Bachelet firma proyecto de matrimonio igualitario. Foto: Agencia UNO

Matrimonio igualitario: De la eterna espera del proyecto de Bachelet a la “urgencia” de Piñera

Cuando comenzó su Gobierno, el Presidente Piñera decidió ponerle freno a la iniciativa presentada por Bachelet en 2017 e incluso salió en la prensa declarando que el matrimonio era "entre un hombre y una mujer". Sin embargo, a meses de terminar su mandato, finalmente optó por acelerar el trámite que lleva casi cuatro años estancado en el Congreso.

Uno de los primeros mensajes potentes que lanzó el Presidente Sebastián Piñera en su cuenta pública fue el anuncio de poner urgencia al proyecto de matrimonio igualitario, que fue ingresado en agosto de 2017 y que acumula casi cuatro años de trámite en el Congreso.

El mandatario destacó que “en nuestro primer gobierno impulsamos el Acuerdo de Vida en Pareja (hoy Acuerdo de Unión Civil). Hoy pienso que debemos profundizar sobre el valor de la libertad, incluyendo la libertad de amar y formar familia con el ser amado, y también el valor de la dignidad de todas las relaciones de amor y afecto entre dos personas”.

“Pienso que ha llegado el tiempo de garantizar esa libertad y esa dignidad a todas las personas. Pienso que ha llegado el tiempo del matrimonio igualitario en nuestro país (…) anunciamos que pondremos urgencia al proyecto de ley que lleva años en el Congreso y que establece el matrimonio igualitario entre todos nuestros compatriotas”, añadió.

Las declaraciones de Piñera se dan el marco del primer día de la conmemoración del Mes de Orgullo LGBTIQ, donde añadió que la iniciativa busca la unión entre dos personas “sin distinguir por orientación sexual” para que puedan “vivir el amor y formar familia con toda la protección y dignidad que ellas necesitan y merecen”.

Un proyecto sembrado por Bachelet

En la última etapa de su gobierno, la ex presidenta Michelle Bachelet presentó el proyecto de ley de matrimonio igualitario, una de sus tantas promesas de campaña que tardó en aterrizar en el Congreso.

El proyecto modifica el artículo 102 del Código Civil, que actualmente indica que “el matrimonio es un contrato solemne por el cual un hombre y una mujer se unen actual e indisolublemente y por toda la vida, con el fin de vivir juntos, de procrear y de auxiliarse mutuamente”, y lo reemplaza como la unión “entre dos personas”, extendiendo toda la red de ayudas y beneficios sociales que actualmente tienen los matrimonios heterosexuales.

Además, modifica el concepto de filiación, apuntando a que toda persona o pareja podrá tener la custodia de los hijos, al margen de su orientación sexual o identidad de género. De este modo también contempla la adopción homoparental, permite técnicas de reproducción asistida para parejas de mujeres y elimina la homosexualidad como causal de divorcio.

La Presidenta de la República, Michelle Bachelet, firma Proyecto de Ley de Matrimonio Igualitario. 28 de agosto de 2017. Foto: Sebastián Beltrán Gaete /Agencia UNO

Su redacción fue un proceso complejo. Contó con la mediación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y el trabajo de al menos siete ministerios: Hacienda, Segegob, Justicia, Trabajo, Desarrollo Social, Mujer y Equidad de Género, y Relaciones Exteriores.

En su labor prelegislativa, aportó un amplio espectro de diputados, que van desde los entonces oficialistas Camila Vallejo y Guillermo Teillier (PC) hasta la ex senadora Lily Pérez (Amplitud). También organizaciones de la sociedad civil como el Movilh, Iguales, Mums, Acción Gay, entre otras.

Durante su discurso, Bachelet calificó el proyecto como un “paso histórico”, criticó las portadas de diarios y revistas que décadas atrás recurrían a “términos ofensivos” para condenar el germen de la lucha por los derechos de la diversidad sexual, y terminó citando el manifiesto “Hablo por mi diferencia” de Pedro Lemebel.

La eterna siesta en el Congreso

El mismo día que firmó el proyecto, Bachelet se mantuvo esperanzada en promulgar la ley de matrimonio igualitario antes de que terminara su gobierno en marzo de 2018. “Confío en que el Congreso estará a la altura de este debate y, sobre todo, que saldrá a reconocer lo que Chile espera de sus autoridades”, dijo.

Sin embargo, con la llegada de Piñera al poder, la iniciativa recibió un freno y pasó a un segundo plano. De hecho, en noviembre de ese mismo año, el Gobierno le realizó varias modificaciones al Plan de Derechos Humanos que había presentado la exmandataria.

Según El Mercurio, 449 de esas normas padecieron cambios de forma y 66 de fondo. Una de ellas era el proyecto de matrimonio igualitario, que en un principio se pedía su legislación inmediata, pero ahora el Ejecutivo pasaba a tener un rol más pasivo y sólo aspiraba a “monitorear” sus avances.

Lorena Recabarren, subsecretaria de Derechos Humanos del gobierno de Sebastián Piñera. Foto: Sebastián Beltrán Gaete /Agencia UNO

La subsecretaria de Derechos Humanos, Lorena Recabarren, explicó entonces que “el proyecto de ley de matrimonio igualitario está en el Congreso; es decir, eso hoy ya no le corresponde al Ejecutivo. Además, es de suficientemente público conocimiento que no está en el programa de gobierno del Presidente Piñera”. 

Tuvieron que pasar dos años para retomar la discusión en el Congreso. En noviembre del 2019 la iniciativa fue aprobada en general por la Comisión de Constitución de la Cámara Alta. Dos meses después, la historia se repitió en el Senado y el proyecto recibió 22 votos a favor, 16 en contra y una abstención.

Si bien se fijaron plazos para recibir en mayo del 2020, su discusión fue pospuesta por la pandemia y se retomó hace menos de un mes en la Comisión de Constitución, donde se recibieron 25 indicaciones a la iniciativa.

El cambio de visión de Piñera

En diciembre del 2018, Sebastián Piñera visitó el programa Llegó tu Hora de TVN, donde se cruzó con Alessia Injoque, reconocida activista tras y entonces directora de la Fundación Iguales, quien le preguntó justamente por el proyecto de matrimonio igualitario.

Sobre la iniciativa, el mandatario reconoció que, pese a las discrepancias que hay en su sector, ellos optaron por avanzar en el Acuerdo de Unión Civil durante su primer gobierno y que en este esperan concretar la Ley de Identidad de Género. Sin embargo, subrayó que “el matrimonio, como lo concebimos, por su naturaleza y por su historia, es entre un hombre y una mujer”.

“Algunos creen que se resuelve con una ley civil, pero yo pienso que el matrimonio entre un hombre y una mujer tiene un sentido y un destino, que es el que hemos conocido, y no es exactamente a la unión civil entre dos personas que pueden ser del mismo sexo”, señaló.

Comentarios
Sabía ud que... Paris y Daza hacen leseras porque la risa es la mejor medicina. -------------------------------- Sabía ud que... El paracetamol con ¡azúcar! se consigue en farmacias Celia Cruz Verde. -------------------------------- Sabía ud que... The Who compraba remedios en Dr. Simi, feel me, touch me. -------------------------------- Sabía ud que... Cuando a las papas las vacunan las convierten en papas chip. -------------------------------- Sabía ud que... Meghan Markle jamás viviría en la comuna de la Reina. --------------------------------