Manifestación de simpatizantes de "La tercera vía"

¿Quiénes son “La Tercera vía”? Otro partido neonazi en Alemania

Miembros de la organización ultraderechista "La tercera vía" fueron detenidos el fin de semana, cuando intentaban formar una patrulla fronteriza para impedir el ingreso de inmigrantes.

El pequeño partido neonazi “La tercera vía” (Der III. Weg) en Alemania, que cuenta con unos pocos centenares de miembros, atrajo la atención internacional este fin de semana, cuando intentó impedir la entrada de inmigrantes por la frontera germano-polaca,en el estado de Brandeburgo.

La policía incautó varias armas a las más de 50 personas que detuvo -entre ellas, gas pimienta, porras, un machete y una bayoneta- y les ordenó que desalojaran la zona fronteriza.

Los orígenes

“La tercera vía” fue fundada en septiembre de 2013 en Heidelberg, como agrupación escindida del neonazi Partido Nacional Democrático (NPD), de ultraderecha nacionalista.

El fundador y líder del partido es Klaus Armstroff, un antiguo dirigente del NPD que se distanció del partido por pugnas en torno a su postura ideológica.

Se dice que Armstroff ha reclutado activamente a miembros de un grupo neonazi conocido como Freies Netz Süd (Red Libre Sur), que actuaba en Baviera antes de ser prohibido en 2014.

La Oficina Federal de Protección de la Constitución (BfV), el servicio alemán de inteligencia, señaló en su último informe que el partido cuenta con solo unos 600 miembros en todo el país.

Pese a esto, precisaron que eso obedece a una estrategia deliberada: “La tercera vía” se considera a sí misma una unidad pequeña, más interesada en el activismo político que en aumentar su tamaño.

Ideología neonazi

El primero de los 10 puntos contenidos en el programa del partido reza: “El objetivo de Der III. Weg es la creación de un socialismo alemán alejado del capitalismo explotador, así como del comunismo igualitario.”

El partido se considera afiliado al ala “izquierdista” de la ideología histórica nazi, y aboga por nacionalizar todas las industrias clave de Alemania, así como sus servicios públicos y la asistencia social, los bancos y las principales empresas. 

Pero su idea de socialismo tiene un tono decididamente nacionalista y racista, cercano a los objetivos del partido nazi de Adolf Hitler: su programa incluye “la financiación de las familias con muchos hijos para evitar una extinción inminente del pueblo alemán” y “la conservación y el desarrollo de la sustancia biológica del pueblo alemán.”

Más aún: “La tercera vía” cuestiona abiertamente la legitimidad de las fronteras alemanas de postguerra, demandando la “restauración pacífica” de las “fronteras originales”.

Estrategia y métodos

La BfV ha reportado una creciente profesionalización de “La tercera vía” en los últimos años. En 2019, el partido reajustó sus estructuras para adaptarse a las reglas electorales alemanas y posibilitar la participación en elecciones a nivel nacional y regional.

Según la BfV, el partido cuenta con aproximadamente 20 bases en Alemania y es especialmente activo en siete de los 16 estados federados, entre ellos Brandeburgo, Baviera y Renania del Norte Westfalia.

Durante la campaña electoral de 2021, “La tercera vía” colgó carteles con la consigna de “colgar a los Verdes”, en Múnich y Sajonia. Los tribunales alemanes determinaron que los carteles infringían la ley y debían ser retirados.

El partido organiza sus actividades en tres áreas: La “lucha política”, la “lucha cultural” y la “lucha por la comunidad”. La lucha política incluye su campaña electoral, y la cultural se define como “la preservación de las costumbres”.

La “lucha por la comunidad”, a su vez, contempla actividades caritativas, como la ayuda a los que no tienen vivienda (pero solo si son considerados alemanes) y la organización de actividades deportivas, especialmente de artes marciales.

Miembros de “La tercera vía” han tomado parte en manifestaciones contra las medidas adoptadas para contener la pandemia, y divulgan teorías conspirativas en su página web.

En un artículo publicado allí en 2020, se afirma que la pandemia estaba siendo explotada por el Fondo Monetario Internacional y el Banco Central Europeo para acelerar la abolición del dinero en efectivo.

Igualmente se afirmó que Christine Lagarde tenía raíces judías. La Oficina de protección de la Constitución cataloga a “La tercera vía” como antisemita y racista.

La BfV también ha advertido que en 2020 el grupo ha formado “patrullas nacionales” en algunas localidades, supuestamente para proteger a los alemanes de los delincuentes extranjeros.

VOLVER AL HOME

The Clinic Newsletter
Comentarios