Fiscal Gajardo busca despejar contenido de cita de Wagner con altos ejecutivos de minera de Délano cuando era subsecretario

Según información recabada por The Clinic Online, que fue corroborada por fuentes cercanas a Wagner, existen al menos dos antecedentes que podrían complicar al ex subsecretario: un correo donde Pedro Ducci -yerno de Délano-, le solicita una audiencia para presentarle el proyecto Minera Dominga y una cita que Wagner concedió, tras este email, a altos ejecutivos de la empresa. Habrían asistido Ducci e Iván Garrido. El primero es vicepresidente de operaciones y el segundo es gerente general de la entidad. La misma cita se sostuvo con el ministro de Minería de la época, Hernán de Solminihac.

Pablo Wagner A1
El 5 de noviembre personal de la Policía de Investigaciones acudió hasta el ministerio de Minería para retirar datos de informática relacionados con el ex subsecretario Pablo Wagner San Martín.

La diligencia se enmarcó en la indagación que se encuentra realizando el fiscal Carlos Gajardo sobre los pagos que recibió Wagner por parte de Penta cuando se desempeñaba en el cargo -tres millones de pesos bimensuales- y la eventual comisión de algún ilícito dado que Carlos Alberto “Choclo” Délano, uno de los dueños del holding, creó en esa época Andes Iron, una empresa minera.

Según información recabada por The Clinic Online, que fue corroborada por fuentes cercanas a Wagner, existen al menos dos antecedentes que podrían complicar al ex subsecretario: un correo donde Pedro Ducci -yerno de Délano-, le solicita una audiencia para presentarle el proyecto Minera Dominga y una cita que Wagner concedió, tras este email, a altos ejecutivos de la empresa. Habrían asistido Ducci e Iván Garrido. El primero es vicepresidente de operaciones y el segundo es gerente general de la entidad.

Representantes de la empresa también concretaron una cumbre con el entonces ministro Hernán De Solminihac. Éste último se desmarcó de Wagner cuando este medio dio a conocer los pagos por parte de Penta y adujo que “no teníamos ninguna información respecto a lo que aparece en los diarios de hoy y no teníamos ninguna relación para poder sospechar una situación de estas características”.

Garrido y Pedro Ducci ya declararon voluntariamente frente a Gajardo y en la ocasión habrían reconocido la existencia de emails donde se le habría solicitado a Wagner una reunión para presentar el proyecto.

En la cita con Gajardo, apuntan fuentes de la investigación, se buscó colaborar con la indagatoria de Gajardo y despejar cualquier vínculo con Penta, pues el proyecto Andes Iron pertenece sólo a Délano y no forma parte de ninguna operación del holding.

Tal como informó The Clinic Online ayer, el fiscal pudo escuchar el relato de cómo se estructuró la empresa y el detalle de la serie de citas que se gestionaron con distintas autoridades de esa época debido a que se trata de un proyecto multisectorial. También informaron que han concretado reuniones con autoridades del actual gobierno. En total, los ejecutivos han sostenido desde 2011 a la fecha 7 encuentros con ministros, 10 con subsecretarios de distintas carteras, además de gobernadores y alcaldes.

Sobre los supuestos pagos a Wagner, ambos ejecutivos afirmaron que desconocían dichos vínculos comerciales con la ex autoridad y Penta.

La línea que Gajardo busca despejar es la existencia de actos administrativos que involucrarían a Wagner en la utilización de influencias en beneficio de Andes Iron. En este mismo ámbito, el Consejo de Defensa del Estado, en su comité penal, decidió querellarse por el delito de cohecho en contra del militante UDI.

La defensa de Wagner, dado el carácter reservado de la indagatoria, no ha tenido conocimiento de los antecedentes que existen en la investigación, sin embargo, allegados a la causa precisan que el fiscal, para configurar el delito debe demostrar en primer lugar que no es habitual que se realicen encuentros como el sostenido con los ejecutivos de Andes Iron -que se realizó cuando se desarrollaban trabajos de prospección- y además que hubo gestiones por parte de Wagner para acelerar los procesos o conseguir privilegios para la empresa de Délano. El desafío es mayúsculo, toda vez que, más allá de lo controversial de los pagos, no existiría ninguna autorización o permiso firmada por Wagner para Andes Iron.

FISCAL DETIENE ENTREGA DE ANTECEDENTES A THE CLINIC

El día 3 de noviembre The Clinic Online ingresó solicitudes de información vía transparencia al ministerio de Minería que buscaban establecer -a través de la petición de emails, la agenda pública de Wagner y otros documentos-, si el exsubsecretario, durante la época en que se desempeñó en su cargo, tuvo algún contacto vía correo electrónico o concedió alguna audiencia personeros vinculados a Andes Iron y Penta.

Los datos fueron remitidos por Minería al Ministerio Público el 19 de noviembre de 2014 dado que esta institución pidió acceso a la misma información. Con fecha 26 de noviembre, Minería respondió que la “Subsecretaria de Estado se encuentra impedida de proporcionar los antecedentes solicitados al haber sido deducida la oposición en tiempo y forma” en referencia a que la Fiscalía Metropolitana Oriente se opuso a que este medio pudiera revisar datos que, en el caso de las audiencias, son de carácter público.

En concreto, se respondió que “la Fiscalía aludida se opone a la entrega de los antecedentes requeridos en virtud de lo dispuesto en e1 articulo 21, N°1, letra a) de la ley N° 20.285, toda vez que su publicidad, comunicacion o conocimiento afecta el debido cumplimiento de las funciones del Órgano, por tratarse de información que pueda afectar la investigacion y persecución de un crimen o simple delito en actual tramitación, cuya publicidad, divulgacion e información se rige por la ley procesal penal, especialmente por la norma del articulo 182 del Código Procesal Penal”.

Esta información es de interés ya que, según consigna una publicación de febrero de 2012 de la revista Qué Pasa Minería, a inicios de 2011, Délano y José Antonio Garcés -de la Viña Garcés Silva-, debutaron en el trabajo minero cuando “compraron hace poco más de un año el proyecto Minera Dominga, ubicado en la costera comuna de La Higuera, unos 65 kilómetros al norte de La Serena. Como se trataba de un proyecto que ya venía con ciertos avances, rápidamente ingresaron una Declaración de Impacto Ambiental (DIA) para trabajar en la prospección del yacimiento, autorización que recibieron en julio del año pasado”.

Aunque los datos oficiales no fueron entregados, este medio pudo establecer que sí hubo emails y al menos una reunión.

Comentarios