Parisi en TV

Agencia Uno

Quién es quién en el Partido de la Gente: el perfil outsider del colectivo de Franco Parisi

En la búsqueda por comprender y mapear el fenómeno de Parisi y el Partido de la Gente, The Clinic conversó con uno de los ideólogos del colectivo y 2 de sus 6 diputados que resultaron electos el fin de semana. Su directiva, en tanto, se mantiene hermética. Como bonus track, un politólogo comparte su mirada acerca de qué los define ideológicamente, y la importancia que sus votantes tendrán para la segunda vuelta presidencial.

Franco Parisi logró lo que para muchos era impensado en las elecciones generales del pasado 21 de noviembre. Con una campaña 100% telemática desde Estados Unidos –que lo alejó de los debates presidenciales y el trabajo en terreno—, el candidato presidencial del Partido de la Gente se transformó en tercera mayoría nacional, quedándose con un 12,8% de los votos, superado sólo por José Antonio Kast (27,9%) y Gabriel Boric (25,8%).

El discurso anti-establishment del ingeniero comercial, quien no se deja enmarcar en el eje tradicional derecha-izquierda, fue particularmente exitoso en el norte chileno: triunfó en la región de Antofagasta, con un 33,9% de las preferencias, y se quedó con el segundo lugar en Arica y Parinacota (28,7%), Tarapacá (27,4%) y Atacama (24%).

Pero más allá del fenómeno político de su principal figura y abanderado, también fue llamativa la irrupción del Partido de la Gente en el Congreso, luego de lograr 6 escaños en la Cámara de Diputados, con un 8,45% de los votos en todo el país. El colectivo tuvo además un desempeño notable en la elección de consejeros regionales, al conseguir instalar 22 de estos representantes, superando así a Evópoli (11) y al Partido Republicano (15), mas no a RN (53), la UDI (43), el Frente Amplio (25), el pacto PS-PPD (42) y la DC (36).

Con los resultados en mano, los analistas y comandos de Kast y Boric parecen llegar a la misma conclusión: el bolsón de electores del Partido de la Gente es hoy por hoy uno de los más cotizados de cara a la segunda vuelta del próximo domingo 19 de diciembre. Tanto así que ambos candidatos hicieron guiños a los votantes de Parisi en sus respectivos discursos públicos, tras saber que volverían a medirse en las urnas a las pocas semanas.

El escenario es, por decir lo menos, incierto. Parisi anunció un día después de los comicios que el Partido de la Gente realizará “en la primera quincena de diciembre” una consulta online entre sus adherentes, para determinar a qué proyecto presidencial se suman. La idea, explicó el ex aspirante a La Moneda, es invitar a Kast y Boric a las transmisiones en redes sociales del Partido, donde tendrán la oportunidad de presentar sus programas de gobierno. Será un ejercicio de “democracia digital”, aseguró Parisi, adelantando que, en la consulta, las opciones a elegir serán Kast, Boric, votar nulo o libertad de acción.

“La pelea en segunda vuelta va a ser por esos votos, y creo que aquí las aguas van a estar divididas”, comenta a The Clinic Rodrigo Espinoza, doctor en Ciencia Política y académico y secretario de Estudios de la Escuela de Ciencia Política de la UDP. “Particularmente porque, por una parte, Parisi propone mano dura en materia de migración y eso hace que los votantes se acerquen a las banderas que defiende Kast. Pero, por otra, también el Partido de la Gente pretendía hacer cambios sustantivos al sistema de las AFPs. Entonces, ahí podría haber un nicho importante de Parisi que puede ser seducido por Boric”, explica el analista.

El panorama fue sintetizado el lunes por Parisi en un live: “Ahora, el Partido de la Gente lleva la batuta”. ¿Cómo se originó y qué caracteriza al Partido de la Gente? ¿Y quiénes son sus protagonistas? Aquí, te contamos más sobre este grupo, que podría tener un rol clave en la definición del próximo Presidente de Chile.  

La génesis de un movimiento

El Partido de la Gente surgió por el impulso de los antiguos simpatizantes de Parisi en su aventura presidencial de 2013, cuando obtuvo un 10,11% de los votos en primera vuelta. Como recoge La Tercera, Luis Antonio Moreno, actual presidente del partido, fue un activo promotor de la candidatura de Parisi por aquel entonces.

El 9 de noviembre de 2020, el colectivo ingresó al Servel su escritura de constitución, y el 26 de julio de 2021 el ente electoral acogió la solicitud tras el ingreso de más de 30.000 firmas, conformándose en todas las regiones de Chile.

Una de las figuras que apoyó la creación del partido, y que se autodefine como uno de sus “ideólogos”, es el constituyente Rodrigo Logan, el único independiente de la Convención electo fuera de un pacto. Logan cuenta a The Clinic que ofició como el “abogado jefe del equipo redactor de estatutos, declaración política y principios” de la tienda. Hoy, dice que es un “amigo del partido”, que habla con “Franco y la dirigencia constantemente”, y que ayuda “con ideas en las estrategias de campaña y el formato programático”.

En cuanto a los liderazgos más importantes, el movimiento contó en un comienzo con el apoyo de Parisi y de Gino Lorenzini, el reconocido fundador de Felices y Forrados. Pero una serie de desencuentros entre ambos terminó por distanciarlos. Lorenzini incluso denunció la existencia de una “mafia” al interior del partido para seleccionar a los nombres que competirían en las elecciones.

Finalmente, Lorenzini acabó presentando una candidatura presidencial independiente, que fue rechazada por el Servel a pesar de haber recolectado las firmas necesarias, al estar registrado como militante del Partido de la Gente.

El escenario es, por decir lo menos, incierto. Parisi anunció un día después de los comicios que el Partido de la Gente realizará “en la primera quincena de diciembre” una consulta online entre sus adherentes, para determinar a qué proyecto presidencial se suman.

Hoy, la cúpula de la agrupación está conformada, además de Moreno, por su vicepresidente Jorge Passadore y el secretario general Emilio Peña. La posición de vocero la ocupa Juan Marcelo Valenzuela, quien compitió infructuosamente por un cupo en la Cámara Baja por el distrito 7, al igual que Passadore. The Clinic intentó en repetidas ocasiones contactarse con los miembros de la directiva desde la votación del 21 de noviembre, sin obtener respuesta hasta el cierre de este artículo.

“El Partido de la Gente, como colectividad, se define como un partido independiente, no adscrito a ideas políticas ni de izquierda, ni de derecha. Por lo tanto, ‘tratan de desmarcarse’, muy de acuerdo con el correlato de Franco Parisi”, sostiene el politólogo Rodrigo Espinoza.

 “Es una plataforma contraria a los partidos tradicionales y contraria a las élites políticas. Además, se definen como un partido regionalista, y buena parte de eso explica el éxito de la combinación independiente regionalista en el norte del país y también en las regiones del sur”, agrega el experto.  

Presencia en el Congreso

Fueron 6 los representantes del Partido de la Gente electos —uno en Santiago, cinco en regiones— para desempeñarse como diputados en la nueva legislatura, la mayoría considerados outsiders del mundo de la política. El único que no entra en esa categoría, alejada de los círculos de poder tradicionales, es Gaspar Rivas, el abogado que militó en Renovación Nacional entre 2005 y 2014, y que representó al distrito 11 en la Cámara Baja entre 2010 y 2018. Ahora, siendo parte del Partido de la Gente, ocupará un escaño por el distrito 6, de la región de Valparaíso.  

Rubén Oyarzo es uno de los nombres nuevos que ingresan al Parlamento, tras resultar electo en el distrito 8, compuesto por comunas populosas de la capital, como Maipú, Estación Central, Cerrillos y Pudahuel.

“En mi caso en particular fue a puro esfuerzo y a pura garra, porque yo trabajo”, explica a este medio Oyarzo, quien dice que se desempeña como “jefe de contabilidad en una empresa nacional”. Y agrega que después de las elecciones del domingo, llegó el lunes a trabajar a la oficina.

“Entonces, fuera de mi horario laboral tenía que hacer la campaña”, relata, destacando que en sus fines de semanas y tiempo libre hacía mucha labor en terreno, presentándose en las ferias del sector, las juntas de vecinos, y dando entrevistas a medios locales. Oyarzo puntualiza que “todo fue autofinanciado”, y se ríe cuando recuerda que colocó sólo dos palomas —carteles de campaña—, uno afuera de su domicilio en Lampa y otro en Cerrillos.

El diputado electo, que llegó al Partido de la Gente atraído por las ideas de Parisi y porque la colectividad la conformaban “gente de clase media, esforzada, con mucho dirigente social”, sostiene que una de sus primeras prioridades en términos legislativos será en materia de salud, propulsando, por ejemplo, la “ley del autismo”.

Consultado sobre con qué sector político proyecta que trabajará en el Congreso, Oyarzo entrega sus primeras definiciones: “Somos un partido de centro, y no tendremos ningún problema para dialogar con la izquierda o la derecha siempre que sea lo mejor para Chile. Somos un partido político que no tiene problemas con que, si presenta el PC una ley que va a beneficiar a la gente; vamos. Y así si la UDI, por decir algo, o los Republicanos, que son más extremos, presentan una ley que beneficia a la gente; bienvenido”.

“El Partido de la Gente, como colectividad, se define como un partido independiente, no adscrito a ideas políticas ni de izquierda, ni de derecha. Por lo tanto, ‘tratan de desmarcarse’, muy de acuerdo con el correlato de Franco Parisi”, sostiene el politólogo Rodrigo Espinoza.

Otro que entrará por primera vez al Congreso, por el distrito 5, es Víctor Pino. El administrador de empresas se presenta, en conversación con The Clinic, entre otras cosas como un “cristiano”, y miembro de la Iglesia Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Pino considera que el éxito de su campaña fue gracias al exhaustivo trabajo en terreno que llevó a cabo en la región de Coquimbo. “El factor fundamental en esto es el estar cerca de las personas (…). No teníamos brigadistas ni simpatizantes que hicieran ese trabajo por nosotros: hubo un conocimiento real de la gente”, señala.

De acuerdo con Pino, el desempeño de Parisi y el Partido de la Gente en las urnas se debe a que el colectivo supo leer las “varias señales del descontento y la disconformidad con las autoridades”. Ahora, Pino dice estar en plena coordinación con el resto de los miembros de su bancada, mirando hacia lo que será el futuro trabajo legislativo.

En el distrito 20, de la región del Bío Bío, se alzó con el triunfo el odontólogo de 57 años Roberto Arroyo, quien comentó a La Tercera su cercanía con el mundo conservador y cristiano. Aún así, expuso ante el mismo medio que está “a favor de la despenalización del aborto en tres causales”, y que aceptaría la eutanasia “con algunos límites”.

Por el distrito 21, también en la región del Bío Bío, resultó electa la asistente educacional Karen Medina. Una de sus propuestas de campaña fue rebajar el IVA a los medicamentos y a la canasta básica. También se comprometió, en entrevista con el Diario Concepción, a lograr una reducción del 75% en el impuesto específico a los combustibles.

Cierra la lista la diputada electa Yovana Ahumada, victoriosa en el distrito 3 de la región de Antofagasta, el bastión de Parisi. En diálogo con CNN, la nueva representante también apuntó a que “fue el trabajo en terreno recorriendo la región y llegando a lugares donde otros no llegan” lo que la llevó al triunfo.

“Somos un partido político que no tiene problemas con que, si presenta el PC una ley que va a beneficiar a la gente; vamos. Y así si la UDI, por decir algo, o los Republicanos, que son más extremos, presentan una ley que beneficia a la gente; bienvenido”, dice el diputado electo Rubén Oyarzo.

Entre sus propuestas, Ahumada destacó la regularización de inmigrantes indocumentados, especificando que quienes no tengan sus papeles al día “deben volver”. En la misma entrevista hizo hincapié en el concepto de democracia digital: “Queremos que la ciudadanía vote a través de plebiscitos, y a partir de eso vamos a votar (en la Cámara), dependiendo de lo que diga la ciudadanía”.

Lee también: Columna de Constanza Michelson: La nueva (no) política


Volver al home

Comentarios