Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Opinión

17 de Mayo de 2022

Dónde quedó la modernización del Estado

Tanto si estás a favor de un Estado extenso o bien de uno más acotado, su modernización debiera ser un punto de encuentro entre los chilenos, más allá de las ideologías o posturas políticas. Si el Estado no está cumpliendo su objetivo –su esencia­– que es servir y ayudar a los integrantes del país, es un Estado desvirtuado, sin importar su tamaño o presupuesto.

Por

¿Queremos un Estado grande y extenso o queremos un Estado acotado? ¿Queremos aumentar la recaudación fiscal o queremos reducirla? ¿Queremos un Estado subsidiario o fortalecer su rol como proveedor de bienes y servicios?  Estas son algunas de las tensiones que suelen enfrentarse en el debate público entre distintos sectores políticos. Pero independiente de las preferencias que se tengan ante estas preguntas, todos los sectores debieran abogar por la “modernización del Estado”.

¿Qué es la modernización del Estado? Básicamente es mejorar su relación con los ciudadanos. Es acercarlo a ellos, para que pueda servir adecuadamente a sus necesidades y demandas. Es mejorar el desempeño en los servicios que ofrece para logar impactos concretos en la vida cotidiana de los chilenos. Un Estado moderno es uno que cuida y optimiza la gestión de los recursos públicos, pues el presupuesto estatal es de todos nosotros y el Estado debiera velar por ponerlo al servicio del ciudadano logrando el mayor beneficio al menor costo, minimizando el derroche.

Un Estado moderno es uno que cuida y optimiza la gestión de los recursos públicos, pues el presupuesto estatal es de todos nosotros y el Estado debiera velar por ponerlo al servicio del ciudadano logrando el mayor beneficio al menor costo, minimizando el derroche.

Tanto si estás a favor de un Estado extenso o bien de uno más acotado, su modernización debiera ser un punto de encuentro entre los chilenos, más allá de las ideologías o posturas políticas. Si el Estado no está cumpliendo su objetivo –su esencia­– que es servir y ayudar a los integrantes del país, es un Estado desvirtuado, sin importar su tamaño o presupuesto. En mitad del alborotado, intenso e incluso caótico debate que ha provocado la redacción de la nueva Constitución, creo que es bueno detenernos un poco y responder a la siguiente pregunta: ¿Cómo está la relación entre los ciudadanos chilenos y el Estado? Distintos indicadores muestran que esta relación no está bien.

La encuesta del Centro de Estudios Públicos (CEP)  pregunta a los chilenos sobre la confianza que tienen hacia distintos organismos del Estado: Gobierno Central, Congreso, municipalidades, la Fiscalía, los tribunales de justicia. Durante los últimos 10 años, por lo menos el 70% de los ciudadanos responden tener “poca o nada de confianza” hacia cada una de estas instituciones públicas. La encuesta del Consejo para la Transparencia también muestra una mala relación entre el Estado y los ciudadanos: el año previo al estallido social, el 81% declaró que la relación entre el Estado y los ciudadanos es distante, un 70% percibe que es de mal trato y el 75% declara que hay discriminación por parte de éste hacia el público.

Una encuesta realizada en el 2014 por la Universidad de Adolfo Ibáñez, Horizontal y Cadem preguntó por la satisfacción de los ciudadanos con el servicio entregado por distintas instituciones, públicas y privadas. Entre las peores evaluadas destacaron las municipalidades y la atención de los servicios del Estado. Por último, un estudio de Pacheco et. al 2020 evalúa la eficiencia de las municipalidades entre el 2008 y 2018 y encuentra dos hallazgos preocupantes. 1) Entre el 2008 y 2018 las municipalidades tuvieron en promedio niveles de ineficiencia de 61%; es decir, pudieron haber entregado el mismo nivel de servicio con un 61% menos de recursos; 2) el nivel de ineficiencia creció con los años, comenzando en un 38% en el 2008 y alcanzando un 78% en el 2018.

En el debate de la Convención Constitucional mucho se discute sobre la extensión y los roles que debe tener el Estado. En la discusión pública suele tener tribuna la reducción o incremento de la recaudación fiscal. Pero de nada sirve un Estado más grande o más acotado si no cumple su rol fundamental: servir a los ciudadanos. Y estos indicadores nos señalan que hay mucho espacio por mejorar.

En el debate de la Convención Constitucional mucho se discute sobre la extensión y los roles que debe tener el Estado. En la discusión pública suele tener tribuna la reducción o incremento de la recaudación fiscal. Pero de nada sirve un Estado más grande o más acotado si no cumple su rol fundamental: servir a los ciudadanos. Y estos indicadores nos señalan que hay mucho espacio por mejorar.

Acerquemos el Estado a los ciudadanos, mejoremos su relación con ellos, su eficacia y eficiencia en satisfacer sus necesidades y demandas. En otras palabras, modernicemos nuestro Estado. ¿Cómo? Ha habido múltiples propuestas y estudios sobre el tema aportados por el mundo privado, académico y público. Se ha hablado de avanzar en su digitalización, de transparentar el uso de los recursos públicos y sus resultados, disminuir los trámites burocráticos y tiempos de espera, perfeccionar la gestión financiera para optimizar el gasto fiscal, avanzar en una planificación estratégica con rendición de cuentas, evaluación y control.  

Se ha hablado también de impulsar una administración pública con mayor autonomía de los ciclos políticos con capacidad de proyectarse en el largo plazo. Vinculemos el conocimiento y la experiencia ciudadana con el diseño e implementación de políticas públicas que abordan este desafío.

Un Estado cercano, transparente, eficaz y eficiente debiera ser una prioridad de política pública. La modernización del Estado debe ser una tarea permanente que una a todos los sectores políticos. La mayor presencia de este tema en la discusión pública sería muy sano para el país.

*Elisa Cabezón es Magíster en Economía Universidad Católica de Chile, Directora Ejecutiva de Perspectivas (https://observatorioperspectivas.cl/)  e integrante de la Red Pivotes (https://www.pivotes.cl/)

Notas relacionadas

Deja tu comentario