Anres Velasco lanza movimiento politico denominado Fuerza Publica

“Vengo a colaborar con la justicia para que esto se aclare a la brevedad”, dijo el ex candidato presidencial, Andrés Velasco, quien a eso de las 9:15 de la mañana llegó hasta la sede de Las Condes de la Fiscalía para declarar como imputado en el marco de la invetigación por la arista política del caso Penta.

Entre otras cosas, el ex ministro de Hacienda deberá responder por los 20 millones de pesos que habría cobrado al holding por un almuerzo que habría tenido lugar un poco antes de la primaria de la Nueva Mayoría, tal como señaló el gerente del grupo, Manuel Antonio Tocornal.

“La idea era que Velasco expusiera “sobre su proyecto, su visión de economía, políticas públicas y, en particular, en las materias que estábamos involucrados, sobre las Isapres y temas de salud, AFP, políticas tributarias, todas políticas importantes para Penta, que en ese momento tenía una caja de 1.000 millones de dólares y más aún de una persona que podía tener un cargo relevante en el gobierno que se avecinaba, pues era un hecho que Bachelet iba a ganar la elección”, declaró Tocornal, tal como recogió el 13 de enero la revista Qué Pasa.

Aunque dice no recordar de quién nació la iniciativa, Tocornal reconoció que él coordinó el encuentro, y que Velasco (quien fue su compañero de colegio), le planteó que “pensaba cobrarnos $ 20 millones, lo que me pareció una cifra alta, y le señalé que tendría que verlo con los Carlos”. Entonces, ocurre una cadena de mails en que participan ambos y los dueños de Penta, en la que se define la fecha del almuerzo sin acordar la magnitud del pago.

Es recién antes de su realización que el ejecutivo les plantea a sus jefes el tema del cobro, y “ellos me dijeron que viéramos la exposición primero. Después de la presentación, Délano y Lavín me dijeron que sí, que le pagáramos por la presentación los $ 20 millones”.

“Como corresponde, conversaremos primero con los fiscales con los fiscales y después con ustedes, para que esto se aclare a la brevedad, esto es para colaborar”, dijo el economista al ingresar a la Fiscalía.

Además de los 20 millones, a Velasco se le indaga por otro pago a través de un boleta de terceros.

Desde que se le comenzó a vincular con el caso, el economista ha señalado que su relación con Penta ha sido exclusivamente profesional, a través de charlas.

Ayer, el hijo de Carlos Eugenio Lavín, uno de los dueños de Penta, dijo que sabía que Velasco daba charlas al banco (Penta).

El itinerario de hechos que apunta en su contra

Según declaró Hugo Bravo en septiembre, hubo una factura pagada a la consultora Cactus, de propiedad del economista, por un monto de 20 millones de pesos, como aporte a su campaña, lo que según los últimos antecedentes tiene que ver con el mencionado almuerzo.

Luego, tal como publicó El Mercurio, aparece la declaración de Jorge Olave, contador de la ONG Tierra Firme, fundada también por Velasco.

El profesional admitió que a sugerencia del abogado Gabriel Méndez emitió una boleta a nombre de Penta. Dijo que nunca prestó servicio para el holding, pero que como el abogado se lo pidió y la ONG no tenía para pagar sus honorarios, accedió.

El tercer antecedente que le pega a Velasco tiene que ver con el intercambio de correos que involucra a Méndez, el financista de la campaña de Velasco, Tim Purcell, el ex gerente general de Penta, Manuel Antonio Tocornal y el contador Marcos Castro.

“Pago aporte Andrés Velasco”. Confírmame cuando la paguen, gracias. MAT”, es como termina una seguidilla de correos que habrían tenido como finalidad platas para la campaña del ex ministro.

La semana pasada ya había declarado ante la Fiscalía, el financista de Velasco, Tim Purcell.