Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Nacional

24 de Octubre de 2022

La reflexión de Jaime Bassa sobre «muerte» de la amistad con su banda de rock tras paso por la Convención: «Esperar tanto de las personas sigue siendo un ingenuo error»

Agencia Uno

El exconstituyente publicó una extensa declaración en sus redes sociales sobre la situación, apuntando a que "la política pone a prueba las convicciones y, en especial, la lealtad de las personas".

Por The Clinic

Una profunda reflexión compartió en sus redes sociales el ex vicepresidente de la Convención, Jaime Bassa, dando a conocer el difícil momento que atravesó luego de que su banda de rock, Rábula, llegara a su fin junto con la amistad que mantenía con los otros miembros de la banda.

Mediante una extensa declaración que compartió en su cuenta de Facebook el abogado partió expresando así que “hacer música es una de las experiencias que más me ha impactado; escribir canciones, abrirse con letras muchas veces dolorosas y exponerse en público a cantarlas es algo que marca”.

“En el escenario siempre canté con lentes oscuros, en parte por pudor, en parte como una forma de protegerme frente a la exposición. Con lentes casi no se ve más allá del micrófono; es como cantar en la sala de ensayo, solo con la banda, con tus amigos. Una soledad en compañía, que me permitía expresarme con mayor libertad”, añadió.

Fue en esta línea que Jaime Bassa sostuvo que “dicen que donde hay mayores sentimientos, los golpes son también más duros. Es verdad. Hace un par de meses, palabras vacías anunciaron, sorpresivamente, el fin. Después de diez años, un wassap fue suficiente”.

“Pero había más. Después supe que siguieron juntos, ahora con otro nombre y nuevo vocalista; uno que, seguro, estará a la altura de sus expectativas, aunque quién sabe cuáles son. Rábula había muerto, pero con ella también la amistad. Sin siquiera una conversación, había quedado en el camino”, relató.

El abogado además se refirió a cómo su trabajo en la Convención habría incidido en este episodio, afirmando que “la política pone a prueba las convicciones y, en especial, la lealtad de las personas, no sólo con otros, sino con ellas mismas”

“Los intereses en juego y las presiones son brutales. En este corto pero intenso tiempo lo vi muy de cerca, quizá demasiado. Al final, moverse sin códigos termina siendo la regla en política y casi todos terminan por aceptarlo… con excepciones, por cierto”, complementó.

Jaime Bassa además sostuvo que el aprendizaje durante este tiempo “no ha sido en vano”, apuntando a que “tuve algunas reservas a las que volvía en los momentos de mayor debilidad, entre ellas estaba la música y mi banda”.

“Siempre pensé que los lazos que construye la música serían fuertes, que la lealtad se sostendría en una forma especial de fraternidad, que personas que tienen algo tan significativo en común pasan a ser, al mismo tiempo, importantes. Supongo que esperar tanto de las personas sigue siendo un ingenuo error. A fin de cuentas, en la retaguardia, en los tiempos difíciles, solo están la familia y la fraternidad de los amigos -y amigas- de verdad”, reflexionó.

Finalmente, el exconstituyente manifestó que “fue una hermosa etapa, de la que guardo grandes experiencias y aprendizajes, que me ayudaron a conectarme con ese mundo no racional que habitamos. Estos diez años me acompañarán con las luces de la música, a las que siempre podré volver. Pero sobre ellos ha caído el manto de la noche fría, oscura y solitaria. Luces y sombras, listo para seguir mi camino”.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Jaime Bassa Mercado (@jaime.a.bassa)

Temas relevantes

#jaime bassa

Notas relacionadas

Deja tu comentario