Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

La Convención

31 de Mayo de 2022

A 3 lucas el borrador de la constitución: así se preparan los “vendedores de la ley” para el plebiscito

Fotos: Paulina Cabeza

Desde el 14 de mayo el borrador de la nueva constitución está disponible en formato digital: sin armonizar, sin preámbulo o normas transitorias. Pero desde esta misma fecha, en varios puntos de Chile, comerciantes ambulantes y suplementeros comenzaron a vender el texto impreso incluso en formato de bolsillo. Sus testimonios son alentadores para la discusión que viene.

Por

El borrador de la nueva constitución se encuentra de forma gratuita y digital en el sitio web de la Convención desde que se aprobó el texto final, esperando a que pase por las comisiones que le darán orden, forma y preámbulo al proyecto de nueva carta fundamental que se deberá aprobar o rechazar en septiembre.

Pese a no estar listo, desde la semana pasada en el centro de Santiago rondan los comerciantes ambulantes y kioskos del centro de Santiago con ejemplares con tapa dura y empastados del borrador de la nueva carta magna. Los precios fluctúan entre los $3000 y $5000.

Salimos a recorrer las calles Ahumada, Moneda, Agustinas y Huérfanos para saber cómo van las ventas del borrador de la nueva constitución.

¡Ojo! El borrador no es el texto final de la nueva constitución. El manuscrito definitivo será entregado el 4 de julio tras ser revisado por las comisiones de Preámbulo, Armonización y Transitorias.

Interés e inicio de las ventas del borrador

Durante nuestro viaje por el centro histórico de Santiago, cuatro comerciantes ilustres y reconocidos de la legislación chilena y otros textos narraron cómo un posible cambio de constitución está transformando las ventas, y sus clientes.

Todos comenzaron a vender el borrador entre el miércoles y jueves de la semana pasada. Según comentan, los textos son fabricados por editoriales anónimas y ellos los adquieren cuando estas empresas les ofrecen revistas y libros alternativos.

Manuel San Martín (71) se ubica a un costado del acceso al metro Universidad de Chile, entre Alameda y el paseo Ahumada. Él indica que “hace 30 años que vendo textos jurídicos y nunca había visto un fenómeno de tanto interés en leer la constitución. Nunca, jamás”.

Manuel San Martín vendiendo un ejemplar del borrador de la Nueva Constitución.

Alonso Lara (56) en tanto, lleva 30 años vendiendo en el paseo Ahumada y aunque su especialidad es la venta de libros literarios, el único texto jurídico que vende ahora es la constitución. Lara destaca el atractivo de la nueva carta magna y menciona que “se ha vendido harto, está interesada la gente en saber qué es lo que dice el borrador de la nueva constitución.

Alrededor de varios libros literarios, el borrador de la Nueva Constitución es el único libro jurídico en el mantel de Alonso Lara.

Tanto San Martín como Lara venden alrededor de 20 a 25 copias diarias, pero hay otros comerciantes que liquidan mucho más. Como Sergio Venegas (60, que lleva 28 años en la venta de textos jurídicos en Ahumada con Huérfanos y desde la semana pasada ha vendido aproximadamente 700 copias del borrador de la nueva constitución.

El interés por el manuscrito de la nueva carta magna ha sido tanto que al momento de hablar con él no tenía copias a la venta. “En una hora, hora y media más me debería llegar”, dijo Venegas a una mujer que le consultó por el borrador.

Sergio Venegas con copias físicas del borrador de la Nueva Constitución y la Constitución del 80.

Valor del borrador

Los precios oscilan entre los $3 mil y los $5 mil pesos. Hay dos versiones físicas del borrador de la nueva constitución: una de ‘bolsillo’ y otra ‘normal’ que es más grande. Ambas se han vendido en la misma cantidad.

A la izquierda está el formato ‘normal’ del Borrador de la nueva constitución que tiene un valor de $5000. Al lado derecho está el formato de ‘bolsillo’ que cuesta $3000.

Los jóvenes también compran el borrador

Si bien se podría pensar que son los adultos y personas mayores serían los que más compran el borrador del proyecto de nueva constitución, los comerciantes indicaron que los jóvenes no se están quedando atrás. Incluso menores de edad —en su mayoría escolares— han comprado el “draft” de la posible nueva constitución.

De los vendedores con los que conversó The Clinic, tres indican haber vendido más copias a gente joven que mayor. La razón no esta clara, pero los vendedores lo atribuyen a diferentes razones: interés, comodidad, responsabilidad y hablar de lo que todos de aquí a dos meses estarán hablando en todos los espacios que habitan: cómo es el borrador, y si los convence o no para aprobarlo o rechazarlo.

No sólo el borrador: la constitución vigente también se vende

Narith Ceballos (57) tiene un kiosko en pleno paseo Ahumada. Su familia ha sido ‘suplementera’ por 70 años, pero ella lleva 8 años en el negocio familiar. Tanto ella como los otros comerciantes señalan que la constitución del 80 siempre fue el libro jurídico más vendido, y aunque el borrador de la nueva carta fundamental es más popular hoy en día, el texto de la misma se sigue vendiendo. Sergio Venegas concuerda con Ceballos e indica que los chilenos “compran ambas constituciones, porque quieren estar informados y leer ambas”.

Narith Ceballos al lado de su kiosko de paseo Ahumada con uno de los borradores de la nueva constitución.

El aumento de las ventas de la constitución del 80 comenzó luego del estallido social, indican los vendedores. Manuel San Martín explica que previo al 18 de octubre la gente que compraba la carta Magna eran estudiantes escolares, universitarios y de las fuerzas armadas, pero después el interés por leerla alcanzó a más grupos de personas.

Alonso Lara manifiesta que “si antes del estallido social vendía una copia al día, después vendía de 15 a 20″. De hecho, ahora tiene disponible solo el borrador de la nueva constitución porque no ha podido conseguir un proveedor que le venda la constitución vigente.

Los cuatro comerciantes afirman que la gente que ahora compra la constitución del 80 lo hace con el propósito de compararla con el borrador o para tener un “recuerdo”.

Independiente del resultado del Plebiscito de salida, los vendedores de estos textos jurídicos indican que seguirán vendiendo la constitución del 80 y la nueva carta magna en caso de ser aprobada. Además, después del 4 de julio, comenzarán a vender la versión definitiva de la nueva constitución, ya que saben que si el borrador tuvo harto éxito, el próximo formato también lo tendrá: “Con mayor razón se va a vender, por que va a ser el texto final, sin cambios”, dice Sergio Venegas.


Notas relacionadas

Deja tu comentario