Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Entrevistas

30 de Marzo de 2022

Claudio Fuentes: “El Gobierno no ha logrado, por lo menos yo no conozco todavía, un plan específico de qué entiende por reforma o refundación de Carabineros”

En medio de jornadas de violentos enfrentamientos entre la sociedad civil y Carabineros y el compromiso del nuevo gobierno de reformar (o refundar) la institución, Claudio fuentes, doctor en Ciencias Políticas y profesor titular de la Universidad Diego Portales analiza las vías para desarrollar un cambio estructural en la institución, adelanta que: "las experiencias más exitosas de cambio a la policía involucran primero un proceso de largo plazo, diez años por lo menos".

Por

El pasado viernes 25 de marzo, en el marco de la convocatoria a manifestación de la Confech, un joven fue herido a bala por un efectivo de Carabineros, un ataque que está siendo indagado tanto de forma administrativa, como por el Ministerio Público. Este nuevo episodio de violencia entre la autoridad policial y civiles, abrió una ola de comentarios, tanto del mundo político, como académico. Precisamente un día después de aquél disparo, el doctor en Ciencias Políticas y profesor titular de la Universidad Diego Portales, Claudio Fuentes redactó un hilo en su cuenta de Twitter donde respondió la pregunta: “¿Es factible una reforma o incluso refundar la policía?”

Aquí el académico, quien ha estudiado durante años temas de policiales y de protección a los derechos humanos tanto en Sudamérica como en Estados Unidos, profundiza su visión sobre la vía para un cambio estructural en Carabineros.

The Clinic

-Usted dice que es imposible reformar o refundar la policía sin la presencia de la misma policía. ¿A qué se debe esto?

-Cuando los gobiernos llegan al poder, tienen poco tiempo político, por tanto requieren tener ciertos elementos mínimos de orden público. Porque, imagínate el escenario de que mañana el Presidente Boric dice se disuelve Carabineros. ¿Qué pasaría en ese minuto? Obviamente habría descontrol social.

-Claro ¿Algo así como lo que pasó en Batman. La de Bane?

-Ja,ja,ja. Efectivamente. Entonces los Gobiernos, no hay experiencias de reforma judicial sin la policía. Las experiencias más exitosas de cambio a la policía involucran primero un proceso de largo plazo, diez años por lo menos. Segundo, involucran establecer alianzas adentro de las policías que perciban como un beneficio los cambios institucionales que se van a desarrollar. Si no existen esos aliados, es muy difícil implementar procesos de reforma.

-Usted hablaba de procesos exitosos en esa índole. ¿Destaca alguno a nivel internacional?.

-Sí, mira, yo en mi tesis de doctorado estudié violencia policial en democracia. Estudié los casos en Estados Unidos, porque en Estados Unidos la policía es estatal. Ellos han tenido muchos casos de policías muy violentas, muy racistas, y se han hecho reformas. Por ejemplo, hay un caso en la policía de Boston que fue reformada. La policía de Nueva York y la de Chicago también.

-¿Y en Sudamérica?

-Después yo estudié en América Latina, la policía brasileña, la policía argentina y la chilena, y hay que identificar una serie de elementos. Primero hay que tener en cuenta el tipo de policía que son. En el caso de América Latina, son de tipo militar. Las policías son de carácter militar. Legalmente son militares. Son policías militares, y eso implica una estructura de mando jerárquica, obediencia, se rigen por la justicia militar, tienen una cultura militar de jerarquía, mientras en otros países, como en Europa o Estados Unidos, la policía no es militar, es civil.

¿Cuál es la importancia de esas diferencias?

-Eso es bien importante, porque cuando tú entras a reformar una policía, tienes que ver qué tipo de estructura y cultura tienen. Por lo tanto, si tú hablas de un proceso exitoso en Estados Unidos, que es muy distinto a América Latina, por el tipo de estructura que tienen. Por ejemplo, en Estados Unidos tú tienes consejos ciudadanos que dialogan con las policías y que llegan a acuerdos, eso en Chile no ha pasado. Y en América Latina en general tampoco, ¿por qué? Porque son más militares, son más autónomas, tienen patrones culturales distintos.

-Bueno, usted plantea que una acción concreta en caso de realizarse una reforma a Carabineros es establecer un consejo permanente para la reforma policial. ¿Esa figura me imagino que sería inédita en Chile y en Sudamérica?

-Claro.

-¿Cómo operaría esta idea? ¿quiénes podrían componer este consejo?

-En general la reforma a Carabineros en particular ha sido solo procesos internos. Actualmente Carabineros está en una reforma, pero es autocontenida, es cerrada. El propio director de Carabineros es el que dice que es lo que hay que hacer y cómo hay que hacerlo. Punto. Entonces, primero hay que recoger la experiencia internacional. Yo establecería un consejo de carácter presidencial, es decir, que responda el Presidente. Segundo, a diferencia de todos los consejos anteriores, que ha habido muchos en Chile, que sea permanente, es decir, que no se disuelva.

¿Cómo así?

-O sea, que no venga, proponga ideas y se vaya. Tiene que ser un consejo que monitoree una serie de acciones para cambiar esta institución. Por ejemplo, reforma a la ley orgánica de Carabineros, si se aprueba la nueva Constitución va a haber que cambiar esa Ley porque ya no van a existir las leyes orgánicas. Por tanto, tú tienes que repensar la estructura de Carabineros. Eso es de una magnitud muy grande, tienes que cambiar los patrones internos de control y mando de la policía. Tienes que cambiar los códigos de comportamiento, todo lo que tiene que ver con el vínculo entre la sociedad y Carabineros, que son los protocolos, el uso de la fuerza, por ejemplo.

-¿Quiénes podrían componer este Consejo?

-Lo que tú puedes pensar es un consejo plural, que esté la policía, que haya expertos y expertas, que haya abogados, gente de la Fiscalía, gente que ha sabido y ha escrito y ha trabajado en el tema. Puede ser gente de la sociedad civil como Paz Ciudadana, por ejemplo, que ellos también han propuesto un intento de reforma policial, pero tampoco les ha resultado.

-¿Y del poder político?

-Yo creo que más que actores políticos, lo que se requiere ahí es gente que conozca y tenga experiencia en reformas policiales.

¿Y los alcaldes, por ejemplo, que han tomado un rol bien protagónico en cuánto a la seguridad?

-Eso podría ser interesante, alguna figura de alcaldía, que podrían tener mayor contacto, podría ser alguien así, claro. Defensores de derechos humano también, un mix de gente que ayude a diseñar un modelo que sea diseñado por la policía, pero también por la sociedad. O sea, este diálogo social es bien importante para generar un acuerdo de hacia dónde reformar la policía.

-Hemos visto en el último tiempo escenas de violencia bien tremendas. ¿A qué crees tú que responde esta confrontación entre una parte de la ciudadanía y Carabineros?

-A ver, primero yo creo que Chile vive una crisis de legitimidad de las autoridades muy fuerte, y eso se da en el ámbito eclesiástico, empresarial, político e institucional como Carabineros. Por lo tanto, hay una respuesta social de pérdida, porque tú ya no sientes esa legitimidad que antes tenía la autoridad política institucional. O sea, en el caso de Carabineros en particular, yo creo que el punto clave, fueron todos los escándalos de corrupción.

-¿Ese fue el quiebre?

-Si tú te fijas después de la transición, la confianza en Carabineros era relativamente alta, pero en la década de las protestas sociales y desde el 2010 en adelante y después de los escándalos de corrupción, es que cae muy fuertemente la confianza. Entonces, yo creo que en general la sociedad perdió la confianza en la legitimidad de las autoridades, o sea, hay una crisis de legitimidad de las autoridades, y por otra parte en Carabineros en particular por la corrupción y el abuso de poder en las protestas.

-En este ambiente de violencia ¿Juegan en contra las declaraciones cruzadas y los cambios de opinión del Gobierno? O que salga la ministra de Bienes Nacionales diciendo “vamos a refundar”, desmarcándose de lo que ha dicho el Presidente Gabriel Boric. ¿Cómo ve usted eso?

-A mí lo que me parece es que el Gobierno o la coalición de Gobierno no ha logrado, por lo menos no conozco todavía, no ha logrado bajar un plan específico de qué entiende por reforma o refundación, cualquiera de los dos conceptos que utilice. Yo creo que hay una ambigüedad y se requiere ahora en el Gobierno un plan de acción. Yo lo que esperaría del plan de acción sería poder responder: “¿Qué se va a hacer? ¿Cómo se va a actuar respecto del uso de la fuerza en las protestas? ¿Cómo se va a actuar respecto del control y el mando? ¿Se va a ser responsable? ¿Se va a actuar respecto de la formación de los Carabineros?” y esa parte todavía no la han dado a conocer. Sé que existe, pero se requiere un plan de acción concreto para avanzar. O sea, están todos de acuerdo en que mínimo debe haber una reforma, pero yo no sé la forma en que el Gobierno quiere encarar esa reforma policial.

-Me imagino que es importante que quienes sean las vocerías con respecto a estos cambios, sean las autoridades pertinentes.

-Yo creo que eso fue totalmente desafortunado en términos de que acá, lo que debería haber es una vocería desde el punto de vista del Ministerio del Interior, el subsecretario. Alguien así, que delinee cuáles van a ser las principales acciones que el Gobierno va a tomar.

-Ya lo último, antes de ser Gobierno esta coalición tuvo varios desencuentros con Carabineros. ¿Cómo se recomponen las relaciones y cómo se trabaja en conjunto a partir del momento en el que asumen?

-La única forma de hacerlo es señalar que es la autoridad política la que tiene la responsabilidad de hacer las reformas y de plantear un plan y ejecutarlo. O sea, acá no depende de la policía, depende del Gobierno. Segundo, depende de establecer confianza básicamente del tipo de acciones que se realicen. Yo creo que el Presidente ha sido claro en señalar que acá no todos los Carabineros actúan de forma violenta, que también es un elemento bien importante, porque en general la sociedad lo que critica es a Fuerzas Especiales más que a Carabineros de la calle. Yo creo que esa distinción, lamentablemente las encuestas no la recogen, pero es importante señalarlo.

Notas relacionadas

Deja tu comentario