cones A1

En medio de la discusión por la reforma educacional que impulsa el gobierno de Michelle Bachelet, los estudiantes secundarios pidieron al Ejecutivo no ceder ante lo que llamaron “una campaña del terror” que está levantando la derecha.

Según cita la agencia EFE, en una carta abierta dirigida al ministro de Educación, Nicolás Eyzaguirre, los escolares se manifestaron “decepcionados” al observar que la derecha “ignora la voluntad ciudadana y buscan, mediante burdas y ostentosas campañas, instalar el miedo entre los chilenos” respecto de los cambios “que nuestra educación necesita”.

El documento fue firmado por 140 dirigentes estudiantiles, desde el actual presidente de la Coordinadora Nacional de Estudiantes Secundarios (Cones), Ricardo Paredes, su antecesor Moisés Paredes y exlíderes secundarios que lideraron la denominada “Revolución Pingüina”, en 2006, durante el primer mandato de Bachelet.

Este martes partirá en la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados la discusión legislativa que busca terminar con el lucro, el copago y la selección en la educación secundaria.

“Señor ministro, preferimos una reforma polémica y transformadora antes que cosmética y con aplausos transversales”, dice en uno de sus puntos la misiva dirigida al titular de Educación.

El objetivo del documento, según indicaron los dirigentes, es no detener los cambios de la reforma educacional ante la presión de la derecha.

El coordinador de la Cones, Tomás Leighton, dijo que “vamos a respaldar aquellas reformas que vayan en un sentido mayoritario y no un consenso falso”.

Asimismo, Leighton agregó que “no vamos a darle en el gusto a la derecha que quiere que el sistema continúe tal como está”

Por su parte, el líder de los secundarios, Ricardo Paredes, sostuvo que “vimos disposición -de Eyzaguirre- pero entendemos que si bien existen voluntades políticas, ‘donde se ven los gallos’ es no sólo en la Comisión de Educación, sino en el parlamento en su conjunto”.

Cabe recordar que, tanto los estudiantes universitarios como secundarios chilenos, convocaron a una nueva movilización, el próximo 9 de octubre, ante lo que consideran la “ambigua” respuesta del Gobierno a su petición de entablar un diálogo directo con el ministro de Educación.