colusion-lupa-a1

A raíz de la colusión divulgada ayer en los medios de comunicación que involucra a las cadenas  Walmart Chile (Lider), SMU (Unimarc) y Cencosud (Jumbo), el empresario Nicolás Ibáñez, otrora propietario de la cadena de Lider (ex D&S), se quejó de que detrás del hecho hay una maniobra mediática.

“Rechazo enfáticamente el intento de la Fiscalía Nacional Económica de perseguir, desprestigiar y enlodar a las empresas de supermercados aludidas en el requerimiento presentado el día de hoy (ayer) ante el Tribunal de la Libre Competencia”, escribió en carta a El Mercurio.

“Somos empresarios responsables de cumplir con la ley, la ética y las buenas costumbres y orgullosos de aportar nuestro esfuerzo en bien de la patria. Por lo anterior, rechazo el procedimiento usado por la FNE y el Ministro de Economía (…) de notificar y ventilar estos temas a través de la prensa con un claro intento de aprovechamiento político”, complementó el empresario.

En el cierre de su misiva,  recalcó el rol del empresariado y criticó la manera en cómo el Gobierno se relaciona con su rubro.

“Es inaceptable el intento del Gobierno, a través de esta maniobra inconducente y claramente mediática, de tratar una vez más de desprestigiar a los empresarios”.

Las penas que pide el persecutor para  los controladores que participaron de la colusión es de 22 millones de dólares para cada una.

Las tres compañías acusadas se habrían puesto de acuerdo para fijar el precio de la carne de pollo entre 2008 y 2011.