alejandro navarro a1

Ayer el vicepresidente del Partido Socialista, Camilo Escalona emplazó al gobierno a “sacar de sus cargos a todos los involucrados en el caso SQM” como una forma eficaz de salir de la crisis en que vive la política durante este ultimo tiempo. La solución del ex senador hoy fue profundamente apoyada por el diputado socialista Marcelo Schilling y el senador del MAS, Alejandro Navarro.

Según consigna el diario La Segunda, Schilling apañó a Escalona en sus dichos y manifestó que “es conveniente que todas las personas que aparecen involucradas en situaciones conflictivas y que siguen alimentando estos escenarios, se tomen una pausa y vuelvan a sus actividades privadas”.

Al ser consultado por si sus dichos también incluían a la actual secretaria ejecutiva del Consejo Nacional de la Infancia, Estela Ortíz, la amiga de la Presidenta Michelle Bachelet que emitió boletas a Asesorías y Negocios SpA, del operador político Giorgio Martelli, que además facturó a Salar, la filial de SQM, el diputado es tajante: “No sé quiénes estén metidos en el caso, pero todos”.

Una opinión marcada en esa línea tuvo el presidente del MAS, Alejandro Navarro, sin embargo precisó que la forma y el tono no fueron los más indicados. “Hay un componente personal en la decisión de permanecer o no en La Moneda, pero considero que uno participa en el Gobierno para resolver problemas, no para crearlos”.

Navarró lanzó que con la permanencia de los involucrados en el caso SQM, que hace rato dejó de ser arista del caso Penta, “no requieren de un psicoanálisis para entender que no contribuyen a resolver la crisis, sólo a agudizarla”.

Por otro lado y aunque pidió que no se condene prematuramente a la gente, arremetió con que “los partidos deben entender que acá no existe una caza de brujas, sólo un ordenamiento para salir de la crisis y no abrir un nuevo flanco”.