sabas

“Si afecto algún interés, si afecto algún partido político, afecte a quien afecte, lo lamento profundamente (…) Si por una investigación no puedo ser parlamentario o ser político, no ser ministro o postularme a algo, no me interesa; lo que más me interesa es mi pega”.

Con esas palabras el fiscal nacional, Sabas Chahuán, se refirió en una entrevista concedida a “Informe Especial” a la eventualidad de que un futuro cercano compita por un escaño en el Parlamento, toda vez que en la actualidad sus investigaciones tienen en vilo al mundo político.

 

“No me interesa ser parlamentario, no me interesa dedicarme a la política en el futuro, ni en el corto ni en el mediano plazo”, agregó el persecutor.

El fiscal que lidera el equipo que investiga los casos Penta y SQM, se refirió además a lo que viene en su carrera como titular del Ministerio Público. “Tratar de terminar alguna de estas aristas (Penta, SQM y Corpesca) y las otras dejarlas bastante enrieladas para que pueda construirse sobre cimientos sólidos, jurídicos, hacia adelante, sea que se adopte la decisión de ir a juicio, a un procedimiento abreviado, etcétera… Él o ella (su sucesor) verán”.

“A mí no me van a parar, ni al equipo de fiscales”, advirtió respecto de las suspicacias políticas que eventualmente pueden generar sus investigaciones.

Chahuán; no obstante, aseguró que las irregularidades no son una norma al interior del Congreso.

“El Congreso no es la cueva de Alí Babá. O sea, ha habido gente que ha cometido delitos, pero hay gente honorable, y no creo que quien venga pueda ‘parar’ las investigaciones. La gran virtud de este sistema es que es público”.