Patricio Vera

Boric altiplánico, Provoste pandémica, Kast el atrevido y la soledad de Sichel: el juicio de los expertos a la primera emisión de la franja presidencial

Con bototos gastados, ternos rígidos y un canto a capela, los candidatos desplegaron sus apuestas audiovisuales con las que esperan sumar apoyos o consolidar los lugares que les confieren las encuestas. Aquí, a un mes exacto de la elección, cuatro expertos en Comunicación Política desmenuzan a The Clinic el primer capítulo de la franja de los aspirantes a La Moneda.

Paisajes del Desierto de Atacama, tomas de unos bototos embarrados, una “anti franja” que ironizó con los códigos tradicionales de la propaganda política. También un candidato terneado mirando “a los ojos” de los televidentes, además del himno nacional cantado a capela con la ausencia total de la candidata en cuestión.

Todas escenas que fueron parte de las apuestas que los siete aspirantes a La Moneda desplegaron en la franja electoral que tuvo su primera emisión -por cadena nacional- al mediodía de hoy, 22 de Octubre. Todo, a tan solo a 31 días de una elección presidencial marcada por la incertidumbre.

El puntapié inicial del tradicional espacio televisivo, en el que los candidatos buscan aprovechar las últimas instancias masivas que tendrán para llegar al electorado, goza de una especial relevancia, según el académico de Comunicación Política de la Universidad Católica, William Porath.

“Hay que tener cuidado con el tema de la franja, porque los primeros días son los que marcan la opinión pública. Y eso después cuesta romperlo, a no ser que tengas algún conejo escondido en el sombrero y que lo saques cuando ya esté decayendo el interés por la franja”, comenta Porath como criterio general.

Así, en orden de entender los códigos de este decisivo momento en las campañas, en The Clinic acudimos a cuatro académicos especializados en comunicación política, para entender qué hay detrás de las apuestas audiovisuales con que los siete aspirantes al sillón presidencial dieron inicio a la cuenta regresiva de la carrera hacia La Moneda.

“Hay que tener cuidado con el tema de la franja, porque los primeros días son los que marcan la opinión pública. Y eso después cuesta romperlo”, afirma William Porath.

Provoste: golpe de efecto de corto alcance

La franja de Provoste fue la última en emitirse, según se acordó en un sorteo realizado el 12 de Octubre por el Consejo Nacional de Televisión. Sin embargo, según el juicio de los analistas, fue la única que logró diferenciarse de los códigos de corte más tradicional, que fueron utilizados por las otras candidaturas.

Esto, ya que mientras las otras franjas lucieron audaces tomas de los candidatos, ya sea recorriendo territorios del país en manifestaciones, o simplemente sentados frente al lente de la cámara, el espacio audiovisual de la candidata de Nuevo Pacto Social, Yasna Provoste (DC), mostró en un espacio con fondo negro al actor Nicolás Durán cantando el himno nacional a capela, mientras en la pantalla salían textos con frases como la siguiente: “si hoy rindiéramos un minuto de silencio por cada uno de nuestras muertas y muertos por la Pandemia, guardaríamos silencio por más de 24 horas”.

Para William Porath, lo anterior es una presentación que rompe no sólo con la propuesta de los otros candidatos, sino que con los normas habituales de las franjas televisadas. Sin embargo, advierte sobre el efecto negativo que podría traer mantener esa apuesta por las próximas emisiones del espacio televisivo.

Yasna hace todo lo contrario, lo que es interesante porque rompe el esquema. La candidata no aparece y hay un homenaje a los fallecidos por el Covid. Eso, como primera franja puede ser interesante porque se desmarca del resto. Sin embargo, es una apuesta que hay que ver cómo sigue en los próximos días, porque eso está bien para un golpe de efecto, pero no para una campaña permanente”, afirma el doctor en Ciencia Política.

En tanto, para el docente del Doctorado en Comunicación de la Universidad de la Frontera, Mario Álvarez, el uso de la canción nacional fue un acierto por la carga emocional que buscó evocar en el electorado.

“La franja ofrece una reinterpretación de un símbolo patrio en clave de dolor y crítica social. El himno que desde la dictadura es arma patriotera, se vocaliza aquí con un dolor que sale a enjuiciar moralmente la gestión de Piñera en la Pandemia”, comenta Álvarez.}

Yasna hace todo lo contrario, lo que es interesante porque rompe el esquema. Sin embargo, es una apuesta que hay que ver cómo sigue en los próximos días, porque eso está bien para un golpe de efecto, pero no para una campaña permanente”, afirma Porath.

En la misma línea, pero tal vez más emocionado por el registro audiovisual, se manifiesta el director de la Escuela de Publicidad de la UDP, Cristián Leporati. “Logra hacer vibrar el alma por todo lo que ha pasado el país en Pandemia. Sin lugar a dudas es interesante lo que hace la candidata, donde ella se resta y le da todo el espacio a los que murieron. Es interesante porque normalmente en todas las campañas políticas el ego es muy grande”, apuntó.

Boric: buena factura sin grandes definiciones

El candidato de Apruebo Dignidad, que según las últimas encuestas es el favorito en la carrera presidencial, apostó por imágenes que hicieran referencia a la descentralización, concepto que también utilizó en la franja de la primaria del bloque que levantó su candidatura, en la que derrotó al alcalde de Recoleta, Daniel Jadue (PC).

En esta ocasión, sin embargo, Boric no comenzó su franja en el Estrecho de Magallanes, sino que a 3.306 kilómetros de distancia y con un paisaje radicalmente diferente: el Desierto de Atacama.

Desde ahí el diputado frenteamplista desplegó el mismo mensaje -guiños a su “árbol de la esperanza” incluidos-, y también contó con la presencia de otras figuras políticas con sello simbólicos. Fue el caso de la diputada socialista y nieta de Salvador Allende, Maya Fernández, quien hizo caso omiso al apoyo institucional que su tienda le dio a la candidata de la DC, Yasna Provoste, haciendo público su apoyo al magallánico hace un par de semanas.

Así, el publicista Cristián Leporati reconoce la continuidad estética que existe en las propuestas audiovisuales del candidato de Apruebo Dignidad. “Siempre son muy bonitas sus propuestas desde las primarias, la estética es muy acabada, muy bonita. De todas las que vi, la de Boric es la que tiene mejor acabado y post producción”.

“También muy emotivo, pero muy rodeado del pueblo en general; del pueblo indígena, del Norte, de la gente. Es interesante porque, finalmente, es consistente con todo su mensaje”, complementa Leporati.

En tanto, Porath se aventura con una hipótesis sobre el equipo comunicacional del candidato para explicar el acierto audiovisual de Boric. “Se nota que es la que tiene más inteligencia detrás en cuanto a audiovisual. Tiene una producción muy bonita, imágenes bien elaboradas, tiene un colorido muy especial”.

Sin embargo, no todas son flores para la franja del candidato, ya que Porath también advierte sobre el discurso del frenteamplista quien, a su juicio, aún no estaría entrando en el imperativo terreno de las definiciones. “Tiene que entrar al área chica, porque fue una presentación global. No puede quedarse sólo en una buena composición audiovisual”, dijo.

Con todo, el académico del Instituto de la Comunicación e Imagen de la U. de Chile, Claudio Salinas, también valora el mensaje que entregó el candidato, quien apareció en su video acompañado de niños, pobladores Quechua y llamas altiplánicas.

“Es la más fresca y dinámica. Utiliza buenas metáforas apelando a que no está solo, además de que logra muy buenas imágenes que atrapan. Además, me pareció que hace un giro en esta franja, porque coloca aspectos concretos de la campaña, como el asunto de las pensiones o el sentido comunitario”, afirma Salinas.

Kast: Atrévete y sal del clóset

El candidato del Partido Republicano, José Antonio Kast, optó por una franja austera. En la primera parte se le vio sentado frente a la cámara, vestido de terno, camisa blanca y una corbata azul oscuro. En esta pasada, el ex diputado UDI optó por emitir un mensaje simple y directo, coinciden los expertos en comunicación.

Mi nombre es José Antonio Kast y mirándote a los ojos quiero decirte que llegó la hora de atreverse”, dijo el candidato, mientras a sus espaldas se veía una biblioteca y una foto familiar.

Esto es interpretado por Mario Álvarez como un mensaje con el que Kast “invita a salir del closet. Le habla a una derecha radical y pinochetista que ha experimentando una sensación de opresión a su forma de ver la vida. Le habla a una derecha que siente que ya no puede reírse de quienes se reía”.

Sin embargo, William Porath pone bajo la lupa este mensaje que Kast ha cristalizado en su lema “Atrévete”. Un concepto que somete a revisión debido a la buena posición en la que las encuestas lo han sitúan en los últimos días: según los sondeos, estaría entre los dos primeros favoritos -secundando a Gabriel Boric- para pasar a la segunda vuelta.

La de Kast es una franja que está bien hecha. Tiene un mensaje claro, pero el mensaje del ‘Atrévete’, que tiene toda una lógica en su candidatura, tal vez llega un poco tarde. No sería bueno que insistiera mucho con eso, porque la gente ya se atrevió a decir que vota por Kast”, advierte Porath.

Sichel: soledad y corrección

El juicio de los analistas sobre la campaña del abanderado del bloque Chile Podemos Más es categórica, pero no muy alentadora.

Lo de Sichel parece la campaña de un perdedor. Llama la atención la poca compañía de los partidos, porque con la debacle de su candidatura, más que resaltar su figura de independiente, da la sensación de que está solo“, sentencia Claudio Salinas sobre el registro audiovisual en el que se vio al candidato -con especial énfasis en sus zapatos- recorriendo diversos lugares del país.

En tanto, William Porath llama la atención sobre la compleja posición en que está Sichel según las encuestas de opinión para emitir su juicio sobre la franja.

“La franja de Sichel no tiene defectos técnicos, pero para un candidato que necesita dar golpes ahora, me pareció muy correctita, apostó poco”, sentencia Porath sobre el candidato, quien según los últimos sondeos, estaría entrampándose en el cuarto lugar de la carrera, detrás de Boric, Kast y Provoste.

“Lo de Sichel parece la campaña de un perdedor”, sentencia Claudio Salinas.

Palos desde la izquierda: Artés “amarillea” a Boric

En su franja, el candidato de Unión Patriótica, Eduardo Artés, mostró imágenes del lanzamiento de su campaña, acto que realizó en el vandalizado monumento de Salvador Allende en la comuna de San Joaquín.

En las imágenes, se ve al profesor de Educación Básica arengando a un grupo de adherentes con frases que recuerdan al ex presidente Salvador Allende.

Allende no es un monumento. El compañero Allende es pueblo, es trabajador, es sueños de liberación”, exclama junto a la estatua, antes de que la propuesta audiovisual muestre el dibujo de un sujeto barbón, quien cambia de color y se sube a un árbol mientras lo acompañan los conceptos “Ley Antibarricadas” y “15 de Noviembre”.

Sí, la referencia es más que obvia: una caricatura de Gabriel Boric y las posturas políticas que más quebradero de cabeza le ha generado, en la crítica desde la izquierda.

Es la única franja que explícitamente ataca, ataca a Boric. La propaganda de ataque en Chile tiene mala imagen, pero en el caso de Artés, que es de extrema izquierda y que apela al voto de la gente que se movilizó en las calles, es consecuente con su candidatura”, comenta William Porath sobre la ofensiva de Artés.

Esto, a su vez, es valorado positivamente por Cristián Leporati. “Lo de Artes es sincero. Uno puede estar de acuerdo o no, pero su estética, su campaña, su contenido en forma y fondo, es lo que él es. En eso es tremendamente sincero y creíble”, comenta.

ME-O: el abuelo Simpson que le habla a la juventud

La franja del candidato del Partido Progresista, Marco Enríquez-Ominami, comienza con él mismo sentado frente a un fondo negro, respondiendo una interrogante ante los televidentes: “¿Por qué crees que no te escucharon cuando tú sí la viste venir?”, pregunta que dio pie para que el ex diputado PS esbozara una crítica hacia los gobiernos de los treinta años.

La franja del abanderado del PRO, que luego continúa con imágenes del cineasta recorriendo las calles, no goza de una buena evaluación de parte de los analistas.

Según Cristian Leporati, la campaña de ME-O “está en la postura que es distinta a la de Artés, que es más humilde. Es como del personaje que te dicta cátedra, el dueño de la verdad. Nuevamente está muy centrada en él y solamente en él. Sale poca gente hablando de él, se nota que son militantes y no gente de la calle. Muy maqueteada”, desmenuza.

En tanto, Mario Álvarez esboza su juicio en base a la personalidad que el candidato mostró en el registro. “ME-O habla como un hombre maduro que le cuenta a la juventud de la trascendencia histórica de sus luchas. Es como el meme del abuelo Simpson hablándole a los niños de sus buenos tiempos“.

“ME-O está en la postura que es distinta a la de Artés, que es más humilde. Es como del personaje que te dicta cátedra, el dueño de la verdad”, comenta Cristián Leporati.

Parisi como una “campaña de AFP”

El candidato del Partido de la Gente, Franco Parisi, comenzó su franja con imágenes coloridas de paisajes nacionales que tenían como fondo una música, de grandilocuencia cinematográfica, y que fueron abruptamente interrumpidas con un “para, para, para”, del abanderado. Acto seguido, se mostró en el acto frente a la cámara, vestido de traje, pero sin corbata.

Basta de franjas ‘llora, mamita, llora’”, sentenció en seco el candidato, antes de mostrar propuestas como limitar los sueldos de los parlamentarios y del presidente del BancoEstado a 5 millones de pesos. Todo lo anterior amparado en el mensaje “mientras más grande es el papá Estado, más chico es el bolsillo de todos los chilenos”.

Su idea de libertad se parece a la de Milei en Argentina, en que se ve cualquier actividad política o participación en la vida pública como una represión, un gasto innecesario, una pérdida de plata fiscal. Todo lo político es malo, todo lo público es malo”, comenta Mario Álvarez sobre el mensaje que está buscando instalar el candidato.

En tanto, la apuesta audiovisual de Parisi no pasa la prueba para Cristián Leporati, al menos como una figura política relevante. “Lo de Parisi más bien es un spot publicitario, no es un spot político. Me imagino como una campaña de una AFP, de un banco incluso. Muy pobre lo de Parisi”, cuestiona.

Con todo, William Porath valora que a diferencia de los otros candidatos, Parisi dedicó parte relevante del tiempo y del mensaje de su franja a referirse a la colectividad que sustenta su candidatura: el Partido de la Gente: “Es interesante que sea la única franja que pone a su partido por delante. Es una franja bastante propositiva, que es lo contrario a lo que uno esperaba de Parisi, que era que iba a hablar de él, de él y de él”, finaliza el docente.

También puedes leer: Presidencialismo atenuado, Congreso unicameral y Estado Plurinacional: Así se perfila el nuevo Chile en la futura Constitución


Volver al Home para seguir leyendo más notas de The Clinic

The Clinic Newsletter
Comentarios