Por medio de una carta dirigida al ministro Nicolás Eyzaguirre que fue enviada, la Confederación de Estudiantes de Chile, Confech, interpeló al titular del Mineduc antes de responder a la invitación formal que envió el jueves pasado el secretario de Estado.

En la carta, que fue coordinada por la mesa ejecutiva de la organización estudiantil y enviada por la presidenta de la Feuc, Naschla Aburman, los estudiantes piden esclarecer tres puntos considerados claves para iniciar una discusión en sus instituciones y así decidir si participar o no de la cita a la que fueron convocados.

“Valoramos en su justa medida la disposición al diálogo que se nos transmite, pues consideramos una necesidad que los  diversos actores involucrados en educación tengan participación en las decisiones que marcarán el destino de todo un país”, dicen.

Las preguntas son sobre financiamiento, lucro y democratización, tres puntos que según los estudiantes son muy importantes para iniciar un diálogo con el gobierno, previo al envío de los proyectos de Ley que integrarán la gran reforma educacional prometida por Michelle Bachelet en campaña y explicitada ayer por el propio Eyzaguirre en su primera aparición en el Congreso desde que asumió el cargo.

Junto a eso, el texto emplaza al actual jefe del Mineduc a responder si el plan gubernamental contempla una gran reforma educacional o el envío de proyectos ley separados, lo que no sería del gusto de todos los universitarios.

“¿Qué sucederá con aquellas instituciones que no reciban recursos públicos? ¿Se les permitirá seguir lucrando? A nuestro juicio, el lucro es un problema que se manifiesta en todo el sistema educacional, por lo que se debe erradicar en todos sus niveles”, dice la misiva.

La misiva además señala que los universitarios valoran la invitación realizada por el titular del Mineduc, aunque se excusaron de no poder responder aún a ella por su estructura y porque la decisión final será tomada el próximo 29 de marzo en el Confech que se llevará a cabo en la Universidad de Atacama, en Copiapó.

“No queremos que nos pasen gato por liebre”, señalan.

Lee acá la carta completa