novoa a1

El exsenador de la UDI, Jovino Novoa, acaso la médula del gremialismo, fue sentenciado ayer a tres años de pena remitida luego de ser condenado por delitos tributarios en el caso Penta.

Novoa se transformó en el primer político sancionado por la justicia en el marco de las investigaciones por financiamiento irregular de campañas.

En lo factual, al llamado “coronel” se le condenó por delitos tributarios y no como recaudador de platas de campaña, tal como subrayó su abogado Matías Balmaceda, hecho por el que la parte querellante representada por Ciudadano Inteligente se quejó, acusando desproporción, o más bien falta de proporción.

En ese contexto, este jueves, en carta en El Mercurio, Máximo Silva Bafalluy, tío de Ernesto Silva y exministro de Pinochet, salió en defensa de Novoa, a quien tildó de ser una patriota con “marcada vocación de servicio”.

“Se ha hecho gran caudal con el caso de Jovino Novoa por haber incurrido en actos que -siendo cuestionables desde el punto de vista legal- han sido una práctica de muchos de los candidatos de los más variados sectores a algún cargo de elección pública. Incluso en el caso de Novoa la obtención de recursos no fue para una candidatura propia, sino para las de miembros del partido que él mismo lideró durante casi toda la vida política de este, posgobierno militar”, escribe.

Junto con esa aclaración, Silva asegura que “la historia de la derecha y de Chile de estos últimos 35 años está fuertemente marcada por el desempeño de Jovino Novoa tanto desde la UDI -la convirtió en el primer partido nacional- como desde el Senado”.

En estas institución republicana, subraya Silva Bafalluy, “fue el senador clave en la obtención de los acuerdos que posibilitaron el desarrollo más exitoso que registra nuestro país en el último siglo”.

Por otro lado, apunta Silva, “es útil recordar la extraordinaria persecución de que fue víctima cuando se le imputaron, con maledicencia, conductas personales -fraguadas por mentes enfermas de izquierda-, que la justicia desbarató completamente”.

“El momento por el que atraviesa Jovino Novoa no puede hacer olvidar ni ignorar, particularmente a quienes no lo conocen bien, el patriotismo y la marcada vocación de servicio y sacrificio que inspiraron siempre sus actos”, expresa.