Ex comandante general del Ejército, Juan Fuente Alba

Agencia UNO.

Fuente-Alba asegura que incremento de su fortuna pasó por “ahorros que se hicieron mucho antes de ser Comandante en Jefe”

Fuente-Alba sostiene que "como excomandante en jefe del Ejército, jamás tuve a mi cargo en depósito, consignación o secuestro los caudales públicos de que se trata y debo desmentir en forma aún más tajante que haya sustraído o consentido que un tercero los sustrajera, que son los verbos rectores del supuesto delito de malversación por el que se dictó el equivocado auto de procesamiento en sede de justicia militar, y que dan origen a esta causa por supuesto lavado de activos".

El pasado 29 de abril el excomandante en Jefe del Ejército, Juan Miguel Fuente-Alba declaró ante la fiscalía en el marco de la investigación en su contra por presunta malversación de caudales públicos y lavado de activos.

Según consigna La Tercera, en dicho testimonio que fue transcrito en 94 páginas, Fuente-Alba sostiene que “como excomandante en jefe del Ejército, jamás tuve a mi cargo en depósito, consignación o secuestro los caudales públicos de que se trata y debo desmentir en forma aún más tajante que haya sustraído o consentido que un tercero los sustrajera, que son los verbos rectores del supuesto delito de malversación por el que se dictó el equivocado auto de procesamiento en sede de justicia militar, y que dan origen a esta causa por supuesto lavado de activos”.

Agregó que en esta investigación hay “persistencia en ignorar las fuentes acreditadas de ingresos y ahorros por diversas vías (rentas de arrendamiento de inmuebles, utilidades en la enajenación de éstos, herencias, etc.), insistiendo en una afirmación abiertamente inexacta, cual es que mis ingresos provenían exclusivamente de mi sueldo como oficial de Ejército”.

En otros pasajes de su declaración, la exautoridad castrense indicó que logró acumular más de 760 millones de pesos gracias a sus propias inversiones.

Respecto a la cuenta bipersonal que tiene con su esposa, Anita Pinochet, aseveró que “resulta obvio que si la mayor parte de los recursos monetarios de la familia provienen de la sociedad conyugal, ellos se acumulen en la cuenta bipersonal del matrimonio”.

“Tales recursos (…) provenían no sólo del sueldo que yo percibía como funcionario público, sino que se incrementaban con el producto de inversiones y ventas de bienes, arrendamientos y otros”, resaltó.

La fiscalía imputa que una de las fórmulas usadas por Fuente-Alba para sustraer dinero de los gastos reservados, habría sido a través de platas en efectivo, que después guardaba en la caja fuerte en la Comandancia en Jefe del Ejército.

Ante esta acusación, se defendió diciendo que “si dicha afirmación se funda en el hecho de que, cualquier abono que se indique en la cartola bajo el rótulo ‘efectivo’, puede entenderse o atribuirse entonces a que se trata de dinero ‘en billetes’ provenientes de la fuente de financiamiento que esgrime el fiscal, ello nos parece una conclusión no sólo apurada, sino que, además, carente de evidencias que la sustenten«.

“La existencia de abonos por caja (no necesariamente en efectivo, como señala el señor fiscal, confusión en la que nos explayaremos en el punto siguiente) en mi tarjeta de crédito no significa que estos recursos provengan de una fuente de financiamiento como la asegurada por el señor fiscal…Su origen son fundamentalmente ahorros que se hicieron mucho antes de ser nombrado comandante en jefe”, cerró.


Comentarios