Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Estar bien

26 de Octubre de 2022

Síndrome del túnel carpiano: ¿Cómo puedo saber si lo tengo?

Afecta entre el 5 y el 11% de la población en general, siendo las mujeres tres veces más propensas a sufrirla que los hombres.

Por

El síndrome de túnel carpiano se ha convertido en un problema de salud habitual en las personas. En la mayoría de los casos no es posible demostrar una razón, pero algunos expertos la asocian a la relación con algunos trabajos.

Esta dolencia, se origina por una presión excesiva en el nervio mediano, ubicado en la cara palmar de la muñeca.

En la base de la mano, se encuentra el túnel carpiano. Un canal estrecho situado entre los huesos de la muñeca y el ligamento anular del carpo. El síndrome del túnel carpiano ocurre por un aumento de la presión en dicho canal, habitualmente de inicio lento y progresivo durante meses.

Sufrir este tipo de dolencias es bastante común en la población, principalmente en los adultos. Según el traumatólogo y jefe de la Unidad de Mano en Clínica INDISA, Dr. Pablo Orellana, “esta afección impacta entre el 5 y el 11% de la población en general, siendo las mujeres tres veces más propensas a sufrirla que los hombres”.

Principales síntomas

El inicio de los síntomas del síndrome del túnel carpiano suelen ser variados. Generalmente los primeros indicios de la enfermedad se dan durante las noches y en la mañana.

“Por lo general, el paciente asiste a la consulta y describe las molestias como hormigueo y entumecimiento de la mano y calambres. Estas molestias son más frecuentes durante la noche o al despertarse” añadió el especialista.

Otros de los síntomas más comunes que declaran las personas que sufren del síndrome son dificultad de coordinación de los dedos al hacer movimientos simples, debilidad en las manos, entre otros. En los casos más graves, se puede presentar una atrofia del músculo por debajo del pulgar.

Estos pueden ser agravados por determinadas posturas o actividades repetitivas. Las que se asocian más frecuentemente son aquellas con pequeños traumatismos en esa zona, con actividades que involucran extensiones forzadas de la muñeca.

¿Cómo se diagnostica?

Hay muchas formas para determinar si sufres del síndrome. Tras la sospecha clínica de túnel carpiano, el especialista realizará una exploración de la sensibilidad y fuerza de la mano y dedos, así como maniobras que desencadenan los síntomas. Las principales maniobras que aplicará pueden ser replicadas en los hogares.

Una de ellas puede ser la prueba de Phalen, la cual consiste en una flexión de las dos palmas juntas formando un ángulo cercano a 90° con el antebrazo, mantenida durante 1 minuto, lo que provocará la aparición de los síntomas.

También está el test de Tinel, que consiste en percutir suavemente con los dedos la zona del tendón palmar, provocando hormigueos.

Habitualmente, se requieren estudios adicionales, como una ecografía o un estudio electrodiagnóstico, para confirmar un dictamen y cuantificar el daño existente. Por esto una buena evaluación y tratamiento quirúrgico del túnel carpiano tiene una efectividad muy alta. Sin embargo, va a depender del daño que tenga el nervio y el tiempo que demore en recuperarse en forma completa, siendo incluso de varios meses en los casos más severos.

Notas relacionadas

Deja tu comentario