Alfredo Moreno 01

“Solamente se han vendido dos empresas, pero el grupo tiene muchas otras actividades, muchas otras empresas que siguen adelante y, además, tendrá, luego de estas ventas, bastante liquidez, que ya verán los propietarios en el futuro qué harán con ella”, dijo a La Tercera el ex canciller y quien actualmente dirige Penta, Alfredo Moreno, en medio de la venta de los activos del banco y de la compañía de seguros del holding, todo este marcado por el proceso judicial que enfrentan los fundadores del grupo Carlos Alberto Délano y Carlos Eugenio Lavín.

Según explicó Moreno, las dos empresas recientemente enajenadas suman como el 25% del grupo, por lo que más allá de que se trató de un asunto doloroso, según confiesa, “es un grupo económico que tiene otras empresas que siguen funcionando en muy buena forma y que, además, con su liquidez, verá qué es lo que hace, si la reparte o la invierte”

Ante el escenario judicial de los controladores, respondió que  “la tarea ha sido lograr que las empresas sigan funcionando de la mejor forma, como ha sucedido, mantengan sus negocios, sus resultados y el trabajo de las más de 30 mil personas que trabajan en estas compañías”.

Sobre el porqué de la venta de los dos activos antes mencionados, confiesa que “que es una venta no deseada, debido a las circunstancias y, más allá de los valores, son empresas que tienen calidad, buenos proyectos, buena gente y no están involucradas para nada en lo que se ha denominado el caso Penta, que está centrado en el holding”.

Respecto de si hubo ganancoias, explica que “si uno lo compara con lo que se invirtió, en el caso del banco creo que se va a recuperar lo invertido o tendremos alguna pérdida marginal: uno vende los negocios, paga los pasivos y lo que queda es cercano al valor libro. En Penta Security es totalmente distinto. Se vendió a 2,5 veces el valor libro y, por lo tanto, ahí hay una utilidad”

¿Vale algo el nombre Penta?

La exautoridad del gobierno de Piñera asegura que “a pesar de todo lo que ha pasado y de estar en los canales, radios y diarios, con noticias de primera página, negativas, donde el nombre estaba involucrado, los negocios de las compañías no han sido afectados. De alguna manera, se ha mostrado una resiliencia increíble en el aspecto comercial. El nombre también es para mucho más adelante”.

Sobre el presente y futuro de los Carlos, opina que “ellos están dedicados a la defensa de su caso judicial y no es el momento para preguntarse eso (retiro). Lo importante es que habrá recursos y, por otro lado, ellos han sido empresarios toda la vida. Entonces, una vez que todo esto termine, veremos qué prima: si ese espíritu empresarial, si la edad, si lo que ha pasado, si hay algún hijo que tiene más interés”.