Elisa Cabezón

Columna de Elisa Cabezón: Carta para el Presidente Electo

"Gabriel, tienes un gran desafío por delante. Las políticas económicas que has promovido como diputado no han ido en la dirección correcta. En la campaña presidencial te mostraste como un líder abierto al diálogo y a escuchar. Espero que te asesores de buenos técnicos que no busquen políticas de corto plazo que causan daños profundos para después".

Esta columna quiero dirigirla al Presidente Electo, Gabriel Boric. Puede que llegue a sus manos, o puede que no, pero como decía su eslogan de campaña “que la esperanza le gane al miedo”.

Primero, felicitaciones Gabriel por el triunfo. Chile te eligió para asumir el cargo de mayor responsabilidad del país a partir de marzo 2022. Tendrás la oportunidad de ayudar a millones de chilenos, pero a la vez, si te equivocas, las consecuencias de tus acciones podrían dejar daños profundos afectando la vida de esos mismos millones. 

En mi grupo demográfico, mujeres menores de 30 años, obtuviste el 68% de los votos. Pero seré sincera contigo: formo parte del 32% restante que no votó por ti. Yo sí creo que tú junto a tu coalición quieren lo mejor para el país. Quieren un Chile más justo y con mayores oportunidades. Ustedes son un grupo de jóvenes que salieron a la calle al ver que había demandas sociales que no se estaban respondiendo, y una parte importante de ustedes, incluyéndote a ti, ha dedicado toda su vida a la política para hacerlo. Sí creo que tienen buenas intenciones. Pero al ver las políticas públicas que han promovido desde el Congreso y desde la calle en el último tiempo se me hizo imposible darte mi voto.

Partiré con la más grave. Los retiros del 10% de las AFP. El argumento que dieron los políticos, incluyendo tu coalición para apoyar y promover esta medida, era ayudar a las familias que estaban pasando un mal momento en el contexto de la pandemia. La intención detrás era buena. Pero como aprendí en mi primera clase de economía, todo tiene un costo. Y en este caso el costo fue muy alto. Una de las principales ventajas que tenía Chile respecto de los otros países de la región es que, al invertir los ahorros previsionales en el mercado de capitales, se ha construido un profundo financiamiento a largo plazo para el país. ¿Qué implica esto para los chilenos? Ha permitido que las empresas, pequeñas y grandes, el Gobierno y las personas puedan pedir prestado dinero de forma barata en comparación a los otros países de Latinoamérica.

“Sí creo que tienen buenas intenciones. Pero al ver las políticas públicas que han promovido desde el Congreso y desde la calle en el último tiempo se me hizo imposible darte mi voto”.

Al retirar el ahorro para pensiones invertido en los mercados y entregárselo a los afiliados de forma líquida en sus cuentas, perdimos gran parte de este lujoso financiamiento de largo plazo que nuestro país ha construido en los últimos 40 años. Las consecuencias serán graves, sobre todo para las PyMes, que perderán la capacidad de endeudarse más barato que sus pares de la región para financiar sus negocios. Por otro lado, ya se está notando el impacto de los retiros en los créditos hipotecarios, alejando el sueño de la casa propia a miles de familias de clase media.

Además de encarecer o imposibilitar el financiamiento para empresa y personas, los retiros generaron fuertes presiones inflacionarias, quemando el ingreso de los chilenos, y dañando de paso las actuales y futuras pensiones. Los técnicos de todos los sectores políticos, derecha e izquierda, llamaron a rechazar estas iniciativas. El presidente del Banco Central, Mario Marcel, fue varias veces al Congreso a advertir todos estos daños. Y a pesar de todas las advertencias, tu coalición y tú votaron a favor no de uno, sino que de cuatro retiros. ¡Cuatro! Y el cuarto se hizo cuando se estaba entregando el IFE Universal, la ayuda más grande en la historia de Chile a las familias y en el momento de menor encierro de la pandemia.

Los retiros generaron fuertes presiones inflacionarias, quemando el ingreso de los chilenos, y dañando de paso las actuales y futuras pensiones. (…) Y a pesar de todas las advertencias, tu coalición y tú votaron a favor no de uno, sino que de cuatro retiros. ¡Cuatro!“.

Luego, durante la pandemia tu coalición promovió una ley para fijar los precios de alimentos de primera necesidad. Otros países que han aplicado esa medida han dado ejemplo de que no sólo no resulta, sino que profundiza más el problema. En Argentina provocó mayor desabastecimiento y aumentó el precio de los productos no regulados. Nuevamente, una buena intención con un pésimo instrumento.

Otra política grave promovida por ustedes fue el retiro de las Rentas Vitalicias, que hubiera causado una crisis financiera: según la Comisión para el Mercado Financiero, nueve de las 15 Compañías de Seguros hubieran tenido problemas de solvencia, con el riesgo de no cumplir las obligaciones con sus clientes, lo que incluye a pensionados, seguros de vida, de salud y seguros laborales. Además de ese gran riesgo, la iniciativa hubiera dañado la reputación del país como destino de inversión, pues no se estaría respetando el contrato del seguro y el derecho de propiedad de las compañías. Gabriel, tú encabezaste la firma de este dañino proyecto, que por suerte se rechazó en el Senado.

Por último, llevan años apoyando el movimiento No + AFP y en tu programa presidencial hablas de eliminarlas y que todo el ahorro previsional sea administrado por un ente estatal, no dejando espacio de elección a las personas. Las AFP han tenido buenos resultados en multiplicar lo ahorrado por los trabajadores. Si lo que ustedes buscan es mejorar las pensiones, ¿por qué no dejas que las AFP compitan con el ente estatal y que las personas elijan? Creo que el bienestar de los futuros pensionados debe anteceder a las ideologías políticas.

“Las AFP han tenido buenos resultados en multiplicar lo ahorrado por los trabajadores. Si lo que ustedes buscan es mejorar las pensiones, ¿por qué no dejas que las AFP compitan con el ente estatal y que las personas elijan?”.

Gabriel, tienes un gran desafío por delante. De ti depende la calidad de vida de 19 millones de chilenos. Las políticas económicas que has promovido como diputado no han ido en la dirección correcta. En la campaña presidencial te mostraste como un líder abierto al diálogo y a escuchar. Espero que te asesores de buenos técnicos que no busquen políticas de corto plazo que causan daños profundos para después. Espero que tengas altura de mira y gobiernes para los chilenos no sólo mirando estos cuatro años, sino mirando el largo plazo. De todo corazón te deseo lo mejor, porque nosotros dos tenemos algo en común: nuestro amor por Chile.

*Elisa Cabezón (@mecabezon) es Magíster en Economía Universidad Católica de Chile; asesora en la Secretaría General de la Presidencia.

También puedes leer: Columna de María José Viera-Gallo: Un presidente que sepa llorar


Volver al home

The Clinic Newsletter
Comentarios