El puzzle de Apruebo Dignidad en la RM: mantener los votos de Jackson y Vallejo e incrementar presencia en el Senado

Luego de que dos de sus diputados más populares se excluyeron de ir a la reelección, el desafío de frenteamplistas y comunistas está en no perder espacios de representación en la Cámara y mejorar su escasa participación en el Senado, donde hoy en día sólo tienen un escaño. Para esto, presentaron candidatos que puedan cubrir todos los perfiles de sus votantes y que cuenten con reconocimiento a nivel nacional. Los baraja de nombres van desde Sebastián Depolo hasta el actor Ariel Mateluna.

Si bien el Frente Amplio dio la sorpresa con la victoria de Gabriel Boric en las primarias de Apruebo Dignidad -donde obtuvo más de un millón de votos y se impuso por sobre su contrincante y favorito en las encuestas, Daniel Jadue-, las directivas del conglomerado tienen claro que para llevar a cabo el proyecto político de su candidato, necesitan mejorar su presencia en el Parlamento. 

Una fuente que participó en el desarrollo de la estrategia frenteamplista en las listas parlamentarias, reconoce que para la elección de noviembre tuvieron dos preocupaciones que influyeron directamente en el diseño de las candidaturas para competir con la centro izquierda, la derecha y otros sectores que se ubican a su izquierda.

Los últimos ajustes de la lista única de Apruebo Dignidad: los nombres fuertes que suenan para las parlamentarias de la RM

El primer flanco que preocupa a Apruebo Dignidad es la baja presencia que tienen en el Senado, donde hoy en día sólo son representados por Juan Ignacio Latorre (RD), y donde algunos proyectos del conglomerado -como el de las 40 horas laborales- no han podido avanzar.

El segundo factor que consideraron frenteamplistas y comunistas fue la pérdida de dos de sus diputados más conocidos y con mayor posibilidad de reelección: Giorgio Jackson, en el distrito 10, y Camila Vallejo, en el distrito 12.

La batalla por los cupos senatoriales en la RM

Es conocido que la disputa por escaños en el Senado tiene la competencia más interesante en la Región Metropolitana. No porque no se tomen en consideración las demás regiones, sino porque es la circunscripción que más cupos otorga a la Cámara Alta: cinco escaños.

Por esto, los partidos llevan a sus cartas más fuertes en esta región, lo que este año se sumará a la presencia de Fabiola Campillay como independiente fuera de pacto, a quien los partidos consideran que podría quedarse con la primera mayoría nacional.

De este modo, en Apruebo Dignidad proyectan dos escenarios posibles: que ellos se queden con dos cupos, la derecha con dos y Campillay sea el quinto cupo; u obtener dos cupos y que entre Chile Podemos+, Nuevo Pacto Social y la candidata independiente, se repartan un escaño cada uno. Con esta evaluación, el conglomerado que respalda a Gabriel Boric intentará cubrir tres flancos al mismo tiempo, afirman las fuentes.

En primer lugar, apelarán al votante de izquierda más cercano a la institucionalidad con cuatro candidaturas. Por el lado del PC, con el presidente del partido Guillermo Teillier y la ex ministra de la Mujer Claudia Pascual, mientras que RD apostará al votante que en 2017 respaldó a Beatriz Sánchez con el secretario general del partido, Sebastián Depolo, y la integrante de la comisión de participación política de la colectividad, Rocío Donoso.

Para aumentar su participación en el Senado, Apruebo Dignidad apostará a figuras clásicas de sus partidos para captar a la izquierda institucional. Además, buscará el voto socialista con Gonzalo Martner y disputará la elección a Fabiola Campillay con Karina Oliva.

En segundo lugar, Apruebo Dignidad buscará pelearle los votos de tendencia socialista a Nuevo Pacto Social -ex Unidad Constituyente- levantando la candidatura del economista y ex militante del PS, Gonzalo Martner.

El tercer punto, y uno de los más claves de la estrategia del conglomerado, será evitar una fuga de votos hacia la candidatura independiente de Fabiola Campillay. Ese rol lo llevará a cabo la ex candidata a Gobernadora Regional y militante de Comunes, Karina Oliva, sobre quien se apuesta a que moverán un voto más líquido, es decir, que se disputará hasta los últimos días previos a la elección, y que generaría mayor simpatía con los sectores independientes.

Mantener los votos que deja Jackson en el distrito 10

Una baja importante del conglomerado de izquierda para esta elección -que ya tenían asumida hace un par de años- es que Giorgio Jackson no irá a la reelección. En 2017 los votos que obtuvo el fundador de RD le permitieron al Frente Amplio arrastrar a dos diputados más: Gonzalo Winter (Convergencia Social) y Natalia Castillo (ex RD, actual Nuevo Trato)

En el conglomerado de izquierda tienen claro que ningún candidato podrá obtener por sí solo el resultado del ex dirigente estudiantil, por lo que esperan cubrir a distintos públicos con su listas.

Por parte de RD, la candidatura de la ex vicepresidenta de la Fech, Nicole Martínez -quien es respaldada por Jackson como su reemplazante-, buscará conseguir los votos de quienes aún impulsan las banderas del movimiento estudiantil. Mientras, el dramaturgo Ramón Griffero apuntará a un público de mayor edad, críticos con la gestión de la ex Concertación durante la Transición.

Para cubrir los votos de Giorgio Jackson en el D10, AD buscará cubrir distintas aristas con ex dirigentes estudiantiles, una representante LGBTIQ+, un crítico de la ex Concertación y representantes del voto ubicado más a la izquierda

En tanto, Comunes apostó por dos figuras que anteriormente postularon a la Convención Constitucional: Emilia Schneider, con quien buscan capturar los votos de la comunidad LGBTIQ+, y el crítico de cine René Naranjo, quien apelará a su trabajo por la inclusión laboral de personas con discapacidad en la Fundación Crescendo.

En el caso del PC, la gran apuesta es Alejandra Placencia, otrora candidata a alcaldesa por Ñuñoa que ya viene con una campaña previa en los comicios municipales por la alcaldía de Ñuñoa. A ella se sumará el dirigente sindical Manuel Ahumada, quien reforzará el respaldo del votante más de izquierda.

Por último, en los cupos de Convergencia Social, la abogada suiza nacionalizada chilena y coordinadora general de Unir, Lorena Fries, reforzará la campaña en torno a la agenda de DD.HH., debido a su paso por la subsecretaría del ramo en el segundo gobierno de Michelle Bachelet. Mientras que su pareja de subpacto, el actual diputado Gonzalo Winter, basará su campaña en su gestión parlamentaria.

El vacío que deja Vallejo en el distrito 12

Para Apruebo Dignidad, el segundo distrito más importante de la RM es el 12, puesto que representa a las comunas más populares de la capital: La Florida, Puente Alto, La Pintana, entre otras. Ahí, por dos períodos consecutivos, Camila Vallejo no tuvo problema en superar a sus contrincantes.

Sin embargo, el anuncio de la diputada comunista de no ir a la reelección, movió el tablero para AD. Al igual que con Jackson, tendrán que apostar a conseguir entre varias candidaturas los votos que tenía asegurados Vallejo.

Además, hay otro factor que preocupa al conglomerado: la postulación del otrora candidato a alcalde por Puente Alto, Manuel Toledo, fundador de la Coordinadora Social Shishigang -asociada al cantante nacional Pablo Chill-e y que se dedica a apoyar a las distintas poblaciones de Santiago-, quien además obtuvo una respetable votación en la comuna que lidera Germán Codina y que, según estiman las fuentes, puede hacerle perder votos a Apruebo Dignidad.

En el distrito 12, donde la no postulación de Camila Vallejo dejó un vacío, la aparición del ex candidato a alcalde y fundador de la Coordinadora Social Shishigang, Manuel Toledo, preocupa al conglomerado de Apruebo Dignidad.

Por esto, el conglomerado apostará a la reelección de dos diputados fuertes en el distrito. El primero es Miguel Crispi (RD), quien fue considerado hasta último minuto para postular a senador en el cupo que hoy ocupa Sebastián Depolo, pero que fue inscrito a la reelección para reforzar la lista en el D12. El segundo es el diputado Amaro Labra (PC), quien cuenta con popularidad de sobra como cofundador de la banda Sol y Lluvia.

Además, en Comunes apostarán por dos rostros reconocidos a nivel nacional: la actriz Ana María Gazmuri, quien además es activista por la legalización de la cannabis medicinal, y el actor Ariel Mateluna, destacado por su trabajo como protagonista de la reconocida película Machuca.

En tanto, la apuesta de Convergencia Social está en su presidenta Alondra Arellano, que reforzará al votante favorable a Gabriel Boric. Su pareja de subpacto será Camila Arenas, quien en mayo hizo campaña por una concejalía de La Florida y que apelará a su expertise en educación no sexista para motivar a los votantes del distrito.


VOLVER AL HOME PARA SEGUIRLEYENDO MÁS NOTAS DE THE CLINIC

Comentarios