Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Cultura & Pop

17 de noviembre de 2021

Lollapalooza Chile 2022: los escenarios que se abren tras la caída del Parque O’Higgins

Lollapalooza Chile Parque O'Higgins Foto: Agencia UNO

La indefinición de la Municipalidad de Santiago motivó a la productora Lotus a descartar el céntrico recinto. Analizamos los lugares que podrían albergar la próxima edición del festival.

Por

Lollapalooza Chile 2022 es una incógnita. La Municipalidad de Santiago dejó en manos de los vecinos, a través de una consulta ciudadana, la cesión del Parque O’Higgins. Días después, la productora Lotus anunció que la próxima versión no se realizaría allí.

Los escenarios de Lollapalooza Chile 2022

En The Clinic analizamos los posibles escenarios en la Región Metropolitana que podría albergar un festival de la envergadura de Lollapalooza Chile 2022.

Aeródromo Los Cerrillos

El aeródromo está ubicado en la comuna de Cerrillos. Funcionó durante casi 40 años como el principal terminal aéreo de la Región Metropolitana, antes de la construcción del aeropuerto Arturo Merino Benítez.

Se encuentra emplazado sobre un terreno de 245 hectáreas, entre las avenidas Departamental, General Velásquez, Lo Errázuriz y Pedro Aguirre Cerda. A un costado, cuenta con el Parque Bicentenario de Cerrillos y tiene cerca la estación del mismo nombre, donde termina la línea 6 del Metro.

El 27 de septiembre de 2015, el aeródromo recibió su primer festival masivo: Santiago Gets Louder, al que asistieron más de 40 mil fanáticos del metal para ver a bandas como System of a Down, Faith no More, Deftones y Gojira, entre otras.

El evento se realizó en los hangares Suricato, donde actualmente se emplaza el Parque Bicentenario, y contó con cuatro escenarios: dos de ellos destinados para las bandas principales.

Ese mismo año, también se realizó allí el Festival Sónar, que contó con tres escenarios y cuyo cartel estuvo encabezado por Chemical Brothers y Hot Chip.

Las Vizcachas

El Club de Campo Las Vizcachas es un recinto de 90 hectáreas ubicado en las afueras de Puente Alto, camino a San José de Maipo.

En noviembre de 2012, el Festival Maquinaria se realizó durante dos días —por primera y única vez— en Las Vizcachas. Se calcula que a dicha versión asistieron unas 70 mil personas para ver a bandas como Kiss, Slayer, Mastodon, The Prodigy y Marilyn Manson, entre otros.

El evento contaba con tres escenarios (dos destinados a los cabezas de cartel) y una carpa. También incluía un sector VIP ubicado entre los dos escenarios principales y la posibilidad de camping para los asistentes. Debido a la lejanía del lugar, también se dispusieron buses de acercamiento desde el metro Macul.

Club Hípico

El Club Hípico es un hipódromo ubicado muy cerca del Parque O’Higgins, también en la comuna de Santiago.

Desde 2007, ha albergado eventos como el Festival Vive Latino (2007), La Cumbre del Rock Chileno (2009) y otros conciertos masivos, como los de Iron Maiden, Metallica y Jonas Brothers, entre otros.

El Maquinaria Festival realizó dos ediciones en dicho recinto. En 2011, se calcula que llegaron a asistir unas 100 mil personas. En dicha ocasión se dispusieron tres escenarios. En los dos principales tocaron Faith No More, Alice in Chains, Megadeth y Chris Cornell.

No al Parque O´’Higgins

Lollapalooza Chile partió en octubre del 2010, cuando Perry Farrell, conocido líder de la banda Jane’s Addiction y creador de la franquicia, tenía serios deseos de internacionalizar un festival que, hasta esos años, no había salido de Estados Unidos y había elegido Sudamérica como el escenario más apropiado.

Aterrizó en Chile en el marco del primer Maquinaria Festival y quedó maravillado con el Parque O’Higgins. Buscaba un espacio que pudiese albergar a unos 100 mil espectadores y con buena conectividad. «El pueblo de Santiago tiene una pasión por la música contemporánea y un estilo de vida internacional. Perfecto», agregó.

Farrell reconoció que uno de los aspectos favoritos de este espacio urbano es una gran cúpula para 10 mil personas, las áreas verdes y que está al lado de Fantasilandia. «Tiene una suave pendiente, con una perfecta vista a la distancia de la cordillera de los Andes, muchos árboles de sombra (…) Se inserta en un parque de diversiones con montaña rusa y la gente grita en él todo el día. Ahora mismo puedes encontrar familias disfrutando en el parque. Itinerancia por todas partes», sentenció.

Después de una década, el festival enfrentó la posibilidad real de marcharse del Parque O’Higgins. La primera alarma la encendió a principios de noviembre de 2021 un grupo de ocho concejalas de Santiago, que manifestaron su rechazo al evento, a causa de las «externalidades negativas» que produce en el pulmón verde.

Consulta ciudadana

La próxima traba fue el anuncio de una consulta ciudadana para decidir el futuro del Parque O’Higgins. La medida tuvo ocho votos favorables y la abstención de la jefa comunal, Irací Hassler (PC), quien argumentó que se trata de una «solicitud a la administración».

No obstante, la alcaldesa de Santiago agregó en esa ocasión que «me parece fundamental exigir los permisos que corresponden. Actualmente, la empresa (Lotus Producciones) no cuenta con todos los permisos requeridos».

Además, valoró que «sea la ciudadanía la que pueda definir, una vez que cuenten con todos los permisos necesarios. Creo que más democracia es mejor».

Durante la discusión, la concejala Rosario Carvajal (Ind. Igualdad) se retiró indignada de la sesión y se negó a votar la resolución, la que calificó de «improcedente». A su juicio, la consulta ciudadana es «una maniobra para salvar a la empresa» e instó a la alcaldesa a cumplir el compromiso que suscribió con los parques.

La situación puso en jaque la realización de Lollapalooza Chile 2022, considerando que solo restaban cuatro meses para su realización, luego de confirmarse sendas versiones en Argentina y Brasil.

Las representantes comunales aseguran haber recogido la visión de distintos vecinos del sector, señalando que durante la muestra musical se genera una sobrecarga de automóviles, el deterioro del arbolado, se excluyen a los residentes y se acumula gran cantidad de residuos, entre otros aspectos.

«Reafirmamos nuestro compromiso de que toda decisión que tomemos será considerando principalmente la voz de quienes habitamos nuestra comuna, por tanto, la realización del festival Lollapalooza nos resulta improcedente y contradictorio con los principios que nos llevaron a liderar la comuna capital de la mano de un programa y un proyecto democrático, participativo y transformador», concluyen.

Lollapalooza


Volver al Home para seguir leyendo más notas de The Clinic

Notas relacionadas

Deja tu comentario