Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Política

16 de mayo de 2022

Del avión devuelto con deportados a los presos políticos: cinco errores comunicacionales del gobierno de Boric

Fotos: Agencia UNO

Desde las definiciones sobre el caso de Celestino Córdova hasta una frase que causó revuelo en el mundo cultural. En The Clinic recopilamos algunos de los errores comunicacionales del Gobierno en sus primeros 66 días de gestión.

Por

Imprecisiones, desinformaciones y frases que después tienen que salir a rectificar forman parte del catálogo de errores comunicacionales que ha tenido el gobierno de Gabriel Boric en sus primeros 66 días. En The Clinic recopilamos algunos que han surgido en la agenda mediática.

Ministra Vega y la frase sobre presos políticos

Uno de los errores comunicacionales más recientes lo protagonizó la ministra de Desarrollo Social, Jeanette Vega. En el programa Tolerancia Cero de CNN Chile, la autoridad aseguró que en el país «existen los presos políticos, sin duda».

En su respuesta puso como ejemplo a personas que se mantienen en prisión preventiva por causas del estallido social. También hay «algunos que tienen que ver con pueblos originarios», dijo la secretaria de Estado.

Minutos después, la ministra Vega tuvo que desdecirse por Twitter. «Hay personas presas por delitos cometidos en contexto político, pero eso no es lo mismo que haya personas presas por sus ideas. En ese sentido no cabe hoy hablar de presos políticos. Debí diferenciar y evitar malentendido», escribió.

Marcela Ríos y el caso de Celestino Córdova

Otro de los errores comunicacionales del gobierno también tuvo lugar esta semana y lo protagonizó la ministra de Justicia, Marcela Ríos. En entrevista con El Mercurio, la secretaria de Estado fue consultada por el beneficio de libertad dominical del machi Celestino Córdova, condenado por el crimen del matrimonio Luchsinger-McKay.

Sin embargo, la autoridad evitó referirse al tema. «No me compete pronunciarme respecto de la calificación específica que tengan los casos (…) No me compete estar calificando el estatus de cierto preso», dijo.

Tras la lluvia de críticas que cayó, tanto de la oposición como del oficialismo, la ministra Ríos optó por rectificar sus dichos, aclarando que buscaba plantear un respeto a los fallos judiciales. «Respecto del caso de Celestino Córdova, tanto para este Ministerio como para esta ministra, se trata de un preso común que está condenado por un homicidio», puntualizó.

La ministra Brodsky y los derechos de autor

La polémica no hizo mucho ruido en la prensa, pero si generó inquietud en el mundo artístico. En una entrevista con CNN Chile en el marco de la discusión constitucional sobre los derechos de autor, la ministra de la Cultura, Julieta Brodsky, asoció este término a los derechos laborales.

«Me parece que la Convención ha hecho un trabajo interesante, en el sentido de poder equilibrar dos derechos que en el derecho de autor generalmente se ven enfrentados: que es el derecho al acceso a la cultura y el derecho de los autores a recibir una retribución por su trabajo. Me parece que la precarización del sector (…) hace que sea necesario el derecho, pero entendiéndolo desde una lógica laboral», sostuvo.

La secretaria de Estado recibió una ola de cuestionamientos desde el mundo cultural. En ese contexto, tuvo que salir a aclarar sus dichos a través de un hilo en Twitter, donde precisó que su frase «no implica en ningún caso negar los derechos adquiridos por las organizaciones de creadores y creadoras».

Izkia Siches y una polémica que cruzó fronteras

Uno de los principales desafíos para la ministra del Interior, Izkia Siches, es el conflicto en La Araucanía. Su administración comenzó con una fallida visita a Temucuicui que ha marcado la pauta de su gestión al mando de la cartera.

Pero sus planes eran otros. Inicialmente la secretaria de Estado había optado por una estrategia centrada en actos reivindicativos y simbólicos para el pueblo mapuche. De hecho, para diferenciarse del lenguaje militarista del gobierno anterior, comenzó a reemplazar el concepto de Macrozona Sur por Wallmapu.

Sin embargo, el término generó críticas, pero no en Chile, sino en Argentina. El exministro de Seguridad de Chubut, Federico Massoni, cuestionó a la autoridad nacional por intentar «establecer nuevos reconocimientos territoriales» y «atentar contra la soberanía» trasandina.

De hecho, el concepto Wallmapu hace referencia a un amplio territorio que se extiende desde el océano Pacífico hasta el Atlántico. En ese contexto, Massoni llamó al gobierno argentino a que «le aclaren a los chilenos que dentro de nuestro territorio no existe ningún Wallmapu, existe la provincia de Chubut».

Inesperadamente, el cuestionamiento hizo ruido en La Moneda y la ministra Siches optó por retractarse. «Si he producido malestar a nivel nacional o a nivel trasandino pido todas las excusas correspondientes», dijo.

Otra de la ministra Siches: la chambonada del avión

Una de las mayores crisis que atravesó el gobierno en sus primeros días fue un error comunicacional de Izkia Siches que estuvo cerca de costarle el cargo. En la comisión de seguridad de la Cámara de Diputados, la ministra del Interior realizó una dura acusación contra el gobierno anterior.

«Identificamos que uno de los aviones de las expulsiones que se hicieron a Venezuela, retornó con las mismas personas, y nosotros no teníamos idea (…) ¡con todos los pasajeros expulsados!», aseguró. Dicha frase cayó como una bomba en el escenario político y llovieron las críticas.

Sin embargo, varios personeros del gobierno anterior, incluido el exministro Delgado, descartaron las acusaciones al instante. Y el tiempo les dio la razón, porque la misma Izkia Siches terminó asumiendo el error en Twitter. La ministra reconoció que entregó «información incorrecta» e invocando un «espíritu republicano» ofreció disculpas al anterior timonel de Interior.

Notas relacionadas

Deja tu comentario