Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Nacional

17 de Septiembre de 2022

«Acá se montó una estrategia comunicacional»: la crítica de Felipe Berríos acusando un «show mediático» de la Fundación para la Confianza

Captura

Luego de las denuncias en su contra, el sacerdote jesuita apuntó contra dicha institución afirmando que "es evidente que en el último tiempo sus prácticas y estándares no han sido los adecuados".

Por The Clinic

El sacerdote Felipe Berríos se volvió a referir a las denuncias en su contra por presuntos “actos de significación sexual”, contexto en el que además cuestionó el rol de la Fundación para la Confianza respecto al caso.

En entrevista con La Tercera el jesuita, que se encuentra suspendido de sus funciones hace más de cuatro meses, afirmó que tras enterarse de los hechos que se le imputan “mi reacción fue la de cualquier persona a la que acusan de algo que no ha hecho: incredulidad, desazón, rabia”.

“Me gustaría decirle otra cosa, pero no le puedo mentir. Me he acordado de tantas personas que he conocido en mi vida sacerdotal y a las que he tratado de apoyar producto de las situaciones de injusticia que les ha tocado vivir. Ha sido duro”, añadió.

Felipe Berríos además relató que “ha sido complejo, sobre todo en lo referente a la posibilidad de defenderme, porque en el caso de una acusación canónica, yo prefiero la justicia abierta de todos los chilenos donde poder defenderme. Esa sensación de injusticia, de tener una jurisprudencia distinta a la de todos los chilenos es lo que más duele”.

El sacerdote además aseguró que “conozco solo a una de las cuatro denunciantes. Hace unos 25 años conocí y acompañé a padres y madres que perdieron a sus hijos en un terrible accidente. Entre ellos estaban los abuelos de una denunciante”.

Asimismo, explicó que en su declaración ante la abogada investigadora señaló que “conocía a su familia, claro. Recuerdo muy bien ese momento, pues fue algo excepcional, ya que mi trabajo pastoral en Infocap no era con adolescentes, sino que con adultos y universitarios”.

Respecto al encuentro en su oficina acusado por la denunciante, Felipe Berríos aseguró que “esa vez la mamá me pidió que conversara con su hija, porque la niña estaba muy angustiada por un problema personal que no voy a revelar. Conversé con ella mientras su mamá y mi secretaria estaban a pasos de donde conversábamos. Fue algo breve, solicitado por su madre, y luego ambas se fueron agradecidas. Y eso fue todo”.

La crítica de Felipe Berríos contra la Fundación para la Confianza

El sacerdote además cuestión el trato que se la ha dado al caso a nivel mediático, apuntando a que “más allá de lo publicado en uno u otro medio, lo indesmentible es que acá se montó una estrategia comunicacional”.

Felipe Berríos recordó en esta línea que “la propia abogada investigadora contratada por la Compañía de Jesús salió a desmentir varias de esas publicaciones”, acusando además que “acá hay un modus operandi muy claro de la Fundación para la Confianza”.

Sobre este punto, el jesuita fustigó que dicha institución “se presta para un show mediático a través de su abogado, el señor (Juan Pablo) Hermosilla”.

“Mire los hechos: antes de que se conociera el resultado preliminar de la investigación previa e incluso antes de que haya una resolución del Vaticano -camino que ellos eligieron para denunciar-, la fundación filtra información a la prensa y protagoniza reportajes incluso en televisión“, complementó.

Asimismo, sostuvo que “acá quiero ser muy claro: la Fundación para la Confianza lleva adelante una causa loable y necesaria para contribuir a que no haya abuso infantil en Chile, causa que comparto en un mil por ciento. Sin embargo, es evidente que en el último tiempo sus prácticas y estándares no han sido los adecuados”.

“Nunca me he aprovechado de mi condición de sacerdote”

Por otro lado, el sacerdote se refirió a los delitos que se le imputan señalando que “nunca me he aprovechado de mi condición de sacerdote y, como ya dije, tras conocer los relatos puedo afirmar que no he cometido los actos de supuesta significación sexual que se describieron ante la investigadora y que la Compañía de Jesús describió como ‘tocaciones y diversos traspasos de límites’ en mi ejercicio como sacerdote”.

“Más aún, ese mismo comunicado declaró inverosímil la parte del relato de una denunciante, que hoy tiene 32 años, en que ella aludió a una supuesta imagen en la que habría recordado una relación sexual que me involucraría. Pero eso quedó totalmente desacreditado”, sentenció.

Notas relacionadas

Deja tu comentario