Pixabay/Pexels

Biólogos hallan clítoris en delfines hembra que genera placer y funciona totalmente en el apareamiento

Investigadores de Mount Holyoke College en Massachusetts (EE.UU) creen que cumple un rol más allá del instinto de reproducción.

Un equipo de investigación encontró en delfines hembra un clítoris que genera placer y funciona totalmente en el apareamiento, tal cuál como sucede con el órgano sexual femenino.

Patricia Brennan, profesora asistente de ciencias biológicas en Mount Holyoke College en Massachusetts, encontró en 11 delfines nariz de botella, fallecidas por causas naturales, unos pliegues vaginales y que en el clítoris tiene terminaciones nerviosas, músculos y vasos sanguíneos.

Brennan señaló para Gizmodo que “el clítoris del delfín es relativamente grande y está lleno de abundante tejido eréctil y vasos sanguíneos que le permiten hincharse rápidamente”. Su tamaño cambia a medida que el delfín va madurando.

El clítoris está rodeado de terminaciones nerviosas, además de otros receptores sensoriales. “Probablemente estén involucrados en una respuesta de placer como lo están en los humanos”, dijo Brennan.

Apareamiento y evolución

Hasta el momento, se sabe que el apareamiento de los delfines es poco común en el reino animal. Estos practican una serie de juegos previos antes de la penetración. Incluso existe conocimiento de que algunos delfines machos mantienen relaciones homosexuales.

Algunos testigos han encontrado que los delfines practican la masturbación. Se ha observado que las hembras frotan el clítoris con las aletas o el hocico.

Básicamente, son especies que tienen prácticas sexuales por placer al igual que los seres humanos. En esta línea, el clítoris humano y de delfín tienen similitudes, pese a que ambos están separados por 95 millones de años en el árbol genealógico evolutivo. Esto sugiere que la formación de este órgano empezó mucho antes.

Brennan señaló que los orígenes de la sexualidad femenina y el clítoris han sido poco estudiadas. Este vacío en el conocimiento implica tener poca noción de cómo se originó el sexo.

“El sexo es fundamental para los procesos evolutivos, y nuestra ignorancia de la sexualidad femenina da como resultado una comprensión incompleta de cómo funciona realmente el sexo en la naturaleza”, señaló la profesora.

VOLVER AL HOME

The Clinic Newsletter
Comentarios