Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Entrevistas

11 de Septiembre de 2022

Francisco Undurraga (Evópoli) y continuidad del Proceso Constituyente: “Sería inentendible para el futuro del país que esto se hiciera a espaldas de la ciudadanía”

El diputado, jefe de bancada de su partido e integrante de la Comisión Política de su partido, es parte de las negociaciones que están teniendo las distintas fuerzas políticas con representación parlamentaria para darle continuidad al Proceso Constituyente. En entrevista con The Clinic esboza algunos aprontes: “es altamente inoficioso alargar el proceso con un nuevo Plebiscito de Entrada”. Además, aborda el ciclo post Plebiscito de Salida desde el Congreso, afirmando que “la gente quiere caminar por el ancho camino del medio y no de los extremos”.

Por

El pasado miércoles 07 de Septiembre, con los resultados del Plebiscito mayormente digeridos, las fuerzas políticas se reunieron en el Parlamento para explorar un proceso constitucional 2.0, objetivo que llevó a los dirigentes a fijar una nueva reunión para mañana, lunes 12  de Septiembre, en la sede de Santiago del Congreso.

Las reglas de este nuevo proceso aún no están definidas, pero en general hay consenso en no prolongarlo más allá de lo razonable.

Para el jefe de bancada de Evópoli y partícipe activo de las conversaciones para una nueva Constitución en el Congreso, Francisco Undurraga, lo ideal es tener un nuevo texto antes de que se conmemoren los 50 años desde el Golpe de Estado de 1973.

En esta entrevista con The Clinic, el diputado aborda los criterios que, a su parecer, debe tener un nuevo proceso, basándose principalmente en los diez compromisos que suscribió su coalición antes del Plebiscito, agregando que “la paridad es algo que llegó para quedarse”.

Junto a ello, agrega su propia lectura del resultado del referéndum donde el Rechazo les agregó bríos insospechados a la oposición tras el 61% de respaldo en el Plebiscito. “La ciudadanía pidió cambios, pero con moderación”, afirma, a modo de “téngase presente”, ante un criterio que deberá tener en cuenta el gobierno a la hora de impulsar proyectos y reformas en el Parlamento.

-Ni siquiera ustedes esperaban un resultado tan amplio a favor del Rechazo. ¿O sí?

-Absolutamente, esto no estaba en los planes de nadie. Esto significa que los desafíos hacia adelante son mayores, no sólo por la diferencia 60-40, sino por el nivel de participación. 

Nosotros debemos tener plena consciencia de que esto no es un triunfo de la centro derecha, tampoco es un triunfo de los movimientos sociales por sí mismos. Más bien es un dictamen de la ciudadanía completa, no es un tema para decir ‘la centro derecha o Chile Vamos más los amarillos somos mayoría y tenemos para adelante una alianza firme’. No nos podemos emborrachar con el resultado como se emborrachó la Convención.

-¿Está todo Chile Vamos por una nueva Convención? ¿Qué diferencias debería tener con la anterior?

-Todo Chile Vamos estamos por cumplir los compromisos expresados en votos políticos en nuestros consejos generales en el mes de Abril, en términos de que queremos una nueva y buena Constitución para Chile. Desde ese punto de vista, no queremos un maquillaje a la actual Constitución. 

Indudablemente, el objetivo es presentarle a la ciudadanía un texto que efectivamente pueda cumplir con el rol que una Constitución requiere, donde lo primero y más importante es que sea, como dice el Presidente (Ricardo) Lagos, la ley de las leyes que nos permita navegar por los próximos treinta, cuarenta o cincuenta años, ya sea en gobiernos de izquierda, de centro o de derecha. 

-¿La propuesta que se votó el domingo no permitía gobernar a la derecha?

-Más que eso, el gobierno del Presidente Boric se expresó contundentemente en términos de amarrar la Constitución al éxito programático de su gobierno. Desde ese punto de vista, lo que a nosotros nos interesa es que el acuerdo sea amplio, duradero y que, además, esté validado por la ciudadanía. 

Hoy día estamos recién poniéndonos de acuerdo en cómo nos vamos a relacionar en este proceso y hay distintos actores proponiendo soluciones. Yo creo que son todas válidas y las que generen mayor adhesión y logren los 4/7 serán finalmente las que van a triunfar, más allá de si es que la nueva Convención tiene 50, 100 o 155 personas. Yo no me dedicaría en este instante, dado que el proceso se está iniciando, a poner condiciones a ultranza si todavía no nos sentamos por segunda vez.

-Pero hay algunos puntos importantes que tuvo la anterior Convención y que resulta necesario despejar si se volverán a aplicar; paridad de género, escaños reservados para Pueblos Originarios, o listas con candidaturas de independientes.

-Yo creo que la paridad es algo que llegó para quedarse y que no la discute nadie y, además, es sana. En relación a los escaños reservados, hasta el Presidente de la República en su discurso omitió la presencia de los pueblos originarios como se determinó en el proceso anterior. Y eso, yo supongo, que habrá generado al menos extrañeza. 

Yo creo que los pueblos originarios tienen que participar, efectivamente, pero tienen que participar de acuerdo a los votos que ellos saquen.

“Ellos (senadores RN) tienen sus matices, pero nosotros creemos firmemente que esto tiene que ser mediante una nueva Convención”.

-¿Qué le parece la negativa de los senadores RN a una nueva Convención y su propuesta de una comisión de expertos como instancia redactora de una nueva propuesta constitucional?

-Hasta donde nosotros entendemos, lo que Evópoli propuso y lo que siempre estuvo en discusión era tener un nuevo proceso. Ellos tienen sus matices, pero nosotros creemos firmemente que esto tiene que ser mediante una nueva Convención, tal como dijimos en una declaración que sacamos inmediatamente como partido. 

-¿Esta decisión de los senadores entorpece las discusiones?

-No, creo que fija posiciones, lo que es muy bueno porque finalmente revela y abre las cartas. Desde ese punto de vista es bienvenida su posición. Ahora, yo creo que sería inentendible para el futuro del país que esto se hiciera a espaldas de la ciudadanía. 

-De hecho, usted destacaba la alta participación que tuvo el Plebiscito de Salida. ¿Es posible una nueva Constitución sin que la ciudadanía elija a quienes la escriban?

-Nosotros tenemos que cumplir nuestra palabra, la que tenía varias frases. Una de ellas era que había que tener una buena Constitución que tiene que ser plebiscitada, y nosotros desde Evópoli creemos claramente que la participación ciudadana en el proceso es la clave.

“Yo interpreto la alta participación por sobre trece millones de personas como que es altamente inoficioso alargar el proceso con un nuevo plebiscito de entrada”. 

-A principios de Agosto usted apostaba por un acuerdo en el Congreso para que, independiente del mecanismo en un nuevo proceso constituyente, fuera la ciudadanía la que lo decidiera, en línea con un nuevo Plebiscito de Entrada. ¿Sigue vigente esa idea?

-Yo interpreto la alta participación por sobre trece millones de personas que concurrieron a votar, más quinientos mil que fueron a la comisaría a excusarse de participar en el proceso, como que es altamente inoficioso alargar el proceso con un nuevo plebiscito de entrada. 

La conciencia que existe hoy día por parte de la ciudadanía y por el mundo político, y también con las declaraciones que nosotros mismos hemos hecho desde Chile Vamos en términos de que esta Constitución está muerta, hace bastante innecesario que entremos con un nuevo Plebiscito de Entrada, a pesar de que hay sectores del Partido Republicano que insisten en aquello.

-De hecho, usted planteó que lo ideal es tener una nueva Constitución antes de que se cumplan los 50 años del Golpe de Estado de 1973.

-Si hay algo que rescatar del discurso de todos los presidentes de partidos en la reunión, fue que efectivamente tenemos plena conciencia de que el proceso tiene que ser corto. La ciudadanía, el país, no aguanta una incertidumbre de un año y medio más en un proceso constitucional. Desde ese punto de vista, es sano ponerse como meta el domingo 03 de Septiembre del próximo año como el día de validación de la propuesta constitucional: todos hablan de que este proceso no debería durar más de seis meses. 

En ese contexto, si nosotros somos capaces de organizar una elección para elegir a nuevos constituyentes que es lo que yo espero, me parecería del todo lógico que pudiese presentarse en un Plebiscito de Salida, de tal forma que el 11 de Septiembre del 2023, cuando se cumplen 50 años del Golpe de Estado, tener al menos certeza de cuál va a ser la Carta Constitucional de navegación por muchos años más.

-A juicio de Evópoli: ¿Hay que usar como referencia la Constitución vigente, la propuesta constitucional de Michelle Bachelet, o la propuesta que se votó el domingo?

-Todas, incluida también la Constitución de 1925. Si finalmente aquí hay historia y el grave error que se quiso cometer en este proceso es que se desconoció la historia. 

Chile es un país unitario que desea una justicia civil y penal para todos por igual. Es un país que quiere orden, crecimiento, estabilidad y cumplir algo que se viene repitiendo en muchos textos constitucionales; que nacemos en igualdad de derechos y deberes, hombres y mujeres.

-¿Qué elementos de la propuesta de la Convención servirían como insumos para este proceso 2.0?

-Nosotros generamos 10 puntos que son importantes. Por ejemplo, creo en el carácter de una Constitución que sea más inclusiva, que busque otorgar derechos sociales y que sea ecológica. No veo que tenga ningún tipo de problema, por el contrario.

-¿Incluirían que Chile es un Estado Social y Democrático de Derecho?

-Nosotros los señalamos dentro de los diez puntos que firmamos.

-Entonces los mantendrían.

-Nosotros lo vamos a mantener, pero eso no está en las bases del acuerdo que estamos generando ahora; hoy día estamos por habilitar un proceso para construir un nuevo texto. 

Para ese texto nosotros, a través de las personas que se decida que nos representen, empujaremos los compromisos que hicimos. Pero quiero que quede claro; nosotros en este proceso no vamos a escribir la Constitución. Vamos a habilitar el proceso que se decida en forma mayoritaria.

Post proceso: “La gente quiere caminar por el ancho camino del medio y no de los extremos”

-Chile Vamos venía de perder varias elecciones, gobernadores regionales, presidenciales y constituyentes. Después del resultado del pasado domingo, ¿quedó fortalecida la derecha?

-Creo que quedó más fortalecido el concepto de un país unitario, de un país que quiere crecer en armonía y que quiere ser democrático en su profundidad, donde no quiere totalitarismos ni intervenciones dentro de los poderes del Estado. Además, quedó fortalecida con la gran participación el que la política tiene que ser acompañada y escuchar y ceder los espacios a los actores sociales, que finalmente fue lo que nosotros hicimos desde el centro derecha. 

Desde ese punto de vista, tenemos que tener claro que la pelota no la podemos llevar nosotros para la casa en términos de jugar para hacer una Constitución a conveniencia de los partidos políticos. Nosotros tenemos que anteponer la conveniencia de la sociedad, la que ha sido muy clara en que quiere tener un derecho a educar a sus hijos en forma libre, quiere tener buena salud, buena vivienda y buenas pensiones. 

Creo que la gran lección que tenemos que tener todos, tanto el Apruebo como el Rechazo, es que efectivamente hay que saber escuchar a la ciudadanía. Con un lápiz Chile derrotó a una dictadura y un dictador, y con el mismo lápiz rechazó el sectarismo, el partisanismo y el totalitarismo que tenía este texto.

-En el camino post plebiscito, ¿cuál va a ser la estrategia de Chile Vamos? ¿Virarán hacia el centro buscando alianzas con el PDG y los sectores de la DC que estuvieron por el Rechazo?

-Nosotros mantenemos diálogos desde el Parlamento con todos y cada uno de los actores, incluso con actores que están más distantes a nosotros; siempre estamos tratando de buscar acuerdos. Y no es buenismo lo que estoy diciendo, sino que es una vocación genuina. Desde ese punto de vista, creo que todo día tiene su afán. 

Cada día vamos a ir derrotando los sectarismos y buscando más unión y eso no va a ser necesariamente desde una coalición que busque gobernar en conjunto, pero sí desde el enfoque de cómo desempeñamos nuestro rol dentro de la política. 

Si es que el día de mañana podemos iniciar una conversación o incluso una asociación, bienvenido sea. Pero lo importante aquí, más que el beneficio particular, es que después de esta experiencia busquemos el bien común de la sociedad.

“Los cambios son deseables, pero no necesariamente son los del programa de gobierno del Presidente Boric. (…) El oficialismo tiene que aprender a leer qué está sucediendo con sus propias propuestas”. 

-Esta semana el presidente de RN, senador Francisco Chahuán, y su par de la UDI, Javier Macaya, vienen poniendo en duda los votos de sus partidos para las reformas Tributarias, de Salud y Previsional. ¿Evópoli también está en esa postura?

-Los cambios son deseables, pero no necesariamente son los del programa de gobierno del Presidente Boric. Además, lo que nosotros tenemos que buscar no es apoyar o cerrarnos a lo presentado por el Presidente Boric. El oficialismo tiene que aprender a leer qué está sucediendo con sus propias propuestas. 

Cuando el Presidente presenta una reforma Tributaria o de Pensiones o Laboral a la ciudadanía, se tiene que preguntar si la está presentando con el programa de gobierno que salió segundo en primera vuelta, o con el que ganó en la segunda vuelta, donde ganó con los votos de centro izquierda. 

El Presidente tiene que recordar que el programa que presentó tras derrotar a Daniel Jadue en primarias salió segundo. Tiene que recordar que cuando el ministro Jackson dijo a los siete vientos que para realizar su proyecto requería de la propuesta de la Convención, la ciudadanía le dijo que no. 

Veo que lo que el gobierno pretende es saltar del trago amargo de la derrota, sin analizar por qué fueron derrotados.

-¿El resultado del Plebiscito fue una derrota para el gobierno?

-Lamento profundamente que tengamos que decir que el Presidente Boric fue derrotado electoralmente. Pero fue derrotado electoralmente porque en vez de gobernar durante seis meses, se dedicó a ser jefe de campaña del Apruebo y no gobernó para todos los chilenos.

“No vamos a llegar a consensos si no somos capaces de leer que la gente quiere caminar por el ancho camino del medio y no de los extremos”.

-Todas estas reformas se van a tramitar en paralelo a la construcción de un nuevo Proceso Constituyente. ¿La derecha va a condicionar su apoyo a las reformas con tal de aumentar su influencia en ese proceso?

-¿Quién es uno para torcerle la mano a la ciudadanía? La ciudadanía pidió cambios, pero con moderación y pidió una nueva Constitución. Nosotros no vamos a extorsionar ni condicionar a nadie. Se le está pidiendo al gobierno que sea garante del nuevo proceso, pero que se dedique a gobernar y eso significa mantener la mejor relación posible con el Parlamento.

No vamos a llegar a consensos si no somos capaces de leer que la gente quiere caminar por el ancho camino del medio y no de los extremos.

-Javier Macaya dijo que el gobierno tenía presentadas sus reformas en una lógica soviética. ¿Coincide en eso?

-La lógica del gobierno  que no sigue escuchando es que ellos son seres superiores. El propio Presidente dijo ‘cabros, vamos a tener que acostumbrarnos a que el pueblo va más lento que nosotros’. El Gobernador de Valparaíso (Rodrigo Mundaca) se despacha con unas frases que son de tremenda insolencia y falta de respeto a la ciudadanía. 

No puede ser que el director de la Conadi tonteé a los pueblos originarios diciendo que no entendieron la propuesta porque no la leyeron, o que una funcionaria de una municipalidad del sur diga que ahora le vienen a pedir ayuda cuando no fueron capaces de votar por el Apruebo. Eso yo no se lo había visto a ningún sector político. 

Desde ese punto de vista, por favor, no sólo pongámosle humanidad a la política, sino que dignifiquemos. Y si sectores que se han llenado la boca durante años en relación a defender los derechos de las personas más desposeídas y que ningunean de la forma en que lo están haciendo, hagámonos una autocrítica por lo menos.

“Tengo que felicitar a Guillermo Teillier”

-Respecto del cambio de gabinete, ¿qué le parece que Nicolás Cataldo (PC) sea nuevo subsecretario de Desarrollo Regional después de su fracaso en llegar a la subsecretaría del Interior?

-Yo tengo que felicitar a Guillermo Teillier. Por Dios que cobró caro y cobró bien para el PC, y cobró mal para el país, que Cataldo no sea subsecretario del Interior. Una persona que ninguneó a todos los miembros de las policías y que tenía que ser jefe de los mismos, era inaceptable que estuviera ahí. 

Pero el premio de consuelo que es entregarle la billetera del gobierno central al PC para que haga y deshaga en los municipios que son de su favoritismo, me parece que es insólito.

-En su sector han insistido en parar con la “cultura de la cancelación”. ¿No es exactamente eso lo que han hecho ustedes con Nicolás Cataldo y el PC?

-Nosotros podemos tener diferencias políticas con las personas. Nosotros no le hicimos un juicio personal, hicimos juicio político y nosotros, la centroderecha, no estamos gobernando: somos oposición. 

Finalmente, quien designa en los puestos es el Presidente de la República y él no puede eludir su responsabilidad, pero tampoco nosotros podemos eludir nuestra responsabilidad como oposición.

“Nosotros no estamos descalificando personalmente al señor Cataldo. Nosotros estamos constatando hechos reales que el señor Cataldo señaló a través de las redes sociales”.

-Pero la crítica que ha levantado su sector es contra la idea de que el Partido Comunista amplíe su protagonismo dentro del gobierno que integran…

-Pero nosotros no estamos descalificando personalmente al señor Cataldo. Nosotros estamos constatando hechos reales que el señor Cataldo señaló a través de las redes sociales.

-El Partido Comunista calificó estas declaraciones de su sector como antidemocráticas.

-¿Entonces nosotros tenemos que quedarnos callados y aplaudir? Si nosotros somos oposición y la gente votó por nosotros para que lo fuéramos. En el momento en que votaron por Francisco Udurraga en el distrito 11, saben cuál es mi posición y por algo votaron por mi.


Temas relevantes

#francisco undurraga

Notas relacionadas

Deja tu comentario