Los vínculos que mantiene hasta el día de hoy el sacerdote Gerardo Joannon Rivera con una de las mujeres que habría entregado irregularmente en adopción a su hijo se encuentra investigando la Congregación de los Sagrados Corazones, de la cual forma parte el religioso.

Según consigna Emol, el canonista salesiano David Albornoz pretende establecer el tipo de relación que existe hace más de 30 años entre el suspendido cura y la psicóloga que en 1983 entregó a su hija, la que se aseguró murió en el parto, después de quedar embarazada de Andrés Rillón, hijo del comediante del mismo nombre.

Lo anterior resulta relevante dado que sacerdote negó cualquier nexo con los involucrados en las adopciones: “Yo no tengo ninguna relación con ningún papá. Nunca supe quienes son los papás y nunca estuve reunido con ellos”, aseguró a Canal 13, ocasión en la que también expresó que no hará “nada”para ayudar a esclarecer la situación.

Entre los antecedentes del caso se encuentra el testimonio de docentes del colegio de las Monjas Francesas del Sagrado Corazón, quienes fueron testigos de la amistad que se inició cuando la mujer estudiaba en dicho establecimiento. Asimismo, existen imágenes de las vacaciones que Joannon y la mujer compartieron en 2009 junto a los hijos de ella.