Fiscal Toledo a poco de dejar el caso Caval: “Tengo la tranquilidad de que la única presión que he tenido es la mía”

Toledo además recordó que hace algún tiempo se encontró con Michelle Bachelet en un evento público. “En alguna circunstancia he podido saludarla, no más que eso”, precisó sobre aquel día. En esa línea negó tajante que haya existido algún comentario sobre el bullado caso. “Jamás. No hemos cruzado más de un saludo y estoy seguro que, aunque existiera esa oportunidad, ella jamás mencionaría la causa. Como tampoco lo haría yo”.

Fiscal Luis Toledo A2

Esta semana el fiscal nacional Jorge Abbott le pidió a su par de la Región de O’Higgins que se una a su equipo y encabece la Unidad Especializada en Control de Tráfico Ilícito de Estupefacientes del Ministerio Público. Con esta petición aceptada, Toledo dejará de tramitar el bullado caso Caval que involucra el negocio de compra y venta de los terrenos en Machalí por parte de la pyme de Natalia Compagnon y Mauricio Valero.

En entrevista con La Tercera, Toledo abordó lo que alcanzó durante casi más de un año de investigación en este caso que remeció a la familia directa de la Presidenta Michelle Bachelet y que actualmente dejó a 13 personas formalizadas, entre ellas Natalia Compagnon.

Toledo reconoció en primer lugar que “los primeros diez días de la causa Caval fue motivo de un tremendo escándalo político, pero no tenía ninguna denuncia detrás de eso. Todas las personas opinaban de la gravedad del tema, pero nadie hablaba de su consecuencia penal. Es más, muchos de ellos, de todos los sectores políticos del país, lo descartaban, porque estimaban que era simplemente un negocio entre particulares que, sin duda, dejaba en mal pie la imagen de personas cercanas a la Presidenta”.

Agregó que “comenzamos a investigar teniendo claro nuestras deficiencias y nuestras habilidades. Desde ese punto de vista, en un corto tiempo, nos fuimos dando cuenta que aquí había un foco de atención del punto de vista investigativo en el origen del negocio, es decir, la persona que administraba los bienes de un tercero. Esto es en el síndico (de quiebras Herman Chadwick), designado por el tribunal al respecto, y quienes habían colaborado con él la gestión de estos negocios y cómo se había llegado finalmente a la empresa compradora, que era Caval”.

Al ser consultado por cómo fue la situación de investigar a la familia directa de la Presidenta Bachelet, el persecutor contestó que en los casos “tratamos, con el equipo, de quitarle el apellido a las personas investigadas por una razón sencilla, que es intentar hacer más fáciles las cosas dentro de la investigación. Si uno les quita el apellido a las personas indagadas, puede sopesar con mayor profundidad cuál es su eventual responsabilidad, en caso de tenerla.

Precisó que “intentamos también colmar de objetividad la indagatoria. Por mucho que comunicacionalmente genere interés una persona particular, no tomamos decisiones motivados por el interés de linchamiento público. Además, tengo la tranquilidad de que la única presión que he tenido es la mía, con el fin de lograr un esclarecimiento real y concreto”.

En otros pasajes de la conversación afirmó derechamente que “no existe ningún antecedente concreto en la carpeta de investigación del que se pueda concluir, deducir o afirmar que la Presidenta, entonces candidata presidencial, haya sabido del negocio antes de su verificación. Lo que sí, puedo señalar en términos concretos, en la misma línea que, yo creo que nadie en el país, ni siquiera la Presidenta de la República, imaginaba qué estaba detrás de este negocio, ni tampoco la gestión del síndico de quiebras, ni las personas que habían sido contratadas, ni las relaciones que habían entre ellos y su nuera. Todo eso fue develado con la investigación”.

Toledo además recordó que hace algún tiempo se encontró con Michelle Bachelet en un evento público. “En alguna circunstancia he podido saludarla, no más que eso”, precisó sobre aquel día.

Por su parte negó que haya existido algún comentario sobre el bullado caso. “Jamás. No hemos cruzado más de un saludo y estoy seguro que, aunque existiera esa oportunidad, ella jamás mencionaría la causa. Como tampoco lo haría yo”.

Comentarios