta, y vamos a lograr esa hoja de ruta aliándonos con todos los que quieran avanzar en esa dirección. No tenemos aliados privilegiados y no privilegiados.

¿Eso implica conversar con representantes de la Lista del Pueblo hasta los del Partido Republicano?

-Si los sectores del Partido Republicano están de acuerdo con apoyar estos planteamientos, por supuesto, bienvenidos. No vamos a rechazar sus votos cuando voten.

Se ha planteado que INN podría tener un carácter más pendular dentro de la Convención, ¿está de acuerdo con ese diagnóstico?

-Nuestros planteamientos son clarísimos. Esperamos que ojalá todos los convencionales estuvieran de acuerdo con ello, con apoyar esos planteamientos. En ese caso, podríamos hacer una Constitución muy rápidamente.

A la luz de los hechos y con la perspectiva del tiempo, ¿Cuál es su visión de la fallida primera sesión de la convención del pasado lunes?

-Me parece que lo que ocurrió fue escandaloso. Hace muchos meses que se sabía que teníamos que sesionar en el ex Congreso. Se sabía que debíamos sesionar en la sala plenaria de la Cámara de Diputados y otras salas. Incluso, hubo momentos en que se pensó hacer la sesión inaugural de esa manera. Por lo tanto, no hay ninguna sorpresa en que todo eso debió estar absolutamente preparado para ese día. Es un escándalo que no se haya podido sesionar porque no existían las instalaciones adecuadas que se licitaron en millones de pesos. Y fue completamente absurdo que se pretendiera culpar de eso a la mesa que asumió el domingo a las 7 de la tarde.

Las primeras horas de la Convención fueron caóticas. Se presentaron dificultades tanto en la inauguración como para la primera sesión. ¿Cómo proyectas que será el funcionamiento de la Convención?

-Yo creo que lo del lunes fue bochornoso. Hubo un problema que no se podía funcionar por razones sanitarias, por razones tecnológicas y por razones de transparencia ya que nosotros tenemos que tener la tecnología adecuada para que la ciudadanía esté informada. Pero creo que no podemos sacar conclusiones de estas situaciones hacia adelante. Confío en que entremos en el tema del reglamento a la brevedad, ya que sin un buen reglamento no vamos a tener una buena Constitución.

¿Qué evaluación hace de la llegada de Catalina Parot como secretaria ejecutiva de la Convención? 

-Fui compañera de panel en Estado Nacional con Catalina Parot y tengo la mejor impresión personal de ella. Pero considero que la Secretaría Técnica de la Convención no es un cargo político, y ella es una dirigenta política. Una destacada dirigenta política, que ha sido ministra de Estado. Considero que ese cargo debiera ser ocupado por un funcionario del Estado de primer nivel, con amplia experiencia como servidor público. 

Sale Encina y entra Parot: trastienda del accidentado rol de La Moneda en la Convención Constitucional

Respecto al reglamento, esta semana han quedado evidenciadas las dificultades para las votaciones y deliberaciones. Chile Vamos acusó arbitrariedad luego que se anulara una votación, y algunos de ese sector incluso amenazaron con recurrir a la Corte Suprema. ¿Cómo has visto la implementación de la metodología de trabajo?

-Son los primeros pasos de una institución completamente nueva, que tiene que dictar su reglamento. Así que estamos caminando a tientas. Y la verdad es que hemos tenido dos días de trabajo, hay que recordar que la Convención no pudo instalarse a tiempo. Obviamente se cometen errores, la mesa directiva ha pedido disculpas por esos errores y me parece muy bien. Tendremos que ir avanzando un poco a tientas hasta que exista un reglamento claro. Cuando uno llega a un ministerio, por ejemplo, los reglamentos están todos escritos, no hay nada que inventar ni que improvisar. Aquí, como se trata de una institución absolutamente nueva, hay que ir haciendo camino al andar. No creo que haya ocurrido nada grave ni menos que merezca reclamo ante el Poder Judicial.

Reglamento provisorio o perder legitimidad: el dilema de una convención que carece de normas de funcionamiento

Este jueves se votó el emplazamiento de la Convención sobre los presos del estallido social. ¿Qué balance hace de lo resuelto?

-El balance es positivo. Terminamos la jornada con una declaración que, si bien no dejó a todo el mundo todo lo contento que quisiéramos, se logró un acuerdo de una amplísima mayoría para cumplir con un compromiso que teníamos, fundamentalmente con los presos de la Revuelta. Muchos de ellos están en prisión preventiva hace más de un año. e incluso hace un año y medio, sin tener un debido proceso. Y la Convención simplemente no podía comenzar su trabajo sin pronunciarse al respecto. Si estamos empezando un trabajo para redactar una nueva Constitución es, en gran medida, debido a las protestas masivas y manifestaciones que se produjeron en las calles de todo el país.

Agustín Squella: “La Convención vino a sumarse a otros poderes y órganos del Estado chileno, y no a reemplazarlos”
Rodrigo Álvarez, constituyente UDI con ganas de dialogar: “Espero que los sectores de izquierda comprendan que podemos conversar, llegar a posiciones comunes en muchas materias”
Comentarios