navarro a1

“Hay un conflicto de interés que terminaría por contaminar la elección de una de las principales autoridades del país, y aún cuando la ley no los obligue, debiera haber un mínimo de sentido común que indica que debieran inhabilitarse de dicha votación”.

Estas fueron las palabras que ayer entregó el senador y timonel del MAS, Alejandro Navarro a La Tercera y que generaron un profundo rechazo por parte del oficialismo como de la oposición, todo esto cabe aclarar en torno a si los senadores investigados por posibles casos de trucherías, como Fulvio Rossi, Iván Moreira, Jaime Orpis, Jorge Pizarro o Ena von Baer, deben inhabilitarse en la votación para definir al nuevo fiscal nacional que reemplace a Sabas Chahuán.

Pues bien, ayer domingo el senador Eugenio Tuma aclaró que “Existe una norma indiscutible: los senadores que están desaforados no pueden votar, y los demás no están impedidos de hacerlo. Estar elucubrando sobre situaciones que no están contempladas en la legislación me parece absurdo”.

Por su parte según indica La Tercera, el presidente de la falange, Jorge Pizarro manifestó que “no comparto la declaración del senador Navarro. El proceso de definición del fiscal nacional es muy equilibrado, y ojalá lo aprobemos por unanimidad”.

Por su parte el parlamentario UDI, Víctor Pérez, indicó que “no hay ninguna razón para que ningún senador se inhabilite. Creo que este planteamiento se hace para desviar la atención del problema de fondo, que es que el Ministerio Público deje de ser un organismo parcial que ataca con rigurosidad a unos y con otros mira al cielo”. Una opinión parecido tuvo su par, Juan Antonio Coloma, asegurando que “la ley establece en qué casos específicamente uno no puede votar. Si un conjunto importante de senadores no votan, no se podría nombrar ningún cargo”.

En tanto el timonel gremialista y presidente de la Comisión de Ética de la Cámara, Hernán Larraín, arremetió contra Navarro precisando que “no le corresponde a ningún senador definirse como el árbitro supremo de quienes pueden y quienes no pueden votar. En ese sentido, les pido a los senadores que sean prudentes, y que no se arroguen la representación de la supremacía moral de las inhabilidades, porque quizás hay algunos que incluso tienen tejado de vidrio para hacer ese tipo de formulaciones”.