Presidente Piñera le muestra la cama de La Moneda a reportero de Mucho Gusto. Foto: Mega

“Chile es un verdadero oasis”: La cuestionada frase que lanzó Piñera 10 días antes del estallido social

Durante sus primeros dos años de mandato, Piñera había desplegado una agenda para posicionarse como referente continental. Su principal objetivo era aislar a Venezuela y llegó incluso a viajar hasta la frontera para presionar al gobierno de Maduro. Sin embargo, meses más tarde, varios países se vieron afectados por importantes crisis sociales, políticas e institucionales. Pocos días antes de que esa oleada llegara a Chile, el Presidente recibió la visita de un reportero de matinal, con quien habló distendidamente durante tres horas y media, y a quien le aseguró que Chile era "un oasis" del concierto sudamericano.

El 2019 fue un año de recambio para varios países sudamericanos. Jair Bolsonaro inició su primer año de Gobierno en Brasil y en Argentina se desarrollaron las elecciones que desbancaron a Mauricio Macri, y alzaron a Alberto Fernández como presidente.

Sin embargo, también fueron días donde se detonaron fuertes crisis sociales e institucionales. Precisamente en octubre, comenzó una ola de protestas en Ecuador contra el paquete de reformas económicas de Lenin Moreno; mientras que en Perú el presidente Martín Vizcarra dictó la disolución del Congreso.

Ese mismo mes, los estudiantes se alzaron en Colombia contra la Ley de Presupuesto del presidente Iván Duque; mientras que en Bolivia, la oposición declaró fraude electoral, lo que terminaría sacando a Evo Morales del gobierno e instalando a Jeanine Añez como presidenta de facto en ese país.

Este complejo panorama calzaba con uno de los temas importantes en la agenda de Sebastián Piñera para su segundo mandato: Posicionarse como referente en el escenario continental, lo que lo llevó a inmiscuirse en uno de los principales escenarios sudamericanos de conflicto, Venezuela.

DE CHILEZUELA A VENEZUELA

Durante la campaña presidencial del 2017, el entonces candidato Piñera comparó a su principal adversario, Alejandro Guillier, con Nicolás Maduro. “Está cada día más violento, más demagogo, más populista, más errático”, lo cuestionó. En esa misma campaña también surgió el término “Chilezuela” para referirse peyorativamente al programa de la Nueva Mayoría.

Durante su primer año de mandato, sus acusaciones fueron subiendo de tono. Recordada es, por ejemplo, su intervención en la Asamblea General de la ONU contra el mandatario venezolano: “¿Cómo puede ser un presidente tan ambicioso, tan insensible, que está dispuesto de causar ese grado de dolor a su pueblo con tal de aferrarse al poder?”, le cuestionó.

Durante el año 2019, a nivel internacional Piñera operó esencialmente a través del Grupo de Lima, desde donde se calificó de “ilegítimo” el gobierno de Nicolás Maduro y se reconoció a Juan Guaidó como presidente encargado de ese país.

En febrero, el mandatario viajó a Cúcuta, en la frontera de Venezuela con Colombia, en compañía del entonces canciller Roberto Ampuero, a un acto organizado por la oposición venezolana y que tenía la intención de ingresar ayuda humanitaria a ese país. Vestido de blanco, Piñera acusó al gobierno de Maduro de “cruel”, “perverso” e “inhumano”.

Sus declaraciones no bajaron de tono con el pasar de los meses. En una entrevista con el diario ABC de España, Piñera calificó el gobierno venezolano de “dictadura corrupta e incompetente”, aseguró que Nicolás Maduro “tiene los días contados” y subrayó que este tipo de mandatos “nunca ceden libre y voluntariamente el poder. Hay que quitárselo, arrebatárselo”.

Esto último fue algo que repitió en una reunión convocada por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, donde también participaron otros líderes latinoamericanos. En dicha instancia, Piñera llamó a “reconstruir Venezuela desde cero”.

EL FIN DEL OASIS

Corría el día 8 de octubre del 2019, cuando Sebastián Piñera decidió abrirle las puertas de La Moneda al matinal de Mega, Mucho Gusto. En un hecho comunicacional inédito, que duró más de tres horas y media, el periodista Simón Oliveros recorrió el recinto junto al mandatario, e incluso le mostró la cama donde duerme cuando se queda toda la noche en el palacio de gobierno.

Los videos de dicha nota están casi completos en el canal de Youtube de la estación privada. Sin embargo, falta un fragmento clave, cuando el reportero le pregunta precisamente por los conflictos que atraviesan en ese momento Perú y Ecuador.

“En medio de esta América Latina convulsionada, veamos a Chile. Nuestro país es un verdadero oasis con una democracia estable, el país está creciendo, estamos creando 176 mil empleos al año, los salarios están mejorando”, dijo el mandatario.

Piñera agregó más antecedentes a su reflexión: “Lo que pasa en América Latina: Argentina y Paraguay en recesión, México y Brasil estancados, Bolivia y Perú con una crisis política muy grande. Colombia con este resurgimiento de las FARC y de las guerrillas (…) Mientras más veo las crisis, más tenemos que apreciar nuestro país”.

Piñera realizó esta reflexión 10 días antes del estallido social, lo que ha servido a columnistas, políticos oficialistas y de oposición, y usuarios de redes sociales para graficar la desconexión del mandatario con el malestar que se expresó en las calles en la semana siguiente.

El momento exacto de esta frase ocurrió a las 8:34 de la mañana. El video ya no está en la página web de Mega. Según explicaron a The Clinic, la plataforma “mediastream los aloja por un tiempo y después se caen”. Sin embargo, hay otras versiones que lograron capturar el momento, como este video de El Mostrador.

Comentarios