Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Nacional

9 de Noviembre de 2022

¿Quién es Rodrigo Ríos? El candidato a fiscal nacional que representó a narco conocido como «el chileno más peligroso del mundo»

Agencia Uno

El abogado generó ruido al interior de tribunales luego de que se revelara su vínculo con "Richard Rico", líder de una banda transnacional, ante lo cual descartó que estos hechos lo pueden inhabilitar en el proceso para llegar a encabezar el Ministerio Público.

Por The Clinic

La elección del nuevo fiscal nacional que reemplazará en el cargo a Jorge Abbott se vio envuelta en una inesperada polémica luego de que se revelara que uno de los candidatos, el abogado Rodrigo Ríos Álvarez, había representado a un peligroso narcotraficante que en su momento fue conocido como “el chileno más peligroso del mundo”.

El postulante a encabezar el Ministerio Público apareció así dentro de la lista de cinco nombres que definió la Corte Suprema luego de obtener tres votos de los integrantes del máximo tribunal, quedando así en la quina que fue enviada al Presidente Gabriel Boric, quien deberá proponer a uno de estos al Senado.

Sin embargo, a raíz del antecedente que se dio a conocer respecto a su pasado como representante de un narco, la carrera de Rodrigo Ríos para ser el nuevo fiscal nacional estaría pendiendo de un hilo, ante lo cual el propio abogado descarta que este hecho lo inhabilite.

La trayectoria de Rodrigo Ríos

Rodrigo Ríos Álvarez, de 43 años, es abogado de la Universidad de Chile, además de tener una licenciatura en Ciencias Jurídicas y Sociales, un magíster en Derecho con Mención en Derecho Público y un diplomado en Reforma Procesal Penal, todos en la Facultad de Derecho de la institución antes mencionada.

Respecto a su experiencia laboral, el ahora candidato a fiscal nacional fundó Picand & Ríos Abogados junto a su socio Eduardo Picand. En su perfil disponible en la página web de la firma además se destaca que es ex subdirector de la Unidad de Cooperación Internacional y Extradiciones (UCIEX) de la Fiscalía Nacional; ex fiscal adjunto de la Fiscalía Regional Metropolitana Centro Norte; y ex secretario (I) del Primer Juzgado del Crimen de Santiago.

Por otro lado, se señala que Ríos ha ejercido en la docencia como profesor de Derecho Procesal Penal y Litigación Oral en la Facultad de Derecho de la Universidad Finis Terrae, institución en la que también es director del Magíster en Derecho y Litigación Penal, además de ser director del Centro de Derecho Penal y Procesal Penal Comparado, Cesare Beccaria.

Representante del “chileno más peligroso del mundo”

El caso que complica al abogado hace referencia así al de Richard Eduardo Riquelme Vega, apodado como “Richard Rico”, quien fue condenado a 11 años de cárcel tras ser detenido luego de ser acusado como el líder de una organización narco transnacional.

Según recogió MegaNoticias en junio de 2021, el sujeto dejo Chile con sus padres cuando solo tenía siete años, tras lo cual con los años se fue adentrando en el mundo delictual hasta verse involucrado con carteles colombianos que funcionaba como una red europea de drogas y en la cual incluso habría asesinado a algunos cabecillas del negocio para finalmente alzarse como el líder.

Así, La Tercera publicó un artículo en el que daban cuenta que Rodrigo Ríos junto a su socio Eduardo Picand habían firmado un mandato amplio que tenía como objetivo el representar a Richard Riquelme, lo que despertó las alarmas al interior de tribunales respecto a la candidatura del abogado, ya que además dicha relación se habría mantenido hasta el 28 de diciembre de 2021.

En concreto, el citado medio explicó que dicho antecedente sería particularmente grave debido a que según magistrados consultados al respecto representaría “una situación reñida con el ejercicio del cargo público al que aspira”.

¿La razón? Uno de los principales puntos que se exigen dentro de los documentos que se deben presentar ante la Corte Suprema para postular al cargo de fiscal nacional, se incluye una declaración jurada en la que cada aspirante debe señalar que no tienen inhabilidades para ejercer el cargo.

El caso de Rodrigo Ríos se vería afectado así por lo dispuesto en el artículo 61 de la Ley 20.000 (Ley de Drogas), en el cual se precisa que “los abogados que se desempeñen como funcionarios o empleados contratados a cualquier título en los servicios de la Administración del Estado o en instituciones o servicios descentralizados, territorial o funcionalmente, no podrán patrocinar ni actuar como apoderados o mandatarios de imputados por crímenes, simples delitos o faltas contemplados en esta ley”.

La versión del aspirante a fiscal nacional

El medio antes citado detalló además que de acuerdo a las fuentes consultadas, lo establecido en la anterior norma dejaría a Rodrigo Ríos “fuera de la carrera” por ser el sucesor de Jorge Abbott, ya que los postulantes que quedaron fuera de la quina podrían apelar al resultado de la votación con un reclamo ante la Corte Suprema.

Pese a esto, el propio abogado entregó su versión de los hechos en conversación con La Tercera, explicando que el caso en que representó al narcotraficante se trataba de “una extradición que llegó a mi oficina, en la cual con mi socio Eduardo Picand, tramitamos extradiciones y se llevó ese caso ante la Corte Suprema”.

Asimismo, apuntó a que “es un caso de un antejuicio, es una extradición y no un juicio de culpabilidad donde se haga un análisis respecto del fondo del asunto y se analizó los méritos respectos de conceder o no su extradición a Países Bajos”.

“No hay una defensa de fondo, sino que una tramitación donde se analiza si se cumplen los requisitos de la extradición. No es una inhabilidad, porque se trata de una tramitación que es solamente técnica, una extradición pasiva y no una defensa de fondo”, sentenció al respecto Rodrigo Ríos.

“Quiero darle un cambio de paradigma”

Luego de presentar su candidatura a fiscal nacional, Rodrigo Ríos explicó en una entrevista que dio en septiembre de 2022 a BioBioChile que postuló al cargo debido a que la Fiscalía entró en “una crisis de legitimidad bastante importante”, por lo que afirma busca “ayudar a contribuir a rescatar” a la institución de esta situación “que tiene hoy en día en una pérdida de confianza total de la comunidad”.

“A fiscalía y su principal líder, el fiscal nacional, yo quiero darle un cambio de paradigma y asumir como primer fiscal del Ministerio Público. Porque eso es lo que debe ser el fiscal nacional, el primer fiscal de la institución. Asumir la responsabilidad de las investigaciones y las instrucciones que se impartan a la justicia”, añadió en dicha instancia.

Consultado sobre el escenario del crimen organizado en Chile, Ríos afirmó que el Ministerio Público “debe asumir un rol protagónico y de liderazgo en las investigaciones” de este tipo, además de “ser un actor preponderante en futuras reformas legislativas que potencien la labor del Ministerio Público, por ejemplo, con la creación de una Unidad Nacional de Persecución y de Lucha contra el Crimen Organizado“.

Notas relacionadas

Deja tu comentario