Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Música

22 de Agosto de 2022

El día en que Jaime Guzmán llenó de ramitos de violetas a Zalo Reyes: “Personalidad avasalladora poco frecuente en chilenos”

Capturas de Youtube

Los dichos fueron entregados a la edición de marzo de ese año de revista Vea, y fueron recogidos por el libro "Llora, corazón. El latido de la canción cebolla" de la periodista Marisol García.

Por

Tras el fallecimiento este domingo 21 de agosto del destacado músico nacional, Zalo Reyes, la redes sociales se han llenado de reacciones y recuerdos sobre su carrera. Incluso, han salido a la luz dichos del ex senador -y colaborador de la dictadura- Jaime Guzmán.

También, dentro de los homenajes, ha cobrado relevancia su participación en el Festival de Viña el año 1983. A pesar de que en esa edición se presentaron artistas muy relevantes como Los Jaivas, José Luis Perales y Ana Bélen, el «Gorrión de Conchalí» logró conquistar al monstruo.

Zalo Reyes se presentó dos noches, y el público valoró su talento, gracia y cercanía. Pidieron la antorcha a pocos minutos de empezar sus presentaciones, y se fue con todos los premios posibles.

Este hito representó un disparo en su carrera, lo que fue analizado por la edición de marzo de la revista Vea. De esta forma, elaboraron un reportaje de cinco páginas sobre «el hombre tras este boom criollo», según recoge la periodista Marisol García en su libro «Llora, corazón. El latido de la canción cebolla».

¿Qué opinó Jaime Guzmán?

A propósito de su muerte, García liberó el capítulo sobre el conchalino de su libro, donde sostiene que «en la historia de la cebolla y la canción de amor chilenas, Zalo Reyes tiene un estatus diferente a cualquier otro».

En ese mismo extracto, García recoge las opiniones sobre el músico de diversos personajes como Patricia Maldonado, el director de TV Gonzalo Beltrán, y el escritor Pablo Huneeus.

Además, revista Vea también consultó uno de los artífices de la Constitución de 1980, Jaime Guzmán Errázuriz. «Si bien no ha definido aún su personalidad artística, creo que tiene condiciones innatas, excepcionales y variadas para triunfar», sostuvo en ese entonces el abogado gremialista.

«Es poseedor de una gran autenticidad y una personalidad avasalladora poco frecuente en los chilenos, que lo hace comunicarse muy bien con su público. A esto hay que sumarle una habilidad natural para comprometer a la gente en lograr el éxito de su presentación. Sabe hacer sentir a los demás la necesidad de que a él le vaya bien. Esto es muy sutil pero a mi juicio muy importante», opinó Guzmán.

Para concluir señalando que «deseo que le siga yendo muy bien».

Puedes leer el capítulo completo sobre Zalo Reyes del libro «Llora, corazón. El latido de la canción cebolla» de Marisol García en este link.

Notas relacionadas

Deja tu comentario