Pixabay

Demandan a la aplicación de bolsa Robinhood por el suicidio de un usuario: Joven pensó que tenía deuda equivalente a más de $500 millones

Alex Kearns se quitó la vida el pasado verano tras invertir sus ahorros en opciones apalancadas en Robinhood y ver un gran saldo negativo, sin entender la información financiera de esta popular aplicación de corretaje sin comisiones e intentando proteger a su familia, de acuerdo a la demanda interpuesta por sus padres y su hermana en un tribunal de California.

La aplicación de bolsa estadounidense Robinhood fue demandada por la familia de un joven de 20 años que se suicidó el año pasado al pensar que había acumulado una deuda de más de 730.000 dólares en la plataforma y no obtener ayuda del servicio de atención al cliente, según informaron este martes medios locales.

Alex Kearns se quitó la vida el pasado verano tras invertir sus ahorros en opciones apalancadas en Robinhood y ver un gran saldo negativo, sin entender la información financiera de esta popular aplicación de corretaje sin comisiones e intentando proteger a su familia, de acuerdo a la demanda interpuesta por sus padres y su hermana en un tribunal de California.

“Este caso se centra en las tácticas y estrategia agresivas de Robinhood para atraer a inversores sin experiencia ni sofisticación, incluyendo a Alex, para que tomen grandes riesgos con el señuelo de asombrosos beneficios”, alegó su familia, que está radicada en el estado de Illinois, según recoge el canal CNBC.

Robinhood se encuentra en el foco de los reguladores de EE.UU. desde que hace dos semanas una multitud de inversores minoristas coordinados en el foro Wall Street Bets de Reddit y otras redes sociales impulsaran la cotización de varias acciones, entre ellas GameStop, y la plataforma decidiera temporalmente restringir el acceso a esos títulos.

La plataforma también está sujeta a escrutinio por sus prácticas de marketing para atraer a inversores sin experiencia, algo a lo que precisamente hacen referencia los familiares del joven fallecido, que la acusan de muerte por negligencia y prácticas empresariales injustas, entre otras cosas.

“No solo Robinhood permitió a Alex abrir una cuenta, sino que cuando Alex estaba en su primer curso en la universidad más adelante ese año, le permitió operar con opciones. Peor aún, Robinhood no dio casi ninguna orientación inversora y su ‘servicio’ al cliente era virtualmente inexistente, con respuestas de correo electrónico automatizadas y exentas de contacto o interacción humana”, señala la demanda.

La aplicación, que ha contribuido en gran medida a la democratización de la actividad bursátil en el país, fue acusada el pasado diciembre por la Comisión del Mercado de Valores (SEC, en inglés) de comportamiento engañoso en relación a su fuente de ingresos y a la ejecución de las operaciones, por lo que pagó una multa.

Asimismo, ha enfrentado dos demandas colectivas de usuarios, una el pasado marzo por haberse paralizado cuando se produjeron ventas masivas al estallar la crisis del coronavirus y otra a finales del mes pasado, por la restricción impuesta a un grupo de acciones volátiles encabezadas por GameStop, en ambos casos impidiendo a los usuarios operar libremente.

Comentarios