Gabriel Boric y Ricardo Lagos

Gabriel Boric y Ricardo Lagos

“Terrible de arrogante” y “un político del pasado”: El afiebrado historial de opiniones de Boric sobre Lagos

El exmandatario tomó la decisión de respaldar al abanderado de Apruebo Dignidad en segunda vuelta, sin embargo, hasta ahora nunca habían acercado posiciones. Es más, Gabriel Boric prácticamente basó su carrera política en un discurso crítico con los gobiernos de la Concertación y, en especial, contra el otrora Presidente.

“Lo que soy, lo que es mi historia, mi pasado, obviamente que en esta coyuntura tengo que decir Boric”. Con esas palabras, el ex-Presidente Ricardo Lagos despejó todas las dudas sobre su opción de cara a la segunda vuelta presidencial.

En entrevista con Radio Duna, el exmandatario definió al abanderado de Apruebo Dignidad como un personaje que “puede dar el ancho”. También destacó que su “amplitud de criterio” quedó demostrada cuando “en un momento crucial actuó correctamente”.

El propio Gabriel Boric agradeció el gesto: “Es coincidente con su historia de lucha por la democracia y hoy estamos ante una dicotomía donde nos enfrentamos ante una situación donde podemos retroceder. Y por lo tanto, no me sorprende, lo agradezco y vamos a seguir conversando”.

Los febriles días como dirigente estudiantil

Ciertamente, la relación entre Boric y Lagos nunca fue tan amistosa. Desde sus tiempos como dirigente estudiantil en la Federación de Estudiantes de la U. de Chile, el diputado estructuró su relato en base a un discurso crítico a los gobiernos de la Concertación y sus principales figuras.

Un hito clave fue la entrevista que en Enero del 2012, el exmandatario le concedió a Daniel Matamala en la revista Qué Pasa, donde defendió enérgicamente su gestión. “¿Y por qué tengo que hacer una autocrítica?”, le replicó al periodista.

Tras leer sus declaraciones, Boric repasó a Lagos en su cuenta de Twitter: “Estoy desconcertado ante tanto delirio”. Apenas dos meses antes, el entonces líder autonomista había derrotado a Camila Vallejo (PC) en las urnas por menos de 200 votos y se había erigido como presidente de la Fech.

A esas alturas, Boric ya había ganado cierta fama como dirigente. En 2009 encabezó la toma de la Facultad de Derecho contra el decano Roberto Nahum. Al año siguiente, Sebastián Piñera era investido por primera vez como Presidente, mientras él era electo senador universitario. Así lo sorprendió el estallido estudiantil del 2011.

Poco antes de las manifestaciones, Ricardo Lagos fue uno de los invitados estelares del programa Tolerancia Cero de Chilevisión, donde ahondó en los desafíos del país para los próximos 20 años. Boric afiló sus palabras en Twitter, donde cuestionó en duros términos al exmandatario. Sólo le concedió una cosa: “Lagos es terrible de arrogante, autorreferente y un político del pasado, pero tiene razón con la necesidad de un nuevo pacto tributario”.

Otro de los temas donde ambos hicieron cortocircuito fue por el Crédito con Aval del Estado (CAE). En una entrevista con El Mostrador, el ex-Presidente reconoció que posiblemente hubo una “colusión de los bancos” para cobrar el 6% de interés, llamando a resolver el tema.

En ese momento, Boric decidió sacar toda su artillería contra Lagos. En una entrevista con Radio U.Chile, calificó sus declaraciones de “extemporáneas” y lo instó a “pedir disculpas por esta política pública que endeudó a muchas familias y trajo tremendas consecuencias negativas”.

“No es de mi interés parecer un agorero que encuentra todo mal, pero es importante denunciar la incoherencia en que cae nuestra clase política. El ministro de entonces, Sergio Bitar, y el Presidente Lagos, nos tildaron de egoístas. Siete años después, con un oportunismo insólito, que Lagos venga a acusar colusión de bancos, es sorprendente. A uno lo deja sin palabras”, enfatizó.

Boric v/s Lagos recargado

Cuando Gabriel Boric fue electo diputado en 2013, comenzó a hacer ruido por nimiedades como su forma de vestir; de hecho, el diputado Urrutia le llegó a exigir que se pusiera corbata. Sin embargo, también hizo noticia por sus opiniones, en particular contra el gobierno de la Nueva Mayoría.

En una entrevista con La Segunda, el diputado recalcó la “responsabilidad” de sus personeros en los gobierno de los últimos 20 años y los acusó de “profundizar el modelo neoliberal”. Además, apuntó que en la administración de Bachelet “no hay claridad” sobre sus tres reformas estructurales.

Boric fue más enérgico cuando el nombre del ex Presidente comenzó a circular como alternativa de cara a las elecciones presidenciales del 2017: “Ricardo Lagos es parte de quienes han generado el malestar que hoy atraviesa al pueblo de Chile y yo creo que él está en una posición contraria de quienes padecen ese malestar”.

“Bitar, Lagos y Eyzaguirre son quienes crearon el Crédito con Aval del Estado, lo han defendido. No he escuchado ninguna autocrítica respecto de ese proceso, sino más bien puras justificaciones. Por lo tanto, Ricardo lagos se va a tener que enfrentar a dar respuestas de por qué al final su gobierno eran los banqueros y los concesionarios quienes lo aplaudían, y no el pueblo de Chile”, agregó.

Según una nota de El Mostrador de Septiembre del 2016, Boric enfatizó que “nosotros queremos saber si el señor Lagos está en contra o a favor de terminar con las AFP, si está a favor de que la educación sea un derecho y no un negocio como fue durante su gobierno, cuando creó el Crédito con Aval del Estado que endeudó a miles de familias chilenas”.

En esa misma época, el diputado recogió una noticia de The Clinic sobre las declaraciones de César Barros, empresario y expresidente de La Polar, quien tildó a los miembros de la bancada estudiantil de “cabros que no se saben sacar los mocos y andan pauteando a todo el mundo”.

Boric respondió por Twitter: “Que te ningunee un empresario de empresa que se cagó a miles de chilenos, que es de derecha y que vota por Lagos, es un honor”.

Una de las últimas repasadas de Gabriel Boric a Ricardo Lagos ocurrió en 2017, cuando se inició una ola de protestas contra el gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela. Entonces, el diputado frenteamplista le recordó su posición ante el fallido Golpe de Estado que sufrió Hugo Chávez en 2002. En ese tiempo, el exmandatario se mostró dispuesto a “colaborar” con las autoridades golpistas.

“Chile debe promover y colaborar al diálogo en Venezuela. No al golpismo como hizo el gobierno Lagos el 2002. El pueblo es el único soberano”, fueron las palabras de Boric.


VOLVER AL HOME

The Clinic Newsletter
Comentarios