Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Educación

28 de Noviembre de 2022

Salud mental de los estudiantes: la importancia del apoyo psicológico para los alumnos dentro de los establecimientos de educación superior

Agencia Uno

El informe, que analizó una encuesta en la que participaron 107 instituciones de la educación superior, arrojó que un 65,4% de estos cuenta con unidades especializadas en salud mental. En conversación con la directora de la Dirección de Salud Estudiantil de la Universidad de Chile, Viviana Guajardo, analizamos la experiencia del emblemático establecimiento en el apoyo psicológico que le otorga a sus estudiantes.

Por

Los últimos eventos que han afectado a Chile han generado efectos negativos en la salud mental de los estudiantes de educación superior. Es por esto que las instituciones educacionales y las autoridades correspondientes han comenzado a tomar en serio la situación de los futuros profesionales del país.

El salto inicial para avanzar en un apoyo real para estos casos ya se dio. Los Ministerios de Educación y Salud entregaron un diagnóstico de la salud mental en la educación superior chilena. El primer informe de esta categoría desde la llegada del COVID-19 y el único en el que se ha considerado a los establecimientos técnicos profesionales.

El documento analizó una encuesta en la que participaron 107 de las 134 intituciones que conforman el sistema de educación superior. Del estudio se determinó que el 65,4% de los establecimientos educacionales cuentan con unidades encargadas de la salud mental de sus estudiantes.

El abrupto final de semestre de algunas universidades y centros de formación técnica producto del Estallido Social, además de la implementación de una modalidad de estudio nueva para los jóvenes debido a la pandemia, obligó a los establecimientos a preocuparse de los efectos que estos podrían tener en el alumnado.

En esta línea, el estudio determinó que cerca del 40% de estas unidades específicas de los establecimientos educacionales fueron creadas entre 2019 y 2022. Además, el 62,6% acompañó su apoyo a los estudiantes con campañas informativas relacionadas a esta materia.

Al respecto, en ese entonces la subsecretaría de Educación Superior, Verónica Figueroa Huencho, agregó que “la información recopilada da cuenta de la presencia de una estructura para abordar situaciones relacionadas con la salud mental de los estudiantes en parte importante de las instituciones del sistema”.

La experiencia de las estatales

Algunas de las principales universidades están bastante avanzadas en esta materia. Establecimientos como la Pontificia Universidad Católica (UC) o la Universidad de Santiago de Chile (USACH) ya entregan apoyo psicológico a sus estudiantes. Pero el caso de la Universidad de Chile es especial entre las instituciones que conforman el universo de la educación superior nacional.

Desde junio de 1932 que en la institución funciona el Servicio Médico y Dental (SEMDA) el cual está orientado a la atención médica en general, pero recién en la década de los 60 se empiezan a incorporar psiquiatras y psicólogos dentro del equipo.

En 2017 la universidad crea la Dirección de Salud Estudiantil (DSE), la cual está encargada de la dirección del SEMDA, mientras propone y ejecuta políticas en materia de salud y calidad de vida para sus estudiantes.

En conversación con The Clinic, la directora de la DSE, Viviana Guajardo, explica que la principal diferencia desde que empezó a funcionar esta dirección es el enfoque preventivo que se aplica en materias de salud mental.

“Le da el énfasis a que la dirección de salud no solo tendrá este enfoque de cuidado hacia la atención directa de los estudiantes, sino que también hacia lo preventivo y promocional. Aplicar estrategias que permitan cuidar la salud física y mental más desde la prevención que desde los tratamientos”, afirmó.

Pandemia y salud mental

Antes de la llegada del COVID-19 la dirección trabajaba con cerca de 10 mil casos de estudiantes que acudían por distintos motivos. La carga académica, los antecedentes de vida de los jóvenes que ingresan a la universidad son factores que afectan en su salud.

Al inicio de la pandemia, esta cifra se redujo a la mitad debido a las condiciones que implicó la aparición del virus. Sin embargo, el área de la salud mental fue una de las pocas que siguió atendiendo las necesidades de los alumnos. En la actualidad, la DSE está volviendo a ver los números prepandemia.

“Las dificultades en las experiencias de vida hacen que el individuo pase por una etapa más vulnerable. Si a eso le sumamos la carga académica y las nuevas modalidades durante la pandemia, que de por sí afectó a los estudiantes universitarios, tenemos la ecuación perfecta para que los problemas de salud mental hayan aumentado”, agrega Viviana.

La directora de la DSE enfatiza en la importancia de la educación en materia de salud mental, para que los estudiantes cuenten con las herramientas para identificar las formas en las que pueden resolver sus problemas antes de acudir a las consultas.

“Es importante saber cuando se necesita ayuda en salud mental. En esta área ocurre que todos debemos conocer ciertas estrategias que nos ayuden a identificar los problemas de nuestra que nos afectan. Sin embargo, en situaciones cuando hayan síntomas urgentes siempre es importante consultar a los servicios de urgencia correspondientes”, explicó.

Este primer informe que entregó el Gobierno es solo el primer paso. Ahora la responsabilidad de seguir el ejemplo de las principales universidades para avanzar en salud mental para sus estudiantes son los centros de formación técnica, los cuales solo un 57,5% de estas instituciones del subsistema cuentan con estas unidades de atención.

Notas relacionadas

Deja tu comentario