Fachada de la Clínica Las Condes

Agencia UNO

Corte ordena a Clínica Las Condes brindar tratamiento a uno de sus pacientes en otro recinto

En la acusación se especifica que le administraron medicamentos genéricos durante su tratamiento contra el cáncer de médula ósea, en vez de los fármacos "de marca" originales.

Tras la resolución de la Corte de Apelaciones de Santiago, la Clínica Las Condes deberá cubrir los gastos de un paciente que tendrá su tratamiento en otra institución.

Esto, debido al recurso de amparo que presentó un gineco-obstetra que trabaja en el lugar. Mario Montoya García, trabajaba en la clínica hace más de 17 años, pero recientemente tuvo que iniciar acciones legales en contra del recinto por una mala administración de medicamentos.

En la acusación se especifica que le administraron medicamentos genéricos durante su tratamiento contra el cáncer de médula ósea, en vez de los fármacos “de marca” originales.

La situación se dio luego que Montoya fuese diagnosticado con mieloma múltiple, por lo que fue hospitalizado en la Clínica Las Condes, donde trabajaba.

Según la nota de Radio Biobío, el médico que comenzó su tratamiento fue el hemato-oncólogo, Hernán López Vidal, quien dictaminó que se siguiese un esquema quimioterápico en el que debían usarse los medicamentos Revlimid por la vía oral y Velcade vía subcutánea.

El primer ciclo de quimioterapia se dio el 2 de junio, donde según lo entregado en el recurso, se desconoce si se utilizaron los medicamentos indicados por Hernán López.

Tres semanas después, comenzó el segundo ciclo, donde quedó registrado que al paciente le administraron Lenalidomida genérica en vez de Revlimid y Bortzomib en lugar de Velcade.

Ambos fármacos fueron usados en el tercer ciclo, el cual se llevó a cabo el 14 de julio. Dos días después, Montoya sufrió una crisis de taquiarritmia y extrasistolía que, según un cardiólogo, fue consecuencia del uso de Lenalidomida genérica.

Durante otro control, al paciente le diagnosticaron también toxicidad hematológica, la que comprometía sus glóbulos rojos y blancos, y sus plaquetas.

Tras dicho diagnóstico, el médico encargado quiso dejar constancia de lo sucedido, aclarando que se utilizaron fármacos distintos a los que él había prescrito y sin el consentimiento del paciente.

Me enteré de que uno de mis pacientes estaba recibiendo quimioterapias genéricas, cuando no se me informó a mí ni a mi paciente de este cambio“, contó al enterarse de los sucedido.

Esta nueva polémica, sumada a la anterior respecto a las terceras dosis de vacunas contra el coronavirus, hicieron que Hernán López renunciara a su cargo en la clínica.

Asimismo, el paciente decidió tomar acciones legales, alegando que el presupuesto que a él le habían hecho era con los medicamentos originales y no los generales que le administraron.

El recurso, que ya fue admisible por la Corte, declara que Montoya seguirá su tratamiento, pero en la Clínica Santa María, donde actualmente trabaja López.

Además, la acción presentada a la Corte, pide que tanto Clínica Las Condes como la Isapre MasVida, se hagan cargo de los gastos. Por lo que, mientras dure la tramitación del recurso, ambas instituciones deberán cubrir el tratamiento.

“Esta resolución en favor de nuestro representado constituye un avance muy importante en la tramitación de esta causa, pero aún más constituye un precedente hacia el futuro por cuanto la Corte de manera inédita ordenó a la Clínica Las Condes y a la Isapre Nueva MásVida coordinar y tramitar de manera urgente la continuidad del tratamiento prescrito por el médico tratante en otra clínica diferente“, manifestó Enzo Miño, abogado patrocinante.

Respecto al informe sobre el uso de Lenalidomida, se dio a conocer que el médico tratante no especificó que debían utilizarse los fármacos originales, por lo que el organismo concluyó que “no existe evidencia tangible que haya existido una eventual vulneración de los derechos del paciente”.

Por su parte, Clínica Las Condes indicó que por tratarse de un procedimiento legal en curso no emitirá declaraciones.

VOLVER AL HOME PARA SEGUIR LEYENDO MÁS NOTAS DE THE CLINIC

Comentarios